Ni de allí, ni de acá (el dilema de ser viajero)

Te cansas de la rutina y tal vez tu vida laboral o sentimental no te llena. Decides vender todo, liberarte de cosas e irte a descubrir lo que hay allá afuera. Aprendes idiomas, nuevas culturas, sus costumbres, la mentalidad de tus anfitriones. Haces amigos, escuchas sus historias, conoces sus familias, te acogen en su casa, pasas fiestas More