1.300 hombres convirtieron un crucero de relax en una descontrolada despedida de soltero

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Lo que se suponía que iba a ser un crucero tranquilo, se convirtió en una pesadilla para la mayoría de los pasajeros a bordo del Voyager of the Seas de Royal Caribbean a principios de septiembre. 1.300 pasajeros varones que trabajaban para una compañía tabacalera india abordaron el barco en Australia e inmediatamente lo convirtieron en su propia casa de fraternidad personal. Estaban en el crucero para una conferencia de trabajo, pero la única conferencia que hicieron fue con bailarinas burlescas y mujeres vestidas como conejitos de Playboy, a quienes trajeron a bordo.

Durante el viaje de tres días, el crucero estuvo dominado por bailes salvajes en las cubiertas. Los hombres tomaron los bares de la piscina del barco, las áreas comunes y el buffet, impidiendo que otros pasajeros accedieran a gran parte del barco. Muchas familias se refugiaron dentro, esperando que terminara el caos.

Sin título

“Fue casi como una gran despedida de soltero para 1.200 personas”, dijo la pasajera Cassandra Riini a A Current Affair, un programa de televisión australiano.

Debido a que los pasajeros ruidosos conformaban más de un tercio de los huéspedes del barco, varios eventos tuvieron que ser cancelados.

Después de recibir numerosas quejas, Royal Caribbean emitió una disculpa junto con los reembolsos totales a los pasajeros cuyas vacaciones tranquilas se arruinaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO