5 lugares ecológicos y aislados de todo en Uruguay

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Cabo Polonio Trip

Apagar el celular, alejarse de la civilización y pasar unas vacaciones realmente desconectados de la realidad es parte de la propuesta turística de la República Oriental del Uruguay. Con sus 176.000 km2, este país esconde rincones poco concurridos donde la norma es dejarse llevar y fundirse con la naturaleza, la gran mayoría, parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Algunos de ellos son:

Cabo Polonio

Es probablemente el más conocido de todos, tal vez porque es el más extremo a cuanto a desconexión hablamos. A Polonio solo se llega en jeep o a caballo, el agua que se consume es de un pozo local y no hay electricidad. Es un pueblito de pescadores que de vez en cuando pescan un gran tiburón y se convierte en el acontecimiento local. Suelen recibir muchas visitas, así que una de cada tres casas (que serán menos de cien) está acondicionada como hostal o presta sus espacios para colgar alguna hamaca. El pueblo está rodeado de bosques y dunas protegidas, que dan la sensación de no haber sido tocadas nunca por el hombre. La tarde se pasa haciendo alguna actividad playera y se recibe el atardecer alrededor de una fogata y a coro con una guitarra de fondo. Para una tarde diferente, se puede ir en barquito a la reserva de lobos marinos que está al frente.

House in Cabo Polonio, Uruguay
Autor: iAudioguide
lugares aislados en Uruguay
Autor: Jpcolasso

Los humedales del este

Está declarada como Reserva de Biósfera Mundial y es casa de infinidad de colonias de aves locales. Los humedales son una zona de esteros espejados (en Uruguay llamados “bañados”) que tienen un ecosistema único por sus características. Los llaman “espejos de agua” por razones obvias que hacen que el paisaje valga toda la pena del viaje.
Además, cerca se pueden encontrar excavaciones arqueológicas que dan fe de civilizaciones de hace más de 5 mil años. Estando allí, es imperdible acercarse también al Monte de Ombúes.

Concurso fotográfico "Bañados del Uruguay"
Autor: Embajada de los Estados Unidos en Uruguay

Isla de Flores

Es una isla casi abandonada en el medio entre Montevideo y el llamado banco inglés, un piso rocoso en el medio del Río de la Plata, donde más de una embarcación ha naufragado. Isla de Flores solo cuenta con un faro y las ruinas rocosas de lo que quedó de la construcción colonial: una capilla, un cementerio y una sala de enfermería, ¿ya adivinaron? Era a este lugar a donde enviaban a los enfermos de fiebre amarilla y malaria cuando el diagnóstico no era prometedor. Alguna vez estuvo habitada por cientos de personas, pero actualmente solo lo habitan dos personas, el cuidador del faro y su ayudante, que se turnan para estar allí en períodos de dos semanas cada uno.

Drawing of light
Autor: Vince Alongi

El Salto del Penitente

Este salto es el más alto del país y hasta hace poco quedaba realmente alejado de la civilización. Hace pocos años se abrieron nuevos caminos y se construyeron instalaciones para poder disfrutarlo más de cerca y con menos riesgos. Actualmente se puede cruzar la parte de arriba del salto a través de una tirolesa colgados con un arnés y observar la sierra desde las alturas. En el resto del parque se pueden practicar otros deportes naturales como canopy, rapel y trekking.

Canon AE1
Autor: Mai

Cerro verde

Forma parte del parque Santa Teresa y ahí, desde playa la Moza -el último atisbo de civilización cercano-, se puede llegar por un camino de playa. Hay carteles en el camino indicando que la playa es peligrosa, pero una vez se llega a Cerro Verde, una pequeña montaña en medio de la nada, hay un par de miradores desde donde se puede ver la costa de lado y lado, además de las islas Verde y la Coronilla, donde las tortugas van a desovar una vez al año. La vista es increíble. Con un poco de suerte, también la acompañan un paso de ballenas a la distancia.

Un rincón para dos
Autor: Gonzalo G. Useta
Esto te puede interesar ...
Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce, el tiburón inspirado en la película ‘Jaws’, estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce es uno de los cuatro tiburones que se hicieron para la película ‘Jaws’, conocida también en español como ‘Tiburón’. Su estructura pesa alrededor de 550 kilogramos y mide 7,6 metros de largo. Si bien la realidad es que este cuarto tiburón no aparece en la película, es el único que quedó de su producción.

Para la realización de la película de Steven Spielberg del año 1975 se construyeron tres tiburones mecánicos y los tres fueron destruidos luego de su filmación. Una vez que el film se convirtió en un éxito en las salas de cine, hicieron un cuarto tiburón que es el que será exhibido en la muestra del Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles, California. Por quince años, Bruce estuvo disponible en Universal Studios Hollywood, donde las personas se acercaban a tomarse fotos y luego terminó en un vertedero. Estuvo allí por 25 años, hasta que Nathan Adlan, propietario del negocio de basura, lo donó al museo de Los Ángeles en 2016, según informó la agencia de noticias Associated Press.

Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine
Imagen vía AP

Finalmente, hace nada más y nada menos que 7 días, Bruce fue colgado sobre la escalera mecánica del Museo de la Academia de Cine, o Academy Museum of Motion Pictures. Esto solo fue posible luego de siete meses de trabajo de restauración por parte de Greg Nicotero, artista de efectos especiales y maquillaje que ha trabajo para series como The Walking Dead. Según informó la agencia de noticias, fue él mismo quien se ofreció a restaurarlo luego de ver la película.

Este trabajo no era menor, por supuesto, pero una vez restaurado lo complicado era ingresarlo al museo. Para eso, debieron trasladarlo en una plataforma de más de 21 metros y con la ayuda de ingenieros, obreros y manipuladores de arte lograron ingresarlo al salón, habiéndole sacado primero las aletas a Bruce. “Una de las cosas maravillosos de ser el Museo de la Academia de Cine es que tenemos acceso a miembros de la Academia de todas las áreas de la industria”, declaró Bill Kramer, director del museo.

Bruce, junto a las otras muestras disponibles en el museo, podrá ser disfrutado a partir del 30 de Abril del año próximo, que es cuando la institución abrirá sus puertas según informó el sitio USA Today. “Planeamos tener a Bruce recibiendo a nuestros visitantes tanto tiempo como sea posible”, agregó Kramer.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO