Pantone BA: Una cuenta de Instagram que explora los colores que dan vida a Buenos Aires

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Violeta Obelisco” en alusión a uno de los íconos emblema de Buenos Aires, “Azul Caminito” en uno de los barrios más importantes para la historia de la ciudad, “Rosa Balcón” con la sede del Poder Ejecutivo de la República Argentina de fondo, “Amarillo subterráneo” desde uno de los transportes públicos más utilizados por los porteños, y así infinito.

En Buenos Aires residen tantos colores como contextos en que aparecen. Y así lo demuestra Mabe Troconis con la propuesta visual de “Pantone BA“: “Es un proyecto que empezó como pasatiempo y ahora se ha convertido en casi una forma de afrontar mi día a día“.

Existen críticas internacionales que afirman que @pantoneba es uno de los variados perfiles de Instagram que resultan poco convencionales y que deberían estar en tu lista de seguidos.

En una charla con Intriper, Mabe nos cuenta cómo surgió la iniciativa de rescatar los colores que surgen de los diferentes recorridos por la ciudad:

Desde mis comienzos como estudiante de diseño gráfico, siempre me interesó el color como ente, y durante muchos años, los temas relacionados con la teoría, psicología y composición del color siempre fueron mis mayores focos de estudio. Con el tiempo, esto derivó a un interés particular por la clasificación cromática PANTONE, que más que una guía práctica, se ha convertido en un ícono representativo del mundo del diseño.

¿Cómo describirías la propuesta de Pantone BA? ¿Cuál fue el objetivo o el interés que tuviste cuando diste comienzo?    

PantoneBA es un proyecto de exploración cromática delimitado a la ciudad de Buenos Aires. Empezó siendo una idea improvisada, casi por accidente, que poco a poco se fue convirtiendo en un concepto gráfico definido y que disfruto mucho haciendo. Básicamente, su objetivo es lograr un ejercicio para afinar el ojo y re descubrir la ciudad a través de los colores en sus calles, edificios, plazas y personas

Lo describiría como un reto diario para mí y que quiero que el espectador sienta de igual manera… que se sienta movido por la propuesta y que de manera consciente o no empiece a integrar los rasgos mas hermosos de la ciudad que solemos pasar por alto con nuestra rutina diaria.  

¿Cuál fue el hecho disparador que te llevó a crear esta idea en Buenos Aires? ¿Tuviste inspiración de otros casos de ejemplo?

Comenzó queriendo retratar momentos que parecieran fotos instantáneas y que se desenvolvió en concentrar la atención hacia los colores específicos de esos momentos. De cierta manera, es algo que siempre he tenido presente, pero que después de mucho tiempo y otros factores, terminó de tomar forma.

La cuenta surgió como método de distracción para mí y que la misma ciudad me llevó a hacer. Tenía todos los materiales a simple vista, solo tenía que integrarlos de una manera que me cerrase.

¿Fue fácil adaptarlo al formato de una plataforma de Instagram? O ni bien comenzaste a darle forma ya de por sí estabas seguro/a de que era para publicar ahí?

Instagram, de todas las redes sociales, es la mejor plataforma para mostrar un proyecto como este. La naturaleza de la red social es bastante directa y visual, y al consumirla de manera constante, me pareció la mejor manera de presentarlo. Si bien cada foto está debidamente editada, su forma dinámica de publicación es sencilla y orgánica.

¿Cómo explicarías a alguien que no conoce sobre la propuesta de PANTONE? En algún punto vos tomás esa idea pero la adaptás a algo más vinculado con lo cotidiano o cercano a cada uno como usuario o caminante curioso. ¿Cuál dirías que es la diferencia que marcás en cuanto al producto?

PANTONE es una empresa de gran reconocimiento en los medio gráficos que se encarga de estandarizar con códigos y nombres las tintas y pigmentos utilizados para la comunicación visual; es básicamente un gran diccionario del color.

Si bien no es necesario saber qué es PANTONE para disfrutar del contenido, los integrantes del mundo gráfico encuentran una satisfacción especial al ver colores clasificados en la vida real.

¿Cómo es el proceso de encontrar lugares y adjudicarle un tono en función de ese escenario? ¿Descubriste nuevas facetas de Buenos Aires a partir de esto?

El proceso es bastante orgánico. A veces se da por accidente, otras veces deliberadamente. Me gusta definirme como una turista permanente de Buenos Aires, una ciudad que constantemente se encuentra en transformación y crecimiento, y que en cada esquina brinda enriquecimiento cultural.

En cuanto a los tonos, los nombres son inventados… los relaciono con lo que veo en ese lugar o con características propias de ellos. Muchos son meramente descriptivos y otros se generan con algo de creatividad, y a veces, humor.

¿Qué comentarios tuviste de usuarios que se encuentran con la cuenta de @pantoneba?

Por suerte, todos los comentarios que recibo son positivos. Muchos son sugerencias o recomendaciones de lugares que me faltan por visitar, otros son agradecimientos de los lugares que PantoneBA les ha dado a conocer. Sea cual sea el comentario, siempre va a ser bien recibido 😊.

Si crees que las fotos de los pasaportes son aburridas, ¡no te pierdas ver el trabajo de este fotógrafo!

Luego de entrar a esta nota, quizás tu cara se transforme en carcajadas al ver el trabajo de este fotógrafo. Se trata de Max Siedentopf, un verdadero artista que ha sabido reinventar el sistema de la foto del pasaporte, algo que puede resultar tedioso y molesto para muchos.

Pero, como indica la serie, que las fotos de pasaportes sean aburridas o muy serias no significa que la sesión de fotos o el contexto en que son sacadas tengan que ser aburridas. Y sino, echa un vistazo a estas desopilantes secuencias. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO