10 curiosidades que debes saber antes de viajar a Japón

Casi 128 millones de personas en menos de 400.000 km², nuestro primer viaje al país nipón nos deslumbró y te contamos por qué. 1 min


Hay lugares con los que soñamos conocer, viajes que buscamos, planeamos, que no nos dejan dormir de la emoción; mientras que hay otros destinos que simplemente nos eligen a nosotros. Y algo así fue lo que me pasó con Japón.

Hace dos años estaba haciendo Couchsurfing en la casa de Dustin, un australiano muy buena onda que había viajado por toda Europa hospedándose de manera gratuita, y quería devolver esa hospitalidad a otros viajeros. Yo me alojé casi un mes en su casa en Sydney, y compartimos unas semanas con Yuka, una japonesa que admiré desde el primer momento. Amigable, educada, respetuosa, sencilla y generosa. Pasamos noches enteras hablando de la cultura, las costumbres, la comida japonesa, por supuesto; y de las miles de tradiciones milenarias que su país conserva hasta hoy. Desde ese momento Japón se transformó en una asignatura pendiente.

En junio de este año, finalmente, Japón se convirtió en realidad. Desde Nueva Zelanda nos embarcamos en viaje a Bali, por segunda vez, para disfrutar un poco de las playas paradisíacas y los precios bajos del sudeste asiático, para después volar a Tokyo. Si querés saber un poco de Bali, te cuento porque tenés que visitar esta isla al menos una vez en tu vida acá.

Japón es fascinante por donde lo mires, no hay desperdicio de ningún tipo en visitarlo. Te contamos lo que más nos sorprendió en nuestra primera visita a Tokyo, Kyoto, Nara y Osaka.

  1. 1 Los precios excesivos en Japón son un mito

    No es un país barato, pero viajar con bajo presupuesto no es imposible. La buena noticia es que hay muchísimas opciones para todo, las elecciones que hagas en comida, alojamiento y transporte, como gastos inevitables, van a definirlo todo.

    • Alojamiento: No te alarmes, si buscás con tiempo podés pagar 0 yenes y hacer Couchsurfing. Nosotros optamos por hospedarnos en hostels, cuyos precios rondan entre los 18 a 35USD la noche, aproximadamente, siempre en habitación compartida. En la mayoría de los hostels o Guest houses separan las habitaciones entre mujeres y hombres. Los hoteles cápsula o los alojamientos tradicionales japoneses (ryokan) son un poco más caros pero se transforman en una buena elección para vivir una auténtica experiencia local.
    • Transporte: Este es uno de los gastos inevitables para moverte dentro del paìs y en las ciudades. Averiguá bien todas las opciones antes de viajar y reservar. En este link  está todo bastante bien explicado. Nosotros no compramos el Japan Rail Pass y en las ciudades nos movimos comprando tickets de un punto A a B, pero porque no nos convenía por la cantidad de días que íbamos (18 en total) y además intentamos caminar lo más que pudimos e hicimos algunos tramos en avión, porque era más barato.
    • Comida: La comida local y la influencia internacional en la cocina japonesa te van a tentar el paladar. Nosotros balanceamos las comidas diarias entre visitar restaurantes locales y comer comida super barata en los convenience stores o supermercados que encontrás por todos lados. LAWSON 100 es un convenience que vende todo por 100 yenes, que es un poco menos de 1 USD. Al mismo tiempo, los negocios más grandes empiezan a hacer descuentos de hasta el 70% a partir de las 18hs, por ende podes conseguir comida hecha de todo tipo por unos pocos yenes.

  2. 2 Las reglas de convivencia son muy interesantes


    El bien común está por encima de los intereses individuales en este país, y eso nos encantó. El sentido de respeto por el otro es único, y esto se ve claramente en reglas como:

    • No hay cestos de basura en la calle porque los locales son intachables en su conducta y se llevan sus propios residuos de vuelta a casa. Resulta sorprendente en algunas ciudades tan cosmopolita como Tokyo, donde no vas a encontrar ni un sólo papel tirado en la calle. 
    • No está permitido fumar en la vía pública. No sólo por la contaminación del aire, sino el riesgo de quemar a otra persona hace que no veas a ningún japonés ni turista prendiendo un cigarrillo. De todos modos,en la mayoría de los bares y restaurantes siempre hay una zona para fumadores, así que tranquilos. 
    • No se puede hablar por celular en el transporte público. Esto hace que ir en el tren, metro o bus sea un paseo tranquilo y silencioso, perfecto para leer, descansar, o escuchar música con auriculares.


  3. 3 La esvástica fue un signo milenario antes de estar asociado al nazismo


    Nos llamaba la atención mirar los mapas en Google Maps, o las señalizaciones en la ciudad, y ver la esvástica nazi para indicar la localización de algunos templos. Resulta ser que en el mundo oriental, es un signo sagrado representante de la buena salud, la prosperidad y la presencia de los buenos espíritus. 

    En Japón, la mayoría de los templos budistas están indicados con este símbolo, o “Manji”,  como ellos lo llaman. El gobierno japonés está planeando cambiar esta simbología por los grandes eventos internacionales en los que Japón va a ser anfitrión en los próximos años, para evitar confundir a los visitantes.

  4. 4 Hay máquinas expendedoras de lo que te imagines


    Al instante de aterrizar en Japón lo notamos. Las máquinas expendedoras están en todos lados: En los aeropuertos, en las estaciones, en cualquier rinconcito libre entre edificios. Creo que, sin exagerar, a no más de 50 metros podés ver una. 

    Y lo más curioso es que podés obtener lo que quieras de ellas: la mayoria son de bebidas, refrescos, y gaseosas; pero tambien podes encontrar de cigarrillos, jueguetes, golosinas, peluches, comida en general (Hasta frutas y huevos). Podés pagar con efectivo, por supuesto, o incluso con tu tarjeta de transporte público. 

    La gente las adora, son cómodas y baratas, gastan poca energía, están disponibles 24/7, y si sos residente permanente de Japón podés ser propietario de una. Mucha gente lo hace para obtener un ingreso extra. 

  5. 5 Aprovechamiento del espacio al 100%


    En Japón todo parece ser más inteligente y ordenado. Inclusive con cosas muy simples como las siguientes: 

    • Callejones: en Tokyo sobretodo, las pequeñas callecitas iluminadas son encantadoras. Pero lo que tienen de encantadoras, lo tienen de minúsculas. Las veredas tienen un tamaño muy reducido, e inclusive a veces inexistentes; esto significa compartir la calle/vereda con peatones, autos y bicicletas. Pero no es para entrar en pánico, nadie va a chocarte, todos van despacio respetando al otro. 
    • Las ciudades crecen hacia arriba muy notoriamente, y no sólo por los increíbles rascacielos. Es muy común ver aparcamientos para automóviles de varias plantas, ya que el ahorro del espacio es una prioridad.
    • En las estaciones de servicio para cargar gasolina vimos algo muy particular, las mangueras de suministro vienen desde arriba. Por ende los autos tienen mucha mayor movilidad y comodidad en la estación.
    • Los hoteles cápsula son otro claro ejemplo de como el formato de un hotel tradicional mutó a una pequeña cabina con espacio para tu cuerpo y tus cosas, si es que no tenés que dejarlas en otro lado. Siempre teniendo como prioridad la intimidad y privacidad de los huéspedes.



  6. 6 La gastronomía es increíble


    Viajar tambièn es innovar en sabores, y Japón definitivamente tiene todos los que puedas buscar. Las comidas típicas, las golosinas únicas, y la panificación exquisita serán definitivamente un ingrediente de tu viaje. Nosotros no dejamos de deleitarnos con algún sabor nuevo ni un sólo día, y no perdimos oportunidad para elogiar su comida a los locales.

    La cocina nipona tiene tal importancia cultural y tradicional a nivel mundial, que fue declarada como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, en su clasificación de Patrimonio Cultural Inmaterial. 

    El esmero, la apreciación y la importancia que se ponen en la preparación y presentación de las comidas, son extraordinarios en el mundo; siempre teniendo la simpleza como ideal. Es imperdible ir a algún restaurante tradicional con chefs japoneses para vivir una experiencia auténtica, donde podés ver absolutamente toda la cocina, generalmente no hay mozos, sino una única persona que toma los pedidos y despacha los platos; y el servicio es rapidísimo.  De todos modos, todos los mercados que visitamos nos encantaron, la comida es más barata y casi todos los stands o locales te ofrecen pruebas gratis de su comida.

    Otra cosa que nos sorprendió fue ver que en casi todos los restaurantes hay vidrieras con platos de plástico que simulan ser comida de verdad, y es la manera de mostrar el menú, algunos te hacen agua la boca. Inclusive en Akihabara, el barrio del animé y los videojuegos por excelencia de Tokyo, hay un mercado que vende solamente estos platos de plástico.

  7. 7 Influencia cultural en todas partes


    Nos encantó ver que las tradiciones del país del sol naciente sigan tan intactas al día de hoy, en contraste con sus metrópolis increíbles, donde todo parece agitado, lleno de carteles luminosos, pantallas y estímulos. A los occidentales en general, nos atrae mucho esa discordancia que puede verse entre costumbres milenarias y vanguardia tecnológica, por ejemplo.

    Japón es la cuna de la filosofía de la mejora continua, tierra de las geishas, los emperadores, las artes marciales, las ceremonias del té y jardines ancestrales en el medio de la locura de la ciudad, como espacios para practicar la meditación o armar origami; Japón tiene un sin fin de experiencias culturales para ofrecer.

    En Kyoto, la antigua capital del país, la impronta cultural y religiosa es muy fuerte. Es la ciudad de los templos y los puentes, rústica y baja, te enamora en cada rincón. Llena de toriis por todos lados, estas puertas indican el paso del mundo vulgar y mundano al mundo espiritual y sagrado.

    Algo muy típico de Japón son los onsen, o baños públicos, donde está prohibido ingresar si tienes tatuajes, asociado esto con la antigua mafia japonesa, cuyos integrantes tenían todo el cuerpo atuado. Pese a que los japoneses conocen el hecho de que en el mundo occidental es muy normal tener tinta sobre la piel, es una cuestión de respeto hacia su cultura e idiosincrasia. 

  8. 8 Los japoneses son..


    Supersticiosos, ordenados, silenciosos, adictos al trabajo, super respetuosos, aficionados a cosas extrañas (para nosotros) y siempre intentando evitar el contaco físico, en lo posible. Existen diferentes niveles de respeto en las conversaciones, y se utilizan distintos saludos para cada caso. 

    La gente es muy amigable y hospitalaria al mismo tiempo; cuando nos veían un poco perdidos, locales que hablaban inglés se acercaban a preguntarnos si necesitábamos ayuda, o incluso en japonés siempre estarán dispuestos a guiarte con lo que necesites. La amabilidad de los policías nos dejó boquiabiertos también. 

    En un parque de Tokyo un hombre nos regaló hermosas piezas de origami, aunque no le entendimos ni una palabra, sus acciones y su tranquilidad lo superaron todo. 

    Nadie agarrará nada que no le pertenezca, nos dijeron. Un claro ejemplo de esto es ver a la noche, miles de bicicletas estacionadas sin candado. Y así fue también que me olvidé mi Go Pro en el Tokyo Metropolitan Government Building, y al día siguiente la recupere en el Lost & Found.

    Las chicas jóvenes parecen muñecas de porcelana: adoran ponerse pelucas, pestañas y uñas postizas, maquillarse, vestirse igual que sus amigas o sus parejas, y tener siempre lo que sea el último grito de la moda. 

    En general aman los video juegos, inclusive si no están durmiendo la siesta en sus trabajos, los japoneses se hacen una escapada a jugar en su break laboral. 

  9. 9 La obsesión con la tecnología se ve en todos lados.. e incluso llega hasta los baños


    La tecnologia en general es una parte esencial de la vida japonesa, buscan la comodidad al extremo y todo lo que les haga la vida más fácil es bienvenido. 

    Es muy normal ver robots, automóviles sin volantes, museos futuristas y miles de dispositivos de belleza que prometen juventud eterna. 

    Eso sí, la tecnología tiene una especial influencia en los baños o inodoros, incluso en los baños publicos. Una botonera con opciones se ubica a la derecha del inodoro incluyendo un bidet y dándote la posibilidad de poner musica, aumentar la presion del agua, cambiar la direccion, etc. Tirar la cadena puede ser toda una ciencia en este país. 

  10. 10 Hay demasiadas actividades y paseos para hacer


    Esto más que una curiosidad, es una recomendación. Si vas por un tiempo limitado a Japón, pensá un poco en tu itinerario de viaje para aprovecharlo al máximo.

    Sabemos que las mejores cosas suceden sin planear, son esos hechos, lugares o personas que aparecen espontáneamente en el camino y te sorprenden de la mejor manera; pero nos guste o no, en un país con tanta historia y tantos lugares mágicos, es imprescindible investigar un poco antes de ir para poder elegir qué visitar, qué hacer, qué te interesa más, y qué ciudades o cosas podés dejar para una segunda vuelta por Japón en el futuro. 

    Los imperdibles de Tokyo para nosotros fueron: 

    • Los miradores gratuitos de Tokyo Government Building en el barrio de Shinjuku.
    • Shinjuku Gardens y Meiji Temple.
    • Shibuya Crossing: aproximadamente 5000 personas cruzan por esta intersección cada vez que el semáforo se pone en verde para los peatones, en frente está la estatua de Hachiko.
    • Imperial Palace
    • Si sos un fanático del animé, o un curioso, el barrio de Akihabara es un must. Hay muchos locales donde te venden tecnología tax free, si presentas tu pasaporte, y negocios de lo que te imagines. Visitamos uno de los sex shops más grandes del mundo en esta zona.
    • Ueno Park
    • Tokyo State Guest House (Nunca ví tanto oro junto en mi vida)
    • Barrio de Asakusa: es un barrio tradicional de Tokyo donde está el famoso templo Senso-ji, la Sky Tree Tower y un mercado tradicional por la calle principal, muy visitado por turistas y locales todos los fines de semana.
    • Omotesando
    • Takeshita Dori y Harajuku
    • Tsujiki fish market
    • Jardines Hamarikyo
    • Teatro Kabukisa
    • Odaiba: lo que más nos gustó fue el Digital Art Museum
    • En Ginza: Nissa crossing, Yurakuchu, Tokyo Tower.
    • Disney TOKYO: Lo disfrutamos mucho porque es entretenimiento 100% japonés.
    • Vida Nocturna: Kabuchiko, Golden Gai, Roponggi Hills

    Viajamos en época de lluvia, y pese a que nos tocaron unos días increíbles de muchísimo calor en pleno Julio, el clima no nos ayudó para poder visitar el Mount Fuji, pero por lo menos nos queda una excusa para volver. 

    Después volamos desde Tokyo a Osaka, y desde el aeropuerto nos tomamos varios trenes que llegaban a Kyoto, era la forma más económica de hacerlo pero demoramos bastante. Nos alojamos en Santiago Guest House, un hostal con buenísima ubicación. Kyoto es una ciudad para perderse entre sus templos y sus puentes, es mucho más pequeña que Tokyo así que moverse en bicicleta o en bus es una buena opción. Nuestros recomendados serían: 

    • Gion
    • Yasaka Shrine
    • Sanjusangen-do o templo de los 1000 buddhas 
    • Templo de oro
    • Templo de plata
    • Nijo Castle
    • Kyoto Imperial palace
    • Fushimi INari
    • Shimogamo Shrine
    • Kiyomizudera
    • Shijo Dori 
    • Nishiki market
    • Kyoto tower
    • La zona céntrica al lado del río principal está llena de restaurantes para deleitarse.
    • Nos fuimos desde el centro de Kyoto hasta Arayishama para recorrer el bambú Forest y algunos templos de la zona, alquilamos una bici desde las 9am hasta las 6pm por 700 yenes cada uno y unos 2000 de depósito. 

    Desde Kyoto nos tomamos un tren hacia Nara, para pasar el día en la tierra de los bambis, dejamos el equipaje en los lockers de Nara Station ya que al final del día nos encaminábamos a Osaka. 

    En Nara recorrimos la zona del Centro y el Nara Park, adentro hay jardines botánicos y varios templos para recorrer. Almorzamos en la zona de Naramachi, que es básicamente el mercado céntrico del pueblo. 

    En Osaka, la zona céntrica de Dotonbori y capital de la gastronomía japonesa nos encantó. Hay edificios increíbles que sorprenden con su arquitectura, el imperdible castillo de Osaka, el museo de noodles, el Panasonic Center y Universal Studios son de lo mejor de esta ciudad. 

    Las páginas web que más nos ayudaron para planear nuestro viaje fueron: JAPAN GUIDE y JAPON.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

María Luján

Viajar lo es todo. Amante de la naturaleza y de los animales. Fan del verano.

Argentina. Vegetariana. Abogada. Soñadora 24/7.

Creer en vos mismo es el inicio de todo lo demás.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines