Reproducir vídeo

Descubre el “Boneyard” en Arizona: el mayor cementerio de aviones del mundo que puedes visitar gracias a un tour

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Quizás parezca una triste comparación pero, así como cuando las personas mueren son llevadas a un cementerio, cuando los aviones cumplen con su vida útil también tienen un lugar destinado a su “eterno descanso”.

Esto último ha llevado a que muchos de los sitios que reciben aviones ‘retirados’ sean considerados, ni más ni menos que como “cementerios de aviones”.

En el mundo existen muchos, pero estoy segura que como el que quiero mostrarte hoy no hay en ninguna otra parte del mundo. Indudablemente esa puede ser la razón por la cual este cementerio es conocido como “The Boneyard“.

Foto: Fuerza Aérea de EE. UU. / Sargento técnico Bennie J. Davis III

Situado dentro de la base aérea de Davis-Monthan Arizona, el ‘309th Aerospace Maintenance and Regeneration Group (AMARG)‘ se ha consolidado como el mayor cementerio de aviones del mundo. Hablan de ello sus cifras extraordinarias: aquí residen más de 4.000 aviones militares de todo tipo.

Con un predio que alcanza una superficie de 11 kilómetros cuadrados, Arizona se ha consagrado con el mayor cementerio de aviones, repletos de aeronaves en desuso que datan desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

El ‘309th Aerospace Maintenance and Regeneration Group (AMARG)’ comenzó a ver la llegada de aviones en el año 1946, cuando las fuerzas aéreas iniciaron allí el almacenamiento de los aviones sobrantes. Desde sus inicios, sólo respondía para utilidad de la fuerza aérea pero con el paso de los años, más precisamente a partir de 1962, comenzaron a llegar también aviones de la armada, de la marina y de otras agencias gubernamentales del país.

La elección de este lugar parece inmejorable: la falta de lluvias y humedad en un estado característico por su sequía, sumado a la alcalinidad del terreno, han logrado que se alargara el proceso de oxidación de las aeronaves. Al mismo tiempo, el suelo ha resultado lo suficientemente firme como para no vencerse con el peso de semejante cantidad de aviones. Esto, sin dudas, ha permitido que no sea un requisito construir infraestructura especial.

Foto: Fuerza Aérea de EE. UU. / Sargento técnico Bennie J. Davis III

Así es como, con el paso de las décadas, la base de Davis-Monthan pasó a formar parte de un gran “estacionamiento” de aviones al aire libre. En su mayoría, llevan años aparcados (y tal parece que así se quedarán por siempre); otros, en cambio, han sido desarmados para reutilizar sus piezas o se encuentran de paso mientras reciben mantenimiento antes de su distribución.

Foto: Fuerza Aérea de EE. UU. / Sargento técnico Bennie J. Davis III
Foto: Fuerza Aérea de EE. UU. / Sargento técnico Bennie J. Davis III

Según ha indicado la revista Argunners, cuando un avión llega al AMARG, pasa por un proceso de preservación en profundidad. Las armas, los cargos de los asientos de eyección, el equipo clasificado y cualquier cosa que pueda ser robada fácilmente se retiran de la aeronave: “Luego, los trabajadores drenan el sistema de combustible y bombean aceite liviano, que se drena nuevamente, dejando una capa de aceite que protege el sistema de combustible. Luego, un equipo de servicio de preservación cubre todas las tomas del motor, las áreas de escape y cualquier espacio o grieta en la aeronave con cinta adhesiva, papel y plástico. Un trabajo que puede tomar alrededor de 150 horas por avión. Luego, las aberturas más grandes, como las salidas de bombas y los respiraderos grandes, se cubren con una malla de fibra de vidrio para mantener alejadas a las aves”.

Foto: Fuerza Aérea de EE. UU. / Aviador sénior Andrew Lee

Además de los aviones, recorriendo entre sus diferentes áreas es posible apreciar la existencia de cazas usados en la Segunda Guerra Mundial hasta modelos de aerolíneas que ya no existen y viejos helicópteros presidenciales. Hay aproximadamente 80 tipos diferentes de aeronaves. Por otra parte, en este predio se resguarda la presencia de unos 7.000 motores y unas 400.000 piezas de aviones.

¿Cómo realizar el Tour “Boneyard”?

Para realizar un tour guiado por el mayor cementerio de aviones del mundo, puedes consultar en los recorridos que ofrece Pima Air & Space Museum. Se trata de una organización pública sin fines de lucro que realiza este recorrido en nombre de la base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

A través de un Acuerdo de Soporte especial, el Museo Pima Air & Space es el operador exclusivo del Tour “Boneyard”, también conocido como la Instalación 309TH del Grupo de Mantenimiento y Regeneración Aeroespacial (AMARG) en la Base de la Fuerza Aérea Davis Monthan. 

La contratación de la experiencia incluye autocares climatizados con un guía turístico experimentado y amable a bordo para narrar el recorrido de los más de 4.000 aviones de la Fuerza Aérea de los EE. UU., El Cuerpo de Marines, el Ejército, la Guardia Costera y varias agencias federales, incluida la NASA. Todas las nacionalidades son bienvenidas en el recorrido.

Para tener en cuenta al momento de reservar

Por el momento, las actividades con público se encuentran suspendidas hasta nuevo aviso a raíz del impacto del Covid-19. No obstante, si te encuentras planeando un viaje a futuro a Estados Unidos y tienes interés en visitar este lugar, tienes que saber que las reservas deben comprarse con un mínimo de 16 días de anticipación. Los tours se pueden reservar con hasta 60 días de anticipación.

En cuanto a los días y horarios de los recorridos, operan de lunes a viernes a las 11:00 a.m. y a las 2:00 p.m. Los tours no están disponibles en días feriados federales.

La duración del recorrido es de aproximadamente 1 hora y 45 minutos, pero el tiempo del recorrido depende del tráfico local y las condiciones básicas del tráfico. Cabe destacar que este tour sólo comprende un recorrido en autobús, no hay opción de bajar del autobús y caminar por AMARG / Boneyard.

Sin lugar a dudas quiero confesarte que me urge visitar este lugar: años y años de historia atravesados en estos aviones que valen la pena conocer cuanto antes. Si eres de los afortunados que ya lo ha visitado, ¡cuéntame qué te pareció! 🤩✈️

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO