12 increíbles razones para visitar Nueva Zelanda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La lista de razones para visitar Nueva Zelanda es interminable, cráannos. Probablemente ustedes, hayan viajado o no (cuenta haber visto algunas películas que tienen este país como escenario), seguramente tengan una lista propia o varias razones.
Dos islas principales y una serie interminable de islas más pequeñas, playas paradisíacas (desoladas), una naturaleza abrumadora, gente amable, que sonríe todo el día, con un inglés de acento dificilísimo pero que amarás por su slang, gente que disfruta la vida y el aquí y ahora (y que va descalza a todos lados), surf, buenos vinos, el mejor rugby del mundo, el orgullo por la cultura maorí, roadtrips que te llevan a lugares que necesitas preguntar a tu compañero si es real lo que estás viendo, y tu ahí a más 2.000 km del vecino más cercano y a más de 10.300 de Buenos Aires.

Si un vuelo (sin escalas) te lleva a todo lo anterior… dámelo siempre.

Nueva Zelanda, además, es un destino que permanentemente está creando nuevas experiencias para sus visitantes: desde actividades para adictos a la adrenalina (este lugar es el paraíso de la aventura) hasta nuevas propuestas de wellness, alojamientos en sitios remotos, festivales conscientes, tours de preservación, y todo en un marco de respeto por su casa: cuidar el medio ambiente, su cultura, manejar con precaución, son algunas de las normas que debes cumplir para ser bienvenido. Si no estás de acuerdo, pues.. puedes ir pensando en otro sitio, el compromiso al pisar tierras maoríes es real y debes aceptarlo Esa es la promesa Tiaki a la cual todos deben adherir cuando visiten Nueva Zelanda

Aquí va una pequeña selección de 12 razones (o nuevas experiencias) para que este 2020 consideres a Nueva Zelanda en tu lista de viajes:

1. Mirar las estrellas en un lodge de lujo: The Pods at The Lindis, Isla Sur

The Pods en The Lindis es la nueva experiencia de lujo exclusiva de Nueva Zelanda (inaugurada en octubre de 2019). Situada en la Isla Sur este increíble Lodge de lujo invita a disfrutar de la naturaleza de día y de las sublimes maravillas de la Vía Láctea de noche.

Esta residencia de cabañas modernas, ubicadas de manera casi imperceptible en el valle de Ahuriri, en el sur del país, está diseñada arquitectónicamente para imitar los contornos ondulados del suelo del valle de las tierras altas.

Busca desaparecer en el paisaje y traer el exterior al interior, las estructuras de vidrio espejado están equipadas con un lujo pensando en el disfrute. Muchos alojamientos nuevos en Nueva Zelanda se están volcando hacia un enfoque más sustentable y The Lindis no es la excepción. 

2. Música y arte en un festival único dentro de un parque: Splore Festival

Splore es un festival de música y arte, estilo Coachella pero en un entorno único, dentro del Parque Regional Tapapakanga Insta-perfect, justo al sur de Auckland. Sucederá entre el 21-23 de febrero de 2020.

Es uno de los pocos festivales del mundo donde es posible disfrutar de muchas atracciones y, además, bañarse en el mar. El propósito del evento es celebrar con conciencia, respetar el medio ambiente a través del arte, la gastronomía y la música. Todo con el mar paradisíaco como telón de fondo.

3.  Vivir como los lugareños: Experiencia en la granja

Conocer a los lugareños en su propia granja alojados con Ahika Journeys es una experiencia distinta. Sus anfitriones son granjeros y productores que trabajaron y cuidaron la tierra por varias generaciones. Será un viaje culinario dónde aprenderás sobre agricultura regenerativa y cómo están utilizando las mejores prácticas para enriquecer los ecosistemas de forma saludable.

También se puede visitar  Off the Beaten Track  para más información sobre alojamiento y experiencias rurales. 

4. Ayuda en la conservación del pingüino azul, Península de Otago

Pequeños y en peligro de extinción, los pequeños pingüinos azules son las estrellas de Kaitiaki Tautoko, una experiencia práctica de conservación exclusiva. En Blue Penguins Pukekura en la península de Otago, puedes unirte a veterinarios y científicos en sus salidas, para ayudar con el trabajo de conservación que está contribuyendo a salvar a esta preciosa población. Kaitiaki significa “apoyar y cuidar”.

Nueva Zelanda es el “reino de los pingüinos” con más especies de pingüinos y oportunidades más accesibles para verlos que en cualquier otro lugar del mundo.

5. Navegar en el tiempo: Waka Adventures Tairawhiti, Eastland

Se puede experimentar la cultura maorí y el renacimiento de los antiguos viajes con el maestro marinero Te Aturangi Nepia-Clamp, quién navegó por el Océano Pacífico reiteradas veces. 

Se aprenderá de primera mano el antiguo arte de encontrar caminos, tal como fue el descubrimiento de Aotearoa Nueva Zelanda hace aproximadamente 1,000 años.

Saliendo de Gisborne, el Tairāwhiti es un waka hourua de 22 m de doble casco, uno de los nueve únicos en el mundo. La versión moderna está hecha de fibra de vidrio y madera, y funciona con aceite de coco, diesel y energía solar.

Waka Adventures Tairawhiti es uno de los auténticos productos de la cultura maorí que se desarrollan en Nueva Zelanda.

6. Una experiencia de curación en un refugio natural: Earth Energies NZ Sanctuary,  Waikato

Acá uno puede rejuvenecer sus sentidos con una experiencia de curación en este refugio rural íntimo con vistas a las llanuras de Hauraki. En una granja orgánica, Earth Energies ofrece alojamiento exclusivo en una cabaña aislada e instalaciones de tratamiento dedicadas al bienestar y la atención plena con terapias de relajación profunda.

7. Descubrir nuevos sentidos: Paparoa Great Walk, West Coast

Abierto para caminatas desde el 1 de diciembre de 2019, el Paparoa Track es el décimo gran paseo de Nueva Zelanda, un sendero de varios días a través de un espectacular desierto alpino y costero. La pista de 55 km viaja de este a oeste a través de la Cordillera de Paparoa, desde el pequeño pueblo interior de Blackball, atravesando las crestas, la selva tropical y terminando en la costa oeste en las famosas Pancake Rocks de Punakaiki Beach. El sendero conecta con el Pike29 Memorial Track, en conmemoración de los mineros perdieron la vida en el Desastre de las minas del río Pike 2010.

8. Comer de forma responsable

En Nueva Zelanda no hay que ir muy lejos para obtener productos frescos y locales. Además de una extensa red de mercados de agricultores, existe el nuevo sitio web The Realness que permite a los comensales conocer algunos de los mejores destinos de alimentación éticos e independientes del mundo, brindándoles una experiencia gastronómica sin igual.

9. Sentir el lugar: Park Hyatt Auckland

Inaugurado a principios de 2020 en el paseo marítimo del centro de Auckland, el Park Hyatt Hotel está emergiendo con una historia de diseño única basada en una profunda colaboración entre los desarrolladores y la tribu local maorí, Ngati Whatua. El espíritu, la forma exterior y los elementos interiores del hotel están inspirados en la importancia y los abundantes recursos naturales que hicieron de este un lugar tan acogedor y hospitalario para los primeros habitantes de Auckland.

10. Conocer la historia: Voyage to Aotearoa: Tupaia and The Endeavour, Auckland

Regresar 250 años a los primeros encuentros entre maoríes y pākehā (europeos) durante el viaje de 1769 del Endeavour a Aotearoa, Nueva Zelanda. Si bien los eventos oficiales tienen lugar a fines de 2019 en las cuatro regiones donde las dos carreras se encontraron cara a cara (Bay of Islands, The Coromandel, Eastland y Marlborough), los visitantes podrán aprender más sobre la historia en una nueva exposición en el Museo de Auckland. Se retrata los eventos a través de los ojos de Tupaia, el sumo sacerdote tahitiano, navegante y artista que viajó con el Capitán Cook como traductor y mediador. Esta exposición familiar tiene experiencias táctiles y prácticas, combinadas con imágenes y narraciones. 

11.  Un parque de diversiones termal en un entorno único:  Hanmer Springs Thermal Pools & Spa

Hanmer Springs es una popular atracción familiar para todas las edades y el spa alpino más grande de Nueva Zelanda. Sumergirse en esas aguas minerales que se calientan de forma natural en cinco hermosas piscinas en un entorno natural junto al río arbolado (abierto a mediados de octubre); o experimentar una relajación completa con un tratamiento de spa de lujo es una experiencia sin igual. 

12. ¿Acampamento en un estadio? Claro que si: Glamping en Staydium Glamping at Eden Park

Acomodarse para una pijamada romántica en el jardín original del Edén de Nueva Zelanda, también conocido como Eden Park, el hogar espiritual del rugby de Nueva Zelanda, ahora es posible. Elija un día de partido o no partido (rugby o cricket) y hospedate en una cúpula de glamping bien equipada con vista al campo; o combina tu estadía con una experiencia detrás de escena de ‘Haka on the Park’ y aprenda el behind the scene de lesta famosa actividad, en la previa al partido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El aeropuerto de Dublín, Irlanda, ofreció su apoyo a un usuario de Twitter que estaba pasando un mal momento

El aeropuerto de Dublín, Irlanda, ofreció su apoyo a un usuario de Twitter que estaba pasando un mal momento

¡Que lindo! El pasado sábado, 17 de Octubre de 2020, el aeropuerto de Dublín, Irlanda, tuvo una tierna interacción con un usuario de Twitter con la intención de levantarle el ánimo. El destinatario del tweet fue Edmund O’Leary, un padre de dos gemelos con interés en temas de salud mental y amante de la aviación según su propia descripción en su cuenta personal.

El viernes 16 de Octubre el usuario de Twitter emerald1910 compartió que no estaba pasando un buen momento y agradecía si alguien se tomaba el tiempo para responder su tweet. El mismo leía “No estoy bien. Me siento muy bajoneado. Por favor tómense unos segundos para saludar si ven este tweet. Gracias“. Desde su publicación hasta el momento de redacción de esta nota, el pedido de Edmund O’Leary cuenta con mas de 100 mil respuestas y alrededor de 304 mil ‘me gusta’.

A las pocas horas de la publicación, Edmund recibió una respuesta de una cuenta muy particular y más para alguien que es fan de la aviación: el aeropuerto de Dublín. Paul O’Kane, vocero de la institución, declaró que el tweet de Edmund les había llegado y los sensibilizó. “Nos dimos cuenta por sus publicaciones que Edmund es irlandés, que solía viajar, y que ama las aeronaves Boeing 747. Sobre esa base, respondimos con un mensaje personal para Edmund con un par de imágenes con la esperanza de levantarle el ánimo aunque sea un poco”, dijo el O’Kane al sitio Lonely Planet. “Elegimos la imagen del amanecer siendo que el sol siempre se eleva, incluso luego de las noches más oscuras”.

El tweet que le enviaron dice lo siguiente:

Hola Edmund, no estás solo. Mucha gente se está sintiendo de ese modo actualmente. Nunca te olvides que eres querido y que hay gente que se preocupa por ti. Nosotros te vemos como 747s; acá hay uno exclusivamente para vos junto a una imagen del amanecer en Dublín. Te mandamos abrazos desde casa.

Twitter del Aeropuerto de Dublín

La del aeropuerto de Dublín no fue la única respuesta que tuvo Edmund en relación a la aviación. En el día de ayer se sumó British Airways deseándole un feliz cumpleaños, el cual fue recientemente.

Para más historias como esta ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO