Islas Baleares: qué hacer en el archipiélago español situado sobre el Mediterráneo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las islas Baleares han de ser uno de los destinos favoritos en España para disfrutar de la costa balnearia sobre el Mar Mediterráneo. Desde apreciar el encanto natural de la Reserva de la Biósfera hasta incursionarse en las actividades náuticas en las imponentes aguas de la zona.

Conformadas por las islas de Mallorca, Ibiza, Menorca y Formentera, estas islas comprenden un paraíso

Mallorca

Aunque Mallorca cuenta con gran porcentaje de su territorio protegido por declaración, aquí podrás disfrutar de unos 550 kilómetros de costa con playas como el ArenalCala Mesquida o Sa Coma

Playa de Cala Mesquida

Sin embargo, Mallorca es más que sol y playa. También te esperan paisajes naturales impresionantes como Sierra de Tramuntana o parques como S’AlbuferaMondragó y Sa Dragonera. Otra alternativa de paseo que incluye a su vez un fondo marino de posidonias oceánicas disponible en el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera.

Sierra de Tramuntana

Mallorca también destaca por el importante papel que juega la cultura. En su capital, Palma, se presenta uno de los núcleos históricos mejor conservados de todo Europa. De hecho podrás pasear por los patios del casco antiguo y visitar su Catedral y el castillo del Bellver, lugar desde el cual dicen puedes obtener la mejor vista panorámica de Mallorca.

Ibiza

Mundialmente, Ibiza es reconocida por sus noches especiales: ocio nocturno, fiestas en terrazas desde el atardecer hasta altas horas y hasta discotecas con las últimas tendencias. No obstante, esta isla de playas blancas también tiene por igual como característica principal una paradisíaca naturaleza de parques y parajes: la variedad de valor cultural y de biodiversidad presente en Ibiza han hecho que la UNESCO la convierta en Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de una isla un poco más pequeña que Mallorca, ya que sólo posee 210 kilómetros de costa. Quizás no muchos, pero sí suficientes. Aquí podrás disfrutar de caminatas por la orilla del mar, bañarte en aguas cristalinas y pasar las mejores tardes al sol mientras realizas deportes acuáticos en playas como Santa Eulària y Sant Antonio y San Josep. Incluso, por qué no, también podrías combinar con un paseo hacia Formentera, una isla vecina que se encuentra a unos pocos 30 minutos en barco.

Playa Santa Eulària

Menorca

Esta isla también ha sido declarada Reserva de la Biósfera por la UNESCO, posee paisajes tranquilos y un sol que brilla iluminando las mejores jornadas de playa.

Menorca se alimenta de pequeños pueblos, su naturaleza, con espacios como el Parque Natural de S’Albufera des Grau, o el espectáculo de los almendros en flor a finales de enero. Resulta una isla espectacular para hacer excursiones caminando o en bicicleta, para apreciar de igual forma el contacto con la naturaleza del lugar.

Parque Natural de S’Albufera des Grau

Formentera

La Isla de Formentera es la más pequeña del archipiélago que conforma a las Islas Baleares en España. Para acceder a esta isla es sumamente sencillo tomarse un ferry desde Ibiza, la isla que se encuentra más cercana a Formentera. Sus playas rodeadas de dunas y pinos comprenden el paisaje natural más admirable, donde incluso podrás realizar actividades como snorkel y navegación.

Aquí podrías incluso vivir una experiencia de lujo sobrevolando en helicóptero el perímetro de la Isla de Formentera para disfrutar de islas como Isla de Ses Parres, Cabo de Punta Alta, Cova de Son Aigua, Raco de Punta de Sa Creu, Faro de la Mola, Punta des Far, Es Palmer, Calo des Mort, Raco Fondo, Playa Migjorn, Cap de Barbaria, La Savina.

Bañarse en las Grutas de Tolantongo: un plan infalible para conocer las aguas termales en México

Las postales de las Grutas de Tolantongo parecen dignas de un tablero de Pinterest: destino paradisíaco, contraste de escenarios naturales y una sensación de descanso y relax inexplicable. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El autobús de “Into the Wild” ya encontró un nuevo hogar en Alaska

El autobús de INTO THE WILD, famoso por las aventuras en la vida real y desafortunadas de Chris McCandless, ahora llamará hogar a un museo en Fairbanks.

El autobús abandonado donde Chris McCandless pasó los últimos meses de su vida, como se cuenta en la novela de 1996 Into the Wild de Jon Krakauer y en una adaptación cinematográfica del mismo nombre en 2007, estaba ubicado al lado del río Teklanika en Alaska desde principios de los años sesenta.

En junio de 2020, el autobús fue trasladado en avión desde el sitio para evitar que los fanáticos intentaran caminar hasta él: la caminata para llegar a él fue traicionera, lo que requirió que los excursionistas vadeen ríos, y varios murieron en el camino.

El jueves, el Departamento de Recursos Naturales de Alaska anunció que el autobús probablemente se alojará en el Museo del Norte de la Universidad de Alaska en Fairbanks.

Corri Feige, comisionado del Departamento de Recursos Naturales, dijo: “Puede honrar todas las vidas y sueños, así como las muertes y penas asociadas con el autobús, y hacerlo con respeto y dignidad”.

El autobús 142 es una cosechadora internacional verde y blanca de la década de 1940, que se ha convertido en un icono de la escritura de Krakauer. Christopher McCandless, de veinticuatro años, se instaló en el autobús abandonado durante 114 días en busca de la soledad, antes de morir solo en el sitio en 1992.

Así es como sacaron el autobús de Into the Wild de su lugar ‘original’

https://www.facebook.com/watch/?v=603293116961963&t=0
Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO