5 cosas que debes dejar de hacer si quieres viajar más

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Típico, quieres salir de viaje pero siempre hay un pero: no tengo dinero, no tengo tiempo, nadie me acompaña, no se donde ir, no me alcanzan los días, bla bla bla.

Cualquiera sea la razón, es nuestra obligación decirte lo que imaginas te vamos a decir: no debes dejar que nada te detenga.

Estas son las 5 cosas que debes dejar de hacer si quieres viajar más:

1. Deja de comprar cosas que no necesitas

Esto es una de las mayores cosas que impide que la gente viaje más de lo que quisiera. Si te das el lujo de comprar ropa nueva de marca (cuando realmente noooo la necesitas), maquillaje super caro, sales todas las noche con amigos (y revientas tu tarjeta en alcohol) y compras un Starbucks cuando tu madre prepara un café increíble: entonces amigo puedes ahorrar para viajar.

Esto es lo que siempre recomiendo: piensa que un día de viaje en el sudeste asiático equivale a US$ 30. Ahora, por cada US$ 30 que gastes en idioteces, es un día menos de viaje. ¿Así que quieres comprarte ooootro para de zapatos para el invierno (cuando ya tienes mil)? Piensalo así: serán tres días menos en una hermosa playa en Tailandia

[easy-tweet tweet=”Piensa: un día de viaje en el sudeste asiático equivale a US$ 30: por cada US$ 30 que gastes en idioteces, es un día menos en el paraíso” user=”intriper”]

2. Deja de escuchar lo que todo el mundo te dice que hagas

Ya nos aburren con este versito: la universidad, luego el posgrado, encontrar un trabajo, construir una carrera, casarse, tener hijos, trabajar hasta que estés en tus 60s, retirartee, y recién ahí, si todo va bien, salir a conocer el mundo. Well, well, well… ya saben donde pueden meterse esas ideas…

Siempre es un buen momento. Cuando tengas ganas, lo haces y listo. O quieres llegar a los 60 y arrepentirte por haber perdido tu juventud sin conocer lugares y personas increíbles?

3. Deja de soñar y planificar: sólo hazlo.

Te la pasas leyendo blogs de viajes y guías de viaje (lo cual nos gusta, je) y soñando con la frase ¨que bueno sería que algún día pudiera hacer lo mismo¨. Ok te pasas la vida así, o eres tu quien sea parte de esas historias que otros leerán.

4. Deja de mantenerlo en secreto

Si quieres viajar por el mundo, una de las mejores cosas que puede hacer es empezar a decirle a la gente que deseas hacerlo. No sólo va a hacer que se sienta más real, sino que cada vez que le dices a alguien que vas a viajar, también estarás diciendo a ti mismo que puedes hacerlo.

He descubierto que cuando tuve nervios de última hora, fue el hecho de que ya había dicho a todo el mundo que iba a hacerlo y eso  me empujó a comprar los pasajes y subirme al avión.

5. Deja de tener miedo

Te vas a dejar influenciar por todo lo que ves en al tele?

El mundo es un lugar increíblemente seguro, lleno de gente maravillosa que no quieren asesinarte. Comienza con un viaje de fin de semana a un lugar cercano, luego  un nuevo estado, luego una isla del Caribe y ya si quieres puedes lanzarte a lugares ¨mas exóticos¨.

Después de cinco años de viaje, te puedo decir que me siento mucho más seguro cuando estoy de viaje que hago cuando estoy en casa.

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO