Mini guía para aprender a moverse dentro de Bolivia en ómnibus

2 min


¿Alguién ahí?

El sistema de ómnibus en Bolivia funciona bastante bien y es muy económico -lo cual es una gran ventaja para los budget travelers-, pero tiene sus dificultades debido a la particular topografía del lugar y la falta de infraestructura. Para evitarte malos ratos al respecto, aquí te dejamos varios consejos de expertos.

Atento a los horarios

Muchas rutas o líneas de ómnibus funcionan solamente algunos días de la semana, así que investiga antes para que te coincidan los días de la mejor forma para hacer conexiones o quedarte la cantidad de días que esperabas en cada lugar. En las rutas más concurridas es posible comprar el boleto en la terminal momentos antes de partir, pero en las menos populares, puede ser necesario adquirirlo semanas o meses antes.

Toma las rutas nocturnas

Ahorrarse una noche de hospedaje es un alivio para cualquier mochilero, así que toma los buses nocturnos, no solo son muy cómodos y podrás descansar de maravilla, sino que suelen ser más seguros. Lo que se dice al respecto es que, en medio de las curvas de la vía, de noche es mucho más fácil ver a lo lejos las luces de un vehículo que viene en contramano, y así poder hacerse un espacio para que ambos pasen sin problema.

Sé responsable

Si bien no hay que preocuparse más de la cuenta, hay que tomar responsabilidad para prevenir accidentes. Si vas a viajar en ómnibus, hazlo con una compañía y no con buses independientes. Si hay varias rutas, verifica cuál es la más segura en cuanto a vialidad. Y, si puedes, pídele consejos a los locales sobre qué te conviene más.

Prepárate para el viaje

La temperatura sobre el ómnibus es un enigma -puede ir desde mediodía en el Caribe hasta clima polar-, así que ten un par de capas de ropa para colocarte de más o de menos si es necesario. Por lo general, en los viajes más largos hacen paradas para comer y estirar el cuerpo, consulta antes de subirte al bus si esto está contemplado y lleva un snack en caso de ser necesario.

Planifica los imprevistos

Esto no es realmente posible, pero tiene que ver con estar abiertos a que algo puede salir mal, y no necesariamente arruinar el viaje. Es común que haya manifestaciones en las vías principales lo cual puede retrasar el viaje (a veces durante varios días), así que si estás tomando un ómnibus para hacer alguna conexión, planifica un poco de tiempo extra para lidiar con los imprevistos y, si no lo logras, mantén el buen humor, que seguro resolverás de otra forma.

Ten a mano tus documentos

Como medida de seguridad regular, la policía puede detener a los buses para hacer una revisión general, así que siempre ten encima una fotocopia de tu pasaporte, sello de entrada al país y tarjeta de embarque en caso de que sea solicitado por la policía en medio de algún viaje.

Pide una ventana

Una de las cosas maravillosas de viajar por tierra, es la posibilidad de disfrutar el camino. Si viajas de noche como te recomendamos, seguro no habrá mucho que ver, pero si el viaje se extiende y tienes oportunidad de ver un amanecer o atardecer, te aseguramos que va a ser mágico. Los paisajes bolivianos son para relajarse y disfrutar.

Green lake
Autor: Ville Miettinen

¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Alexandra López

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines