10 cosas que tenés que saber sobre Bélgica

5 min


A Bélgica se la conoce como el “corazón de Europa”: está rodeada por Francia, Luxemburgo, Alemania y Holanda. Este pequeño e increíble país se volvió popular por su chocolate y su cerveza. Pero Bélgica es mucho más que eso.

Acá les dejamos 10 cosas que tenés que saber sobre este imperdible destino:

1. En Bélgica, el tamaño no cuenta

Bélgica es un país muy pequeño: te lleva solamente 2 horas manejar de este a oeste, y un máximo de 3 horas de norte a sur. Cuidado con el tráfico en las grandes ciudades, en Bruselas podés estar más de 2 horas atascada en un embotellamiento. De hecho, según un estudio del medidor del tráfico europeo Inrix, Bruselas es la ciudad europea con más atascos de tráfico. La capital belga lidera en la clasificación con 83 horas de embotellamientos, seguida de Londres (82 horas) y Amberes.

2. …El número tampoco.

Bélgica tiene casi la misma cantidad de habitantes que el condado de Los Ángeles. En el 2016, este país europeo finalizó el año con una población de 11.365.834 habitantes. El 12.27% son inmigrantes, según indican los últimos datos publicados por la ONU. Entre las minorías de inmigrantes más representativas se encuentran la italiana, la marroquí, la turca y la española. El área de mayor población es las megalópolis de Bruselas, Gante y Lovaina, conocida como “el diamante flamenco”.

3. Es oficialmente un país trilingüe

El holandés, al norte, es la lengua materna de más del 60% la población. El francés es el idioma propio del 39% de los habitantes, entre ellos los de la capital Bruselas. Y como si fuera poco, una pequeña comunidad belga también habla alemán. Afecta apenas al 1% de la población, al este de la provincia de Lieja. Se calcula que un 65% de los belgas son completamente bilingües en neerlandés y francés.

Si vas a ir a Bruselas, aprovechá y aprendé la cantidad de idiomas que quieras!

4. Su chocolate es único…

Nunca escuchaste hablar del chocolate belga? Hoy en día Bélgica es uno de los mayores productores de chocolate del mundo y, según muchos, allí se encuentran los mejores maestros chocolateros. Aunque aumentó bastante la internacionalización de sus productos, lo cierto es que el chocolate belga es famoso por seguir respetando las normas de la elaboración artesanal, como la de no introducir grasas vegetales, elaborando así un producto 100% cacao.

Es impensable, y casi imposible, un viaje a la capital belga sin caer rendido ante este manjar en cualquiera de sus formas o variedades. Una de las mejores chocolaterías de Bélgica es Godiva, tiene varias tiendas en la ciudad, situadas en puntos emblemáticos (el Grand Place, Rue de L’Etuve y Place du Grand Sablon). Es muy difícil destacar una sola especialidad en Godiva: sus bombones, sus trufas, todas las especialidades que hay en sus tabletas de chocolate. ¿Cómo evita uno sus cucuruchos de fresas bañadas en chocolate?, pues no lo sabemos!

5. …Y la cerveza también!

Su cerveza es conocida por todo el mundo, tanto por su calidad como por su variedad artesanal, que comprende los más distintos sabores y texturas. La Unesco declaró a la cerveza belga como Patrimonio de la Humanidad en la cumbre realizada la capital de Etiopía. La principal razón que destacaron fue la diversidad en el arte cervecero de Bélgica y su alta estimación a nivel social y cultural. ¿Qué otro país ofrece más de 450 variedades de cerveza de tan distintos gustos y sabores?

Sin dudas, Stella Artois es la cerveza belga más famosa en el mundo, una típica lager europea proveniente de Lovaina. En esta ciudad podés visitar la fábrica de Stella Artois. Si querés armar tu tour cervecero entrá a www.breweryvisits.com. En Bruselas, donde algunas cervezas típicas son la Gueuze o la Kriek, tanto la Brasserie Cantillon como el Museo de la Cerveza, ofrecen una interesante panorámica y visitas en español.

6. Se la puede ver desde el espacio

La sorprendente razón por la que Bélgica se ve tan brillante se debe a que las autoridades belgas han decidido iluminar casi toda la extensión de su densa red de carreteras. Aunque sea un país pequeño, los astronautas lo pueden ver! El francés Thomas Pesquet publicó una imagen en Twitter que mostraba una aurora boreal, pero también la fuerte iluminación de Bélgica que “se destaca como de costumbre”.

7. Cualquier comic que no sea japonés o americano, es belga

Bélgica ha sido fuente de inspiración de populares cómics como Tintín, Los Pitufos, y Lucky Luke, entre otros. Al ser una de las pocas artes en las que Bélgica ha tenido un impacto internacional y duradero en el siglo XX, los cómics son ahora “una parte integral de la cultura belga”.

8. Idolatran a una estatua que orina en público

El Manneken Pis es uno de los símbolos más representativos y queridos de Bruselas. Es una pequeña estatua que representa a un niño desnudo orinando en una fuente. Se encuentra ubicada en la parte antigua de la capital belga, entre las calles L’Etuve y Chene, junto al Grand Palace.

Con el paso de los años, se han creado cientos de leyendas sobre el Manneken Pis. Algunos dicen que el niño apagó de una manera un tanto original una mecha encendida, evitando así un incendio. Otra teoría cuenta que el hijo de un noble de Bruselas abandonó una procesión para orinar en la pared de la casa de una bruja, quien le lanzó un hechizo convirtiéndolo en estatua.

Más allá de tanta ficción, aunque el pequeño Manneken Pis ocupa uno de los puestos más representativos de Bruselas, lo cierto es que esta estatua mide solamente 70 cm! No podés dejar de visitarla, al menos para la foto!

9. El saxofón también es belga

El belga Adolphe Sax dio su nombre al saxofón, un invento que revolucionó la música, en particular el jazz y el blues, pero es un verdadero desconocido para el público. Una exposición en Bruselas le rinde homenaje, 200 años después de su nacimiento.

10.  Los belgas sí saben cómo divertirse!

Se sabe que los belgas saben cómo celebrar y hay muchas ocasiones especiales para alimentar el espíritu patriótico: Los “Red Devils”, el equipo de fútbol belga, llevó al país al mundial de Brasil en 2014 y fue una verdadera fiesta; Stromae, el maestro de “Alors on danse” hace vibrar con su ritmo a miles de personas en todo el mundo; y en general, en Bélgica cualquier ocasión es buena para seguir festejando, y claro, con cerveza!


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines