Play Video

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

( Actualizado el:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Tesoros por Descubrir” es una nueva propuesta con sugerencias de itinerarios novedosos que cualquier usuario puede encontrar en el sitio web del Ente Oficial de Turismo “Patagonia Argentina”.

La mencionada entidad se encuentra integrada por los Organismos Oficiales de Turismo de las provincias de La PampaNeuquénRío NegroChubutSanta Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. A través de su propuesta de una actualizada página web, ofrece información turística sobre el total de la región sumado a un atractivo contenido visual.

Asimilando el interés por convocar a viajeros interesados en conocer esta región sur del país, el Ente Oficial de Turismo de la Patagonia argentina ha puesto a disposición la más variada información de carácter turístico para facilitar y optimizar la experiencia de viaje.

Así es como surgen y se difunde la existencia de destinos y circuitos patagónicos pocos conocidos, aquellos a los que han decidido bautizar como “Tesoros por Descubrir”, disponibles a través de sus seis provincias para el nuevo turismo pospandemia.

En su mayoría se trata de sitios vinculados a naturaleza, actividades rurales, cultura, aventura, entourismo y bienestar, y los mismos incluyen propuestas de cuatro a seis días de recorrido.

Los circuitos ya oficializados son:

Costa de Río Negro

Sobre la costanera sur del Rio Negro se encuentra la capital de la provincia homónima, Viedma, la cual constituye uno de los portales de ingreso a la Patagonia Argentina, ubicada al nordeste de la región. Sobre el margen norte se emplaza la ciudad de Carmen de Patagones, con la que conforman una Comarca Turística.

Para descubrir los tesoros de la Costa de Río Negro se propone un itinerario de cinco días, arribando a la ciudad de Viedma que recibe frecuencias diarias de vuelos y ómnibus desde diferentes destinos del país.

Viedma se caracteriza por su agradable costanera y frondosa vegetación, por los balnearios y aguas tranquilas, invitando a realizar diferentes actividades relacionadas con la naturaleza. La ciudad fue declarada “Cuna y Capital Nacional del Canotaje” y cuenta con numerosos clubes náuticos que ofrecen dicha travesía.

Tomando la Ruta Provincial N° 1, a 30km de la capital rionegrina, se encuentra El Cóndor, un balneario ideal para quienes buscan descanso y tranquilidad. Esta pequeña villa turística se caracteriza por la extensión de sus playas e invita a disfrutar y descubrir la naturaleza con diferentes opciones recreativas: balnearios, deportes de viento, deportes náuticos y pesca. Se recomienda recorrer la costanera, el Faro Río Negro y Memorial Malvinas; y se destaca especialmente la Colonia de Loros Barranqueros más grande del mundo, que alcanza los 175 mil ejemplares.

Tomando el camino de la Costa que vincula El Cóndor con el Puerto de San Antonio Este, se ofrece la posibilidad de visitar diferentes playas como El Espigón, Playa Bonita, La Lobería y un sitio inigualable por su naturaleza: la Reserva Faunística Punta Bermeja, un apostadero permanente de más de 4.000 lobos marinos de un pelo que posee un centro de interpretación faunística y guardafaunas que acompañan a los visitantes a contemplar los lobos marinos y otras especies de la región.

Retomando el camino costero, playas como Bahía Rosas y Bahía Creek invitan a disfrutar escenarios naturales excepcionales para pasar el día en familia, finalizando el Camino de la Costa en el  Puerto San Antonio Este.

Se recomienda continuar el recorrido por Río Negro y visitar San Antonio Oeste caracterizado por la Bahía de San Antonio, donde se puede navegar en excursiones de aventura y realizar emocionantes avistajes de fauna marina viviendo una experiencia que permite acercarse a la naturaleza pura y salvaje del Golfo San Matías.

A 15km, se ubica Las Grutas, el centro turístico que debe su nombre a que sobre la pared de sus acantilados el mar forma profundas cuevas denominadas Grutas.  Una particularidad del destino son las cálidas aguas que permiten disfrutar de la playa hasta las últimas horas del día.

En la zona se recomienda además recorrer el Casco Urbano, y el Parque Submarino, un arrecife artificial creado a partir del hundimiento de un barco. Bucear en las profundidades del océano cerca del arrecife artificial pleno de vida submarina es una de las experiencias más gratificantes para los buzos de todas partes que llegan a Las Grutas. Este Parque Submarino será el más grande de Sudamérica, donde ya se encuentran hundidos tres barcos y está planificado hundir otros dos próximamente.

A 50 kms de allí bien vale la pena visitar las Salinas del Gualicho, una depresión de 72mbnm desde donde se extrae la sal de origen marino que se envía a Bs. As para su purificación. Se trata de las salinas más grandes del país, y las terceras en importancia industrial de Sudamérica.

Un imperdible de Río Negro es el Tren Patagónico, el cual recorre la provincia desde el mar hasta la cordillera, partiendo desde Viedma y pasando por 11 localidades hasta llegar a San Carlos de Bariloche. Se trata de un viaje de 827km en el que se puede disfrutar los majestuosos paisajes de la estepa patagónica, en  una formación que cuenta con camarotes, coche comedor, cine y disco. Además, existe ahora la posibilidad de enlazar este viaje con el histórico tren “La Trochita”, que hace un recorrido entre Jacobacci y la localidad de Ojos de Agua.

Patagonia argentina

Continuando este viaje costero en sentido sur, se encuentra Playas Doradas, una tranquila villa turística ideal para descansar y disfrutar del sol. Esta playa tiene arenas muy finas, únicas en el país ya que son el resultado de la fragmentación del cuarzo y sílice, que producen los reflejos dorados que le dan nombre al lugar. La playa tiene 3.000 metros de longitud y 500 metros hasta el mar, en suave pendiente, es una combinación única de mar, naturaleza y serenidad. Entre las actividades para el turista se destaca la pesca (mero, cazón, pulpo, lisas), el buceo, kite surf, wind surf, y otros deportes.

Nieve, termas y gastronomía en Caviahue, Neuquén

En plena Cordillera de los Andes en la provincia de Neuquén, se encuentra Caviahue, una pequeña localidad ubicada dentro del Área Natural Protegida Copahue al noroeste de la provincia y al sur del actualmente activo Volcán Copahue. Caviahue, también llamado “Pueblo-nieve” es parte de la Ruta del Pehuén e invita a vivir diferentes actividades invernales, termales y a degustar la exquisita gastronomía local; caracterizándose por sus arroyos, cascadas y bosques de araucarias prehistóricas que se extienden en la pradera y la base de los cerros.

Para conocer los grandes tesoros de este lugar se propone un itinerario de entre 4 y 5 días para visitar sitios inigualables en su naturaleza, teniendo como puerta de entrada la ciudad de Neuquén, donde arriban diariamente vuelos provenientes de diferentes destinos de Argentina. Desde allí un traslado de 360 kms por la Ruta 22 completamente asfaltada, para comenzar a disfrutar de la aventura.

Una de las actividades recomendadas para este tesoro por descubrir en la nieve del noroeste neuquino, son las caminatas con Raquetas de Nieve a Cascadas del Agrio, experiencia que permite recorrer uno de los circuitos por los milenarios pehuenes y cascadas congeladas de Caviahue. A pocos kilómetros se encuentra el Ski Resort Cerro Caviahue, un centro de actividades y deportes de nieve ideal para las vacaciones en familia ofreciendo diferentes opciones para la práctica de esquí, snowboard, excursiones en moto de nieve a puntos panorámicos, cascadas, lagos y cumbres.

Patagonia argentina

A tan solo 17km de Caviahue se encuentra el pequeño pueblo de Copahue, caracterizado por albergar uno de los paraísos termales más valiosos del mundo proveniente del Volcán Copahue, sus aguas y fangos ricos en minerales son reconocidos por su calidad y propiedades terapéuticas. Sin dudas es un tesoro por descubrir, con fumarolas y hervideros ideales para tomar un descanso y relajarse.

Entre los principales beneficios, las aguas y fangos de Copahue reactivan el metabolismo, estimulan las defensas y actúan como analgésicos y relajantes naturales. El complejo se encuentra abierto al público en su totalidad desde diciembre hasta abril. Durante el invierno el lugar es tapado completamente por la nieve, quedando habilitado sólo un sector para baños terapéuticos y relajantes.

Norte neuquino

El paisaje y la naturaleza del norte neuquino atesoran atractivos que merecen visitarse, varios de ellos dentro de Áreas Naturales Protegidas, otros en la inmensidad de sus caminos, y estos en la travesía que nos depara la majestuosa cordillera del Viento y las pintorescas localidades que se visitan.

El itinerario propuesto lleva alrededor de cinco días tomando como cabecera la ciudad de Neuquén (en caso de que se ingrese por vía aérea) e iniciando el recorrido en la localidad de Chos Malal. Una vez allí, como punto de partida es posible recorrer el casco histórico conociendo antiguos edificios, museos y casas de la primera capital Neuquina. Un paseo por la costanera del Río Neuquén, y una visita al Museo Casa Dewey son las alternativas sugeridas. El Museo es un antiguo almacén de ramos generales, que aún guarda en su interior valiosos objetos de cuando la ciudad se transformó en el centro comercial de toda la región, desde su fundación en 1887.

La próxima parada – muy cerca de allí – será en Huinganco donde se recomienda la visita al vivero forestal, y el Museo del árbol y la madera donde se exponen troncos petrificados, variedad de maderas de la región y unas rodajas de cipreses de más de 1200 años de edad. Es posible acercarse hasta Charra Ruca, un pequeño paraje a 4 km. de la localidad, donde se puede disfrutar de cascadas, vertientes y montañas, y al mismo tiempo conocer la historia del lugar y llevarse artesanías típicas de la zona.

Siguiendo el circuito sugerido se llega a Andacollo, una localidad rodeada de valles, montañas y cerros como el Huaraco o Centinela, ideales para hacer recorridos a pie o en bicicleta. Para tener una vista de esta bella localidad se puede acceder al mirador “De la repetidora” y del Cerro La cruz. En la zona se destaca la estancia Chochoy Mallin, una tradicional casa de campo rodeada de naturaleza autóctona, donde se ofrecen sabores regionales y actividades como pesca, cabalgatas y avistaje de aves, entre otras.

Posteriormente, el recorrido continúa en Las Ovejas para visitar el río Nahueve, y las lagunas de Epulafquen, una reserva turística forestal de bosques subantárticos, donde se destaca un bosque de roble pellín, estepas patagónicas y altoandinas. Cerca de allí, amerita una visita a visita a Manzano Amargo, para conocer la Cascada La Fragua.

Camino a la localidad de Varvarco, hay que hacer una parada en el Mirador la Puntilla, ubicado estratégicamente sobre un risco de unos 1.000 metros de altura y cuenta con seis balcones unidos por una pasarela confeccionados en madera. Varvarco brinda una panorámica privilegiada donde se puede apreciar la confluencia de los ríos Neuquén y Varvarco. Un contraste extraordinario entre dos cursos de agua de colores totalmente diferentes que se unen y forman uno nuevo. Varvarco es paso obligado del visitante que quiere acceder al Área Natural Protegida Provincial El Domuyo: creada para proteger y preservar las magníficas aguas termales del sistema montañoso y las especies de flora y fauna que habitan allí. Las termas de Aguas Calientes, a 2000 metros sobre el nivel del mar, de origen volcánico, se caracterizan por la presencia de fangos madurados y aguas alcalinas. La zona sorprende, además, por la presencia de géiseres que permanentemente emiten una columna de agua y vapor de más de un metro de altura, cuya temperatura del agua puede alcanzar los 85-90 grados.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

Camino al área protegida se localiza el paraje La Matancilla, donde se podrán observar Los Bolillos: extraordinarias y caprichosas formaciones rocosas erosionadas por la acción de la naturaleza, con tonos rojizos y amarillos que contrastan con el cajón del río Varvarco, destacándose el grupo Los Monjes.

Patagonia argentina

Ruta Azul en Santa Cruz

El litoral marino costero de Santa Cruz conjuga el magnífico paisaje de la meseta y el mar con los pueblos y puertos plenos de la historia de navegantes, de la vida rural y de la naturaleza virgen unidos por la Ruta Nacional 3.

El circuito inicia en la ciudad de Comodoro Rivadavia como puerta de entrada, dado que allí se encuentra el aeropuerto más cercano a las localidades de la Ruta Azul ingresando desde la zona norte de la Patagonia. Dado que se trata de un Corredor de más de 800 kms. atravesado por diversos atractivos que vale la pena conocer, en este caso abordaremos un tramo de la misma, haciendo base en la localidad de Puerto Deseado, en un itinerario que en total puede tomar aproximadamente cinco días.

Desde Comodoro Rivadavia habrá que recorrer 300 kms por tierra para llegar a la ciudad de Puerto Deseado. La sorprendente biodiversidad sumada a la gran cantidad de reservas y áreas protegidas es un sello distintivo de este rincón de la Patagonia.

Turismo bienestar en Río Negro y Chubut

Se trata de otro de los ‘tesoros’ por descubrir en la Patagonia argentina. El primer día de actividades se sugiere realizar una visita al Parque Interjurisdiccional Isla Pingüino, la estrella de las travesías, ya que aquí recala la única colonia continental de pingüino de penacho amarillo para reproducirse y convive con una colonia de pingüinos de Magallanes y lobos marinos que rodean al Faro centenario de la isla que, aún en ruinas, permite vislumbrar su pasado especial. En el camino la navegación promete también la observación de delfines y toninas overas.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

Otro imperdible es la excursión a la Ría Deseado, un accidente geográfico donde el océano se sumerge dentro del continente durante 42 kilómetros en el antiguo cauce del rio Deseado desplegando en su trayecto gran riqueza desde lo faunístico que durante travesías náuticas abre un sinfín de atractivos para los amantes de la naturaleza en estado puro. Loberías y colonias de cormoranes son parte del avistamiento en estos lares que además, posee historias de navegantes que atrapan al visitante.

Imposible irse de Puerto Deseado sin conocer el Campamento de Darwin y Estancia “El Paso”, un impactante escenario de grandes formaciones rocosas que se encuentra sobre el final de la Ría y donde el naturalista Charles Darwin acampó en 1833 cuando realizó una expedición por la Patagonia.

Un atractivo cercano es el Parque Nacional Bosques Petrificados, un lugar que posee una superficie de 63.543 hectáreas y donde se pueden ver troncos caídos y petrificados de 150 millones de años de antigüedad. En aquella época se desarrollaban densos bosques con árboles gigantescos, entre los que merecen destacarse antiguos parientes de los pehuenes (araucaria). Al inicio del período Cretácico, erupciones volcánicas, que coincidieron con el inicio del levantamiento de la cordillera, sepultaron con ceniza y lava vastas extensiones del territorio patagónico. Parte de los bosques cubiertos por cenizas fueron sometidos a procesos de petrificación y son los que pueden observarse hoy en el Parque Nacional.

Turismo bienestar en Río Negro y Chubut

Este nuevo tipo de turismo tiene por objetivo lograr el equilibrio y propiciar un encuentro con la naturaleza, a través de la simple contemplación del paisaje, o bien interactuando activamente con él. Descanso, reflexión, búsqueda interior y relax son sólo algunas experiencias buscadas y la Patagonia argentina resulta la mejor locación para disfrutarlas.

La zona que denominamos “Comarca Andina del Paralelo 42” es el lugar de la Patagonia donde más se han desarrollado estas propuestas, combinando los centros holísticos con actividades de alta montaña que llevan a las personas a sentirse bien.

El presente itinerario inicia en la localidad de El Bolsón, Provincia de Río Negro, y propone un circuito de 4 días vivenciando tanto las terapias que se ofrecen en la zona, como la exuberante naturaleza.

El aeropuerto más cercano es el de San Carlos de Bariloche. Ciento veinticinco kilómetros hacia el sur, siguiendo el curso de la Ruta 40 se llega a El Bolsón, un lugar mágico donde la energía fluye a través de las personas, la fauna, los ríos y aguas, las montañas y bosques.

Espacios holísticos, centros de terapias, alojamientos con spa, y profesionales del bienestar, ofrecen múltiples propuestas para quien busca conectarse con su ser. Meditación, masajes holístico y tailandés, tai chi chuan, reflexología, yoga, reiki, terapia floral, acupuntura, masaje indio de la cabeza y masaje tai na, baños de gong, lectura del aura, y astro tarot, son algunas de las terapias que se ofrecen. También es posible realizar cursos, seminarios y talleres para quienes buscan iniciarse o profundizar sus conocimientos en el arte de estar bien.

A sólo 15 Km de El Bolsón, ya en la provincia del Chubut, se encuentra la localidad de Lago Puelo. Como su nombre lo indica, existe allí un bellísimo espejo de agua – ubicado dentro del Parque Nacional homónimo – donde se pueden realizar apacibles navegaciones o bien disfrutar del entorno montañoso en senderos a la vera del lago.

Patagonia argentina

Muy cerca de allí, a tan solo 3.7 km del pintoresco pueblo de El Hoyo, se encuentra el laberinto más grande de Sudamérica. Enclavado en un predio de 5 hectáreas, rodeado de bosques nativos y con unas vistas fascinantes a las chacras que se encuentran en el faldeo del cerro Pirque o a la hipnótica cima del cerro Plataforma, recorrer el Laberinto Patagonia es una experiencia extraordinaria para disfrutar en familia o con amigos.

El laberinto es un símbolo del mundo espiritual, una representación de los caminos alternativos y las encrucijadas que se nos presentan en la vida. Visitarlo, transitarlo, habitarlo es una propuesta estimulante y una invitación al conocimiento personal.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos
Situado en la Patagonia argentina, el Laberinto Patagonia es considerado el más grande de Sudamérica

Hacia el sur, en la localidad de Epuyén, sugerimos una visita a la Estupa Budista. Las estupas son monumentos espirituales que representan la mente compasiva y sabia de los maestros e invitan a nuestra propia mente a despertar a su máximo potencial. Pueden tomarse fotos, circunvalar la Estupa, meditar y cargarse de energía positiva.

Turismo cultural y natural en Chubut y Santa Cruz

Escenarios rocosos, surcados por ríos, lagos, arroyos, valles, cañadones, estepa y bosque. El paisaje es inhóspito, imponente, la naturaleza se muestra virgen, extrema. Pinturas rupestres, y vestigios de millones de años. Es tal vez la mayor expresión de la Patagonia profunda, infinita, indómita. Este circuito es ideal para el viajero intrépido, aquel que se aleja del confort para sentirse atravesado por la naturaleza y la inmensidad del paisaje patagónico.

Se trata de un recorrido que lleva aproximadamente seis o siete días. Se debe tener en cuenta que debido a las características climáticas y el estado de los caminos, se sugiere realizarlo sólo en primavera – verano, chequear el estado de los vehículos y asegurarse la provisión de combustible.

Ingresando por Comodoro Rivadavia – el aeropuerto más cercano de la zona – el primer sitio a visitar es el Bosque Petrificado de Sarmiento, para lo que habrá que recorrer unos 150 kms.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos
Bosque Petrificado de Sarmiento, uno de los sitios más curiosos de la Patagonia argentina

El Bosque se encuentra 30 kms al sur de la ciudad de Sarmiento y se accede por ruta de ripio. Este monumento natural provincial es un bosque de la era cenozoica con una edad aproximada de 65 millones de años. Estos árboles petrificados, testigos de la Prehistoria, forman un paisaje de indescriptible belleza que tiene la dureza de la roca, el colorido de los distintos estratos geológicos y el silencio pesado del respeto a la naturaleza. Sus troncos petrificados son el resultado del efecto que estos millones de años ejercieron sobre sus maderas. Al comenzar la era Terciaria, la cordillera de los Andes se elevó e impidió así, el paso de humedad desde el Pacífico. A la vez, se produjeron erupciones cuyos sedimentos de cenizas se esparcieron y dieron comienzo a un proceso lento y de transformación de estos troncos en piedra.

En la zona también es posible la visita al viñedo más austral del mundo. Viñedo Fruto de Los Lagos tiene una importante producción frutícola, cerezas, duraznos, damascos y vides, que se producen bajo prácticas orgánicas y procedimientos sostenibles.

El recorrido continúa atravesando 100 kms para llegar hasta Río Mayo y visitar la Estancia Don José, que es el lugar donde se llevan a cabo todas las actividades del Proyecto GuenGuel. Establecimiento Don José es una estancia patagónica que permite estar en contacto con la naturaleza, compartiendo en familia y disfrutando de diferentes actividades rurales, de esparcimiento o simplemente descansando al aire libre. Acá, podrán conocer los alcances del emprendimiento GuenGuel, basado en la cría sustentable del guanaco para la producción de fibras finas especiales de la Patagonia y el agregado de la cadena de valor hasta el diseño y tejido de sus prendas. Además se puede realizar una visita a la planta de Agua Mineral ORIZON de tierras orgánicas.

Saliendo de territorio chubutense, el próximo destino es Los Antiguos, ya en la provincia de Santa Cruz. Aquí la pesca, las caminatas en familia y las visitas a huertas productivas son parte de las actividades más atractivas. Esta localidad es la Capital Nacional de la Cereza, y el entorno brinda espectáculo natural cuando comienza Septiembre y los cerezos en flor tiñen de blanco todas las chacras.

Los Antiguos es un buen punto de partida para conocer el Parque Nacional Patagonia. Muy cerca de allí se encuentra el Portal La Ascensión, uno de los ingresos al área protegida. Se recomienda realizar una caminata por senderos que permiten recorrer distintos ambientes entre el lago y la meseta, invitando a imaginar el tránsito de los pueblos originarios por ese lugar en el pasado. Sus miradores naturales ofrecen amplios panoramas de la Cordillera de los Andes y distantes horizontes de la estepa patagónica.

El siguiente destino es Lago Posadas, donde se accede luego de atravesar 170 kms de uno de los caminos escénicos más impactantes de la Patagonia, por ruta provincial 41, conocida como Camino de Monte Zeballos. Este tramo se puede recorrer sólo en verano y alberga uno de los más bellos y variados paisajes de la Patagonia. El punto partida es el Lago Buenos Aires, a unos 200 metros sobre el nivel del mar. En el trascurso de este camino, el visitante llegara a los 1500 m.s.n.m justamente ese es el atractivo principal, que hará que pasen de la vegetación de estepa, al bosque (Monte Zeballos) y del bosque a paisaje de alta montaña. Finalmente un gran descenso conduce a los lagos Columna, Posadas y Pueyrredón y localidad de Lago Posadas. Este atractivo posibilita actividades como, el trekking, pesca, avistaje de aves, fotografía paisajística y la posibilidad de acampar en el lugar.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

Además del atractivo paisajístico, Lago Posadas congrega a un buen número de aficionados a la pesca deportiva. En las aguas de los dos lagos (el Posadas y el Pueyrredón), además de las del cercano río Oro, se hallan truchas arco iris, truchas marrones, salmones, percas y pejerreyes patagónicos. Este es precisamente el motivo que convierte a la zona de lago Posadas en un paraíso de los pescadores que buscan destinos casi vírgenes.

Desde Lago Posadas se sugiere visitar uno de los cuatro Patrimonios de la Humanidad que posee la región patagónica: el sitio arqueológico Cueva de las Manos. El lugar invita a conocer la prehistoria de Sudamérica a través de esta cueva con pinturas rupestres de 9300 años de antigüedad y entender la dinámica de los primeros hombres, cazadores y recolectores que habitaron la Patagonia. De todas ellas las más célebres y antiguas son las siluetas en positivo y en negativo de las manos (se han contado 829), en ciertos casos superpuestas. Asimismo, se pueden observar siluetas de animales (principalmente guanacos y choiques). Se cree que eran los principales componentes de la dieta de los antiguos pueblos y por ello era frecuente que se mostraran escenas de la caza colectiva de estos animales.

Turismo histórico, rural y cultural en La Pampa

La provincia de La Pampa es puerta de entrada a la Patagonia argentina, es un territorio con fuerte arraigo a sus tradiciones. En este circuito – que toma aproximadamente cuatro días – proponemos un recorrido por la historia argentina acercándose a los vestigios de los indios ranqueles, una mirada sobre distintas culturas conociendo a los menonitas y, por supuesto, una visita a las estancias pampeanas que abren sus puertas al turismo permitiendo disfrutar de las actividades típicas del campo y de la exquisita gastronomía local.

El itinerario inicia en la ciudad de Santa Rosa, importante centro urbano y turístico de la provincia de La Pampa. En una visita por la ciudad se destaca el Museo Provincial de Artes, el Museo de Historia Natural, el Teatro Español y la Catedral, entre otros edificios y sitios de interés. Imposible irse de Santa Rosa sin probar los sabores que se ofrecen tanto en preparaciones tradicionales como en restaurantes de vanguardia como el internacionalmente reconocido “Pampa Roja”. La hotelería está a la altura de las altas exigencias con servicios de primer calidad y propuestas que incluyen servicios de spa.

El próximo destino por ruta provincial Nº 1 es Guatraché. Allí, la alternativa para quienes gustan de conocer otras culturas, es visitar la Colonia Menonita. Dueños de una particular forma de vida y de trabajar la tierra, alejados de las comodidades del mundo contemporáneo, los Menonitas conservan sus costumbres y tradiciones holandesas y alemanas. Llevan una vida sencilla, alejada de los más elementales signos de la modernidad. Sus principales actividades son: tambo, quesería, carpintería, metalúrgica, comercio de ramos generales, confección de prendas de vestir, elaboración de conservas, construcción de carruajes, cría de animales de corral y cultivos propios de la huerta.

La próxima posta para tomar un descanso reparador y disfrutar de una exquisita gastronomía es el Hotel Rural La Pampeana – en la localidad de Sarah – con su premiado restaurante de alta cocina. En una casona de principios del siglo XX el establecimiento ofrece alojamiento, servicios y actividades en el tranquilo entorno del campo pampeano.
Continuando el itinerario cultural, amerita una visita al “Parque Indígena Leuvucó”, ubicado a 25 kilómetros al norte de Victorica, sobre ruta provincial N° 105. Fue el centro más poblado de la región, con 8000 aborígenes aproximadamente, que vivían alrededor de la laguna Leuvucó. En el Enterratorio se encuentran los restos de quien fuera el último cacique, Mariano Rosas y un Monumento recordando la cultura Ranquel. Cada 24 de junio se celebra el “We Tripantü”, año nuevo ranquel, donde el Consejo de Lonkos de La Pampa realiza una ceremonia de “Rogativas”.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

Turismo rural, natural y cultural en Tierra del Fuego

El último circuito poco conocido de la Patagonia argentina involucra al extremo más austral de América, donde separada del continente por el mítico estrecho de Magallanes, se encuentra la Provincia de Tierra del Fuego. Su capital, Ushuaia, principal centro de servicios turísticos, posee un gran patrimonio natural y cultural. Río Grande al norte y la comuna de Tolhuin completan esta tierra de ensueño y magia.

El itinerario aquí propuesto tiene como puerta de entrada la ciudad de Ushuaia, donde arriban los vuelos provenientes de diversos puntos del país. Allí hay diversas opciones de alojamientos, desde sencillos hospedajes, hasta lujosos hoteles de singular emplazamiento en sitios panorámicos de una belleza ilimitada.

Destinos y circuitos poco conocidos de la Patagonia argentina: cuáles son y dónde encontrarlos

Pero el circuito – para el que estimamos un total de cuatro días – inicia en una pequeña aldea de pescadores a unos 75 kms de la ciudad. Puerto Almanza es un poblado sobre una gran bahía en las costas del canal Beagle, es el lugar ideal para aquellos que buscan alejarse de las multitudes y desean disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad. Cuenta con un ancladero que sirve de refugio de naves de pesca y turismo. Gran parte de la población se dedica a extraer centollas, centollones, mejillones, cholgas y otros moluscos de las frías aguas del Beagle. Junto con truchas y salmones son preparados en exquisitos platos y ofrecidos en casas de familias o en pequeños restaurantes. La Sirena y el Capitán, La Oveja Verde y La Mesita de Almanza son algunos de los restaurantes atendidos por sus propios dueños, cada uno con especialidades exclusivas y combinaciones de delicias locales. Puerto Almanza está próximo a estancia Harberton, la primera de la isla, y un sitio histórico de gran valor biológico y cultural. En la actualidad, Harberton cuenta con un museo y la posibilidad de realizar actividades como caminatas, navegación entre otras.

Tendremos que hacer unos 100 kms para llegar a la zona centro de la Isla Grande donde se encuentra Tolhuin, que en lengua Selknam significa “corazón” por lo que es denominado “el corazón de la isla”. Los atractivos naturales cercanos, tales como las Reservas Provinciales Corazón de la Isla, Laguna Negra y Río Valdez, brindan al visitante una postal única accediendo a lagunas, bosques, acantilados, arroyos y turbales, a través de actividades como cabalgatas, caminatas y pesca. La caprichosa topografía ha generado una ciudad sumamente pintoresca que combina colores y desniveles, acompañados por una población en crecimiento. Otra forma de conocer la zona es apuntarse a una cabalgata. Los experimentados guías de la zona acompañan a los aventureros con sus caballos entrenados y enriquecen la vivencia con sus relatos. En la zona hay variedad de servicios de alojamiento y gastronomía, incluyendo el tradicional Camping Hain, con todos los servicios disponibles para una cómoda estadía.

Camino hacia el norte de la Isla, sugieren visitar la Estancia Las Hijas, a 45 kms de Tolhuin. Visitar este sitio significa remontarse a un pasado peculiar, cuyo testimonio está a la vista en su casco, en el imponente galpón de esquila y en sus árboles legendarios. Aquí es posible conocer una típica vivienda utilizada por los Shelk´nam, pobladores originarios de la zona. Se proponen diversas actividades guiadas para conocer cómo es la vida en el campo.

A poco de allí, se arriba a la ciudad de Río Grande, mundialmente reconocida por los sitios de pesca donde la gran estrella es la trucha. La zona norte presenta un paisaje de planicies onduladas que dan lugar a ríos, lagos y lagunas. Este paisaje se combina con circuitos históricos, culturales y de estancias que permite conocer la historia de los primeros pobladores europeos que llegaron a estas tierras. El turismo rural es una tentadora opción que permite disfrutar de diversas actividades como caminatas, observación de tareas de campo, servicios gastronómicos, guías de pesca y visitas guiadas por los establecimientos. Otros atractivos que no se pueden dejar de conocer son la Reserva Provincial Costa Atlántica que se emplaza frente a la Ciudad; la Misión Salesiana a unos 12 km al Norte de Río Grande, Cabo Domingo y el monumento en conmemoración a los caídos en Malvinas.

*Toda la información detallada de los circuitos para explorar la Patagonia argentina fue obtenida a partir de los relatos de http://patagonia.gob.ar/

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO