3 lugares imperdibles en nuestro viaje a los Alpes italianos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En nuestro último viaje nos perdimos en la inmensidad de los Alpes italianos. Más precisamente en la cadena montañosa conocida como los Dolomitas. Los alemanes conocen esta zona por el nombre de Süd Tirol (Tirol del sur) y hay que decir que es una zona bastante particular. Si bien pertenece a Italia, alrededor del 80% de la población habla alemán y tienen mucha independencia. Algo similar a lo que ocurre con Bayern (Bavaria) en Alemania.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Italia!

Alpes

Más allá de esto, es una región donde las montañas están formadas por enormes macizos de piedra separados por bosques y prados. El sonido de las campanas que cuelgan del cuello de las vacas es una constante, e incluso en un momento nos pareció ver a Heidi corriendo por el campo.

De este entorno de cuento les queremos compartir los 3 lugares que más nos cautivaron y, a nuestro criterio, son imperdibles para quien visite los Dolomitas: (cada uno parece una foto de rompecabezas)

1. Lago di Braies

Alpes

Posiblemente el más hermoso de los lagos de la región. Y sin dudas el más fotografiado, además de ser muy famoso en Instagram (quizá ya lo vieron sin saber dónde quedaba).
Es accesible en auto y tiene la particularidad de estar encerrado por las montañas. Allí encontrarán una vieja cabaña con muelle de madera sobre el agua que alquila botes de remos.

Pero el lugar tiene un secreto. Como en un cuento de Disney, la magia del lago se activa al
atardecer. En ese momento los botes se guardan y casi todos los turistas se van. El agua queda en calma y el silencio se apodera del ambiente. Es entonces, que con los últimos rayos de sol del día, el lago se transforma en un espejo. Y es como si la cabaña con sus botes flotaran en el cielo. Es tan mágico que no se puede apartar la mirada.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Italia!

2. Las Tres Cimas de Lavaredo

Alpes

El monte Tres Cimas es la gran estrella de los Dolomitas y no podía estar fuera del podio. Sería casi una ofensa no incluir esta cima que fue nombrada Patrimonio Mundial por la UNESCO y es visitado por miles de turistas todos los años. Para llegar hasta él debemos subir hasta los 2500 m.s.n.m. por un camino con curvas de 360° que te sacan el aliento.

Al llegar a la base del macizo rocoso que le da nombre (tres rocas colosales de 500 m de altura), podemos comenzar la caminata. El sendero más conocido es el que da la vuelta alrededor de la montaña pasando por tres refugios. El recorrido no es demasiado exigente pero requiere de unas 6 horas de trekking (parando a comer).

Las vistas que se tienen son impresionantes. Tanto si miramos hacia arriba a la montaña como al valle que se extiende debajo.

3. Lago Sorapis

Alpes

Quizá sea el menos conocido de los tres, pero tiene su lugar bien ganado. El lago Sorapis se esconde en una meseta a 1930 m.s.n.m. Y cuando decimos que “se esconde” es en sentido figurado. Para llegar a este pequeño lago se necesitan 2:30 hr. de caminata, de las cuales las últimas 2 hr. son en constante subida. En total hay que trepar 600 m (a veces usando las manos).

Esto le da cierto aire de exclusividad. Sólo aquellos realmente dispuestos suben a verlo.
Pero el esfuerzo tiene su recompensa. Aparece de repente y sin previo aviso para sacarnos el poco aliento que nos quedaba. El lago de Sorapis tiene un color turquesa muy fuerte. Sus aguas son lechosas y casi parece que fuera sólido. Al estar totalmente encajonado en la montaña corre poco viento y su superficie es un espejo inmaculado.

Estos son nuestros 3 imperdibles de los Alpes Italianos y esperamos haber despertado tus ganas de visitarlos, ¿cuál te gustó más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO