10 cosas que NO debes hacer en un viaje si amas a los animales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

1. Invadir su espacio vital

Si bien hay diversas formas de interactuar con animales silvestres sin alterar su equilibrio, hay una tendencia a cruzar la línea que separa la sana contemplación  de la invasión deliberada.  Esto puede producir efectos indeseados, por eso, antes de buscar tener cualquier tipo de encuentro es importante asesorarte con expertos en el tema, como Biólogos o Guías especializados.

2. Ponerlos en peligro para sacarte una Selfie

Basta de ser idiotas. No es la primera vez que leemos noticias sobre animales muertos a causa de la influencia humana, y es realmente una pena enterarse que en muchos casos esto puede evitarse. Por ejemplo,  atosigar a un animal para sacarse una foto, puede llevar a situaciones extremas como las sucedidas recientemente en Estados Unidos, Argentina y China, donde un tiburón, un delfín y dos pavos reales murieron a causa del maltrato recibido para sacarse una Selfie.

3. No saber cómo trata a los animales el lugar que visitas

Antes estaba de moda ir al Circo; después, verlos en el Zoo, y ahora, es muy común que en destinos exóticos hayan lugares que ofrezcan visitar animales salvajes en cautiverio. Si bien hay reservas que funcionan como santuarios o centros de recuperación, donde los animales son cuidados y protegidos (y donde uno también puede colaborar), hay muchos otros lugares que no tienen otro fin más que entretener a la gente y hacer dinero, escondiendo detrás un mundo de maltrato, hambre y explotación, donde muchos animales están destinados a cumplir una condena sin haber cometido ningún pecado. Presta atención a qué lugar vas.

 

4. Ir a lugares que ofrezcan sólo entretenimiento

A fin de traer nuevas especies para alimentar la industria del entretenimiento, muchas crías son desarraigadas de su manada, matando cruelmente a sus madres a través de acciones en las que invaden su hábitat natural.  Evita los lugares que no tengan fines asociados a la protección animal.

5. Hacer ruidos molestos y usar luces potentes

Hay muchos lugares donde habitan especies que son muy sensibles a los ruidos y las luces ajenos a su ecosistema; por ejemplo, la exposición continua al flash de las cámaras fotográficas, puede generar daños irreversibles en la visión de algunos animales nocturnos.  Por eso es importante informarse bien sobre  qué actividades están permitidas en los espacios protegidos.

6. Tocar los nidos vacíos (o los huevos)

El efecto colateral de tocar o modificar el hogar de algunos animales puede ser fatal: por ejemplo, muchas especies de aves abandonan sus nidos (dejando a sus crías) si perciben anomalías de este tipo. No toques los nidos !

7. Cambiarlos de su ecosistema natural

Tomar a un animal silvestre y luego liberarlo en una zona ajena a su ecosistema, puede derivar en su muerte o afectar negativamente a otros seres vivos autóctonos con bajo potencial de recuperación.  Trata de no comprar animales exóticos, y si vas a hacerlo, que al menos sea en un sitio habilitado por la entidad oficial competente.

8. Estresarlos

Algunas actividades turísticas que implican la interacción con animales, pueden generarles mucho estrés y alterar sus ciclos vitales, además del malestar constante que esto les ocasiona. No excedas los límites sugeridos por los expertos.

9. Querer ayudarlos sin saber cómo

Está genial colaborar para preservar el medio ambiente, pero está aún mejor informarse para saber cómo hacerlo de la forma apropiada, así evitamos casos como el de las personas (bienintencionadas) que echan agua a los delfines para intentar salvarlos….pero por los orificios respiratorios !

Esto te puede interesar ...

Desarrollaron un vehículo que va de 0 a 100 km en 2,2 segundos y está impulsado por hidrógeno

¿Alguna vez se imaginaron pasar de 0 a 100 km/h en 2,2 segundos en un automóvil que probablemente sea el vehículo más ecológico del mundo?
Aunque parezca ciencia ficción, la empresa de tecnología con sede en California Hyperion acaba de presentar un hiperdeportivo impulsado por celdas de combustible de hidrógeno con una autonomía de 1600 km y una velocidad máxima de 355 km/h

No hay duda al respecto; el Hyperion XP-1, que ha estado en desarrollo durante casi una década, suena bastante impresionante con sus altas velocidades y su alcance aún mayor. Pero según el director ejecutivo de la empresa, el automóvil en sí no es la estrategia principal de la empresa: es simplemente una forma de Hyperion para llamar la atención sobre el tema mucho más importante de la infraestructura energética, específicamente el hidrógeno.

“Hay suficientes empresas de automóviles”, dijo el director ejecutivo Angelo Kafantaris a la revista para entusiastas de la automoción Car and Driver. “Somos una empresa de energía que está fabricando este coche para contar una historia”.

El Hyperion XP-1 utiliza dos grandes tanques de hidrógeno que impulsan dos potentes motores eléctricos como alternativa a los paquetes de baterías de iones de litio extremadamente pesados ​​que se utilizan para los vehículos eléctricos. En este caso, menos peso significa más alcance y más potencia.

Sin embargo, más ventajosos que eso son los beneficios medioambientales que se obtienen de tal vehículo; El uso de hidrógeno es increíblemente ecológico, teniendo en cuenta que el único subproducto de su uso como combustible es el agua.

Sin embargo, no todo es positivo, el principal inconveniente es la infraestructura. La mayoría de la gente no vive cerca de una estación de servicio de hidrógeno, lo que hace que el reabastecimiento de vehículos de hidrógeno sea una tarea extremadamente difícil.

De hecho, a partir de 2018, un informe encontró que solo había 39 estaciones de hidrógeno disponibles públicamente en todo Estados Unidos, lo que la convierte en una tarea casi imposible.

Sin embargo Hyperion tiene la misión de rectificar el problema del repostaje de hidrógeno, y Kafantaris afirma: “Se puede producir hidrógeno a partir del exceso de energía solar de la red. Crear hidrógeno es más ecológico que fabricar baterías “.

El plan, dice Kafantaris, es que la compañía construya su propia red de estaciones de abastecimiento de hidrógeno similar a la red Supercharger de Tesla, que cuenta con 12.000 estaciones en Estados Unidos, Europa y Asia.

Excepto que Hyperion no necesitará tantas estaciones como Tesla, porque el XP-1 ofrece más de 1,650 km de alcance, por lo que no necesitará cargarlo con tanta frecuencia. También se recarga en tres a cinco minutos.

Esta es solo una de las ventajas que Kafantaris espera que ayude a convencer al público en general de que el hidrógeno es la mejor batería que existe. Otra ventaja es la seguridad del vehículo, ya que Kafantaris afirma que los tanques podrían ser “arrojados desde un edificio” o “disparados con un rifle de alta potencia” y que no se romperían.

Sin embargo, no hay duda de que poner las manos en las ruedas será caro; Solo 300 de los hipercoches se fabricarán con la producción a partir de 2022.

Otras publicaciones que pueden interesarte
Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO