6 lugares que debes conocer de la costa de Ecuador

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Ecuador tiene fama de tener las mejores playas del sur del Pacífico. Una variedad entre lugares tranquilos para el disfrute familiar y playas con oleajes paradisíacos para los amantes del surf, todo eso enmarcado en atardeceres de postal y un clima muy agradable que cambia poco durante el año.
 
IMG_0029

Aquí te dejamos nuestras favoritas:

Canoa

Es un pueblo de pescadores con 3 kilómetros y medio de costa. Es muy popular entre los amantes de los deportes extremos y el ecoturismo, ya que tiene buenas olas, corrientes de aires y un bosque cercano con muchos caminos para explorar. Además cuenta con instalaciones para los turistas más exigentes, como restaurantes, bares, mercados de artesanía y demás. Para llegar, antes había que cruzar en canoa, pero ahora se puede llegar desde Bahía de Caráquez a través de un puente.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Ecuador!

Autor: Rodri20000
Autor

Bahía Tortuga

Si tienes un poco más de presupuesto, no puedes dejar de ir a las Islas Galápagos y sus playas de agua cristalina, arena blanca y una fauna única. Una de las mejores es Bahía Tortuga (o Tortuga Bay), es la más grande de las islas y cuenta con una diversidad natural impresionante, como para quedarse a admirar unos cuantos días y darse un merecido descanso en sus instalaciones.

"It

Los Frailes

Parte del Parque Nacional Machalilla, Los Frailes es una de las playas más famosas del país. Se caracteriza por ser un lugar tranquilo, sin mucha gente, ni ruido, como para poder disfrutar de los sonidos de la naturaleza. Si tienes la suerte de visitarla entre junio y octubre, podrás presenciar uno de los espectáculos más alucinantes de la costa pacífica: el apareamiento y parto de las ballenas jorobadas que llegan desde la Antártica. Al oeste se encuentra el islote La Tortuguita.

Autor: Tim Ellis
Autor: Jfrenaud

Mompiche

Ubicada al norte del país en la provincia de Esmeraldas, a 400 km de Quito, esta es de las playas predilectas de los surfistas. Es un pueblito de pescadores construido con casitas de madera y caña; cuenta con una ola de casi 1 km de largo, más alta entre octubre y mayo, y tiene unos atardeceres hipnotizantes como para perderse un buen rato entre los colores mientras estás sentado(a) en la tabla. Si se te agota esta playa, de 10 a 15 minutos en lancha, puedes llegar a las islas Bolívar, Portete y Las Manchas. Datazo: los mariscos y el pescado fresco son los mejores de la costa y a precios incomparables.

Autor: svelazco
Autor: ximenacab

Montañita

Al norte de la provincia de Santa Elena, se caracteriza por su aire bohemio y las visitar internacionales que hace de este paraíso un punto multicultural de la costa del país. Su nombre se lo debe a las montañas que la rodean y es, al igual que Mompiche, un lugar ideal para los surfistas, ya que cuenta con una derecha perfecta de hasta 3 m de altura. Si vas a Montañita no puedes perderte la vida nocturna, ya que cuenta con decenas de bares que no descansan hasta el amanecer.

Salinas

Es la punta más occidental de la costa del Pacífico en toda Sudamérica. Para quien prefiere un ambiente citadino, Salinas es el lugar ideal. Es considerada el balneario más importante del país. Son playas muy concurridas, pero acondicionadas con todas las comodidades, incluyendo una gran infraestructura hotelera, restaurantes, casinos y demás.

Auro: emaillard
Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO