10 lugares que debes visitar antes de que desaparezcan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Todos los viajeros tenemos una lista de los lugares que queremos visitar al menos alguna vez en la vida. Muchos asumimos que van a estar siempre ahí, pero la realidad es que no. Hay muchos destinos que vale la pena descubrir, pero no les queda mucho tiempo debido a los cambios climáticos y a la poca preocupación de los humanos por revertir estos. Por eso entiendo que quieras visitar la Torre Eiffel, Roma, Nueva York… pero todos esos lugares (por lo menos por un tiempo más largo) van a seguir ahí.

1. Las Islas Galápagos

Mangladi

Este mejor eliminarlo de la lista. Por que justamente está desapareciendo por la visita de los turistas. Es la isla en donde Darwin se inspiró para su teoría de la evolución. Ahí viven 9.000 especies distintas que debemos cuidar. Por eso mejor este destino solo googlemoslo.

2. La Gran Muralla China

Photo of greatness

La sobre-explotación de las tierras para el cultivo ya han dañado 2/3 de la estructura de la Muralla China. Se cree que dentro de 20 años podrían quedar solo las ruinas.

3. Las Islas Maldivas

Una isla desde el aire

No les quedan más de 100 años a estos 1200 archipiélagos debido a que se los está comiendo el mar. Imagínate que el 80% de las islas está a solo 3,3 metros sobre el nivel del mar.

4. Parque Nacional Glacier

Cumbre del Tronador

En sus inicios había 150 glaciares en todo el parque, hoy quedan solamente 25, y se cree que en 15 años no va a quedar ninguno.

5. Los Alpes

Los Alpes

¿A dónde vamos a ir a esquiar si nos quedamos sin los Alpes? Se cree que en 40 años ya no va a poder ser un destino para realizar este deporte debido a que todo el hielo se está derritiendo (y cada vez más rápido). Ya perdió un 20% de toda su masa.

6. El Mar Muerto

Mar Muerto

Es famoso por se el lago salado más grande del mundo y porque. aunque quieras. es imposible hundirte (ya lo intentamos, no se puede). Pero qué pasa, si Jordania e Israel continúan explotando las aguas del Río Jordán este va a desaparecer. En 40 años ya se hundió 24 metros, y se calcula que en 50 más puede desaparecer.

7. Madagascar

En vélo à Madagascar

Siempre pero siempre lo que tocamos los humanos lo arruinamos, y no es por ser negativa, pero es así. Antes de que se pusiera un pie sobre la isla de Madagascar esta tenía más de 300.000 kilómetros cuadrados de jungla. Hoy llega a 50.000 con suerte. En 35 años se calcula que ya no va a quedar nada, ni las especies únicas de la región.

8. Taj Mahal

Taj Mahal

Se cree que por culpa de la erosión, la contaminación y las grandes cantidades de visitantes,  este hermoso monumento podría colapsar. Es por esto que el gobierno Indio ya está pensando en cerrarlo al público.

9. La Gran Barrera de Coral

Grouper and coral reef.

Obviamente no hace falta aclarar que es debido a la contaminación que los corales se están muriendo. Ya se puede ver el gran deterioro que ha sufrido en los últimos años.

10. Zahara de La Sierra

Zahara de la Sierra

Debido al gran aumento de las temperaturas y a que disminuyeron (muchísimo) las lluvias este lugar está perdiendo toda la vida silvestre y toda su vegetación.

Esto te puede interesar ...

Cámaras-trampa confirman el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en Iberá, Corrientes

Dos cachorros de yaguareté nacen en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes. Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados. El equipo técnico de la Fundación Reiwilding ante la sospecha de que se puede  haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero esto se da recién la semana pasada, cuando lo registran a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Los cachorros son producto de la cruza entre Mariua (hembra) y Jatobazinho (macho) dos ejemplares salvajes que fueron rescatados de cazadores furtivos y en muy malas condiciones físicas en Brasil por el Instituto Brasilero del Medio Ambiente (Ibama) a través de las organizaciones NEX y Onçafari, que los recuperaron y luego los enviaron a la Argentina.

Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, comenta

yaguareté

“teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral. Un día pudimos observar y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido. Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”.

La confirmación llega recién unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro, menciona que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no son vistos a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar. Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés. La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros. Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde son rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas, Jatobazinho.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del país vecino, especialmente del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari, que recuperaron a los animales y luego los enviaron a Argentina.

“El nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto. Desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes. Es un proyecto a largo plazo cuya ejecución demandará varios años más, pero estamos en buen camino y desde hace un año trabajando en la fase de liberación progresiva”, asegura Sebastián.

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO