fbpx

“Pintando Sueños”: de Chile a Alaska en combi ayudando niños

5 min


Daniel y Vanesa partieron hace 7 meses desde Chile en una combi Volkswagen del año ’89 y planean llegar a Alaska con su taller itinerante para chicos. En las visitas a las escuelas rurales, “Pintando sueños” busca fomentar la realización de los sueños y aspiraciones de los niños que participan, para luego plasmar sus ideas en un mural. 

Después de renunciar a sus trabajos y motivados por el sueño de viajar sin tiempos, Vanesa y Daniel han recorrido toda la Patagonia Chilena y Argentina atravesando distintas provincias. Ahora se encuentran en Buenos Aires, listos para continuar rumbo a Alaska, destino al que esperan llegar en 3 años aproximadamente.

  1. ¿Qué los motivó a encarar este nuevo proyecto?

Siempre nos gustó viajar. Cuando estudiábamos lo hacíamos como mochileros, sin embargo, siempre teníamos una fecha de regreso. Desde entonces se fue forjando en nosotros la idea de viajar sin tiempos establecidos como un sueño ideal. Un día, en una escapada de fin de semana, conocimos a una pareja que vivía viajando, y nos dimos cuenta que no había que ser millonario para hacerlo, que en realidad era una cuestión de actitud y decisión para atreverse a dar el paso. Entendimos que simplemente era una opción de una vida distinta a la que nos había enseñado el sistema tradicional.

De esta forma, nuestros sueños fueron uniéndose y  tomando forma. Nos dimos cuenta de que viajar sin tiempos y tener un taller de arte itinerante eran anhelos que iban de la mano. Así nació el proyecto “Pintando sueños”: viajamos por el continente visitando escuelas en todos los países, para transmitir  la convicción que nos mueve “si lo sueñas y lo deseas, lo puedes alcanzar”. Los chicos, al participar del taller, una vez que conversamos sobre realizar sus propios sueños, dibujan y pintan en un mural, para que permanezca siempre visible y no se olviden nunca de ese mensaje.

  1. ¿Cuándo arrancaron el viaje y qué lugares recorrieron?

Arrancamos en enero del 2017 con rumbo al sur, partiendo desde Viña del Mar, nuestra ciudad natal. Fuimos bajando hacia el sur de Chile, cruzando todas las regiones hasta llegar a la ciudad más Austral, Punta Arenas. Nos tomó 4 meses llegar hasta allí.

Después cruzamos el estrecho de Magallanes, pasamos la ciudad de Río Grande y finalmente llegamos a “Ushuaia”. En pleno invierno, comenzamos a subir con dirección al norte para unir Ushuaia con Alaska. Vistamos Río Grande, Río Gallegos, Calafate, el Chaltén, Piedra Buena, Caleta Olivia, Puerto Madryn, Península de Valdez y ahora estamos en Buenos Aires.

En nuestra página web, podés ver el detalle de cada lugar que visitamos.

  1. Me imagino que compartir los talleres con los chicos debe ser una experiencia muy especial ¿Cuál es el principal mensaje que les dejan?

Cada taller realizado es un mundo en el cual te sumerges y sales lleno de emociones y aprendizajes. Es una experiencia recíproca en donde nosotros entregamos el mensaje de que los sueños son posibles, de que todos merecemos cumplir nuestros sueños si así lo deseamos y que la vida es muy corta para dejar pasar el tiempo como si fuera eterna.

A la vez, recibimos abrazos, mentes y corazones abiertos para compartir experiencias de las cuales siempre sacás alguna reflexión, sobre todo cuando escuchas historias que tienen que ver con las superación personal. Si bien el taller está dirigido a los niños, en torno a estos siempre hay adultos que son los encargados de reforzar día a día las cualidades que les pueden llevar a cumplir sus sueños, ya sea un profesor, los padres, o toda red de apoyo que exista. Cuando esta red se vincula a los talleres que realizamos, abrimos un gran círculo de amistad que se mantiene gracias al contacto que mantenemos a distancia. El cariño que dejamos en este proyecto siempre se multiplica por toda esta gente que participa.

  1. En cuanto al viaje, ¿cuáles son los pros y las contras de viajar en una combi del año ’89?

La verdad es que hay más satisfacciones y oportunidades que complicaciones: la combi es un vehículo del agrado de muchísimas personas en todas partes. Cuando vamos en la ruta, el 80% de los otros conductores que circulan nos saludan, otros graban o nos sacan fotos, especialmente cuando vamos por lugares remotos. Cuando entramos a una ciudad o pueblo, llama mucho la atención y la gente sonríe, inspira emoción.

Cuando paramos en algún lugar a vender artesanías, la gente se acerca sólo por la combi, por curiosidad muchas veces y comparte sus historias con nosotros. Al final casi siempre nos terminan comprando algo, lo que es muy bueno para nosotros.

Cuando tenemos algún desperfecto mecánico en ruta, siempre alguien se detiene y nos ayuda de alguna forma. Creo que es como ver a un abuelito que necesita ayuda. El espacio y acondicionamiento como Motorhome es ideal para dos personas, por lo que vivimos super cómodos.

Dentro de las complicaciones, lo único que podría mencionar es que al tratarse de un vehículo antiguo, hay que mantener ciertos cuidados en cuanto a la mecánica, no forzar el motor, no acelerar tanto, revisar constantemente el nivel de aceite, etc. También hay que mantener siempre un stock de repuestos, ya que no se consiguen en todas partes. No es un vehículo de velocidad, para nosotros el tiempo no es una limitación, por lo que viajamos y disfrutamos a “la velocidad del paisaje”, como diría un kombinauta.

  1. ¿Cuánto tiempo creen que va a durar este viaje? ¿Y por qué Alaska?

No tenemos planificado un tiempo de llegada. Estimamos que debería ser entre 3 o 4 años para llegar hasta Alaska, pero podría ser más también, no tenemos complicación con el tiempo. Alaska representa un hito, es el extremo norte, y nuestra intención es atravesar el continente completo, del SUR (Ushuaia) al NORTE (Alaska). En verdad, no es el destino lo importante para nosotros, sino el camino que debemos recorrer para llegar allí: cruzar 24 países en América continental, con sus diferentes culturas y geografía, teniendo la oportunidad de compartir nuestro taller con niños de cada uno de esos lugares.

  1. ¿Tienen el apoyo de la familia y amigos? ¿Se los extraña?

Toda nuestra familia nos apoya y alienta todo el tiempo. Saben que es nuestro sueño y cuánto deseábamos viajar y lo felices que nos hace, por lo mismo, ellos también son felices. Unos días antes de partir nos armaron una gran despedida en nuestra casa con muchísima gente, todos brindándonos los mejores deseos.

Cuando partimos, pensamos que los extrañaríamos demasiado, porque siempre hemos sido muy unidos, pero realmente estamos siempre comunicados por video llamadas o nos siguen a través de las redes sociales. Al final, la comunicación está tan presente que es como si viajaran con nosotros.

 


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines