5 Consejos para superar el miedo a volar (o al menos intentarlo)

2 min


La probabilidad de que se caiga un avión es de 1 entre 1,4 millones. Para que una persona sufra un accidente de avión tiene que estar volando todos los días durante 3.859 años

Sin embargo e independientemente de cuantas millas tenga, siempre que subo a un avión me da miedo.

Ya lo escucharon pero va de nuevo: el avión es, de lejos, el medio de transporte más seguro. Los accidentes son muy raros, en cualquier caso mucho menos frecuentes que en carretera, pero, pese a esto, el miedo nos ataca en cada trayecto.

Aquí van algunos de mis consejos y recomendaciones para superar el miedo a volar que, junto con un poco de actitud, seguro que reducen tus preocupaciones en los aviones.

1)  Llévate algo que te distraiga. Mucho.

Puede resultar algo obvio, pero lo más importante durante el vuelo es estar distraído. Llévate música, juegos en el móvil, sudokus, revistas, aprovecha el vuelo para leer un libro u ojear la guía de tu próximo destino. Piensa en el gran viaje que te va a esperar desde que aterrices. A la vuelta del viaje, como la guía es muy probable que ya no te interese demasiado, te recomiendo que te entretengas en el vuelo mirando las fotos y recordando lo bien que lo has pasado en el viaje, ¡funciona!

2) Súbete al avión listo para una siesta

Algunas personas recomiendan que llegues al avión después de haberte levantado temprano o bien optar por viajar de noche. Así es más probable que eches un sueño durante el vuelo. ¿Qué mejor forma de pasar el tiempo que estar dormido?

3) Acompañado. Mejor.

Aunque no siempre es posible, lo mejor para evitar tu fobia es volar acompañado, así el que soportará el escándalo que puedas montar en el avión al menos será tu amigo, aunque puede que una vez que hayas llegado al destino deje de serlo. Si tienes que volar solo, intenta entablar conversación antes de despegar con la persona que tengas al lado. Eso te ayudará a romper el hielo, a sentirte más seguro, y quien te dice pases un vuelo interesante 😉

4) Ejercicios de relax

Integra ejercicios de reducción de ansiedad a tu vida diaria. Si practicas estos ejercicios cuando no estés ansioso, tendrás herramientas listas para ayudarte cuando lo estés.
Respira hondo. Coloca una mano sobre tu abdomen. Respira hondo por la nariz. Inhala todo el aire que puedas. Debes sentir que tu abdomen se expande, no tu pecho. Exhala por la boca, contando lentamente hasta 10. Contrae el abdomen para empujar todo el aire hacia afuera.

Haz este ejercicio de 4 a 5 veces para ayudar a relajarte

Por si aún no te convences…

5) Básicamente: es imposible que se caiga el avión en el que tú viajas

. Esto significa que apenas existen posibilidades de que te toque a ti. Es más probable que te saques la lotería a que se caiga el avión en el que viajas o, con muchísima más probabilidad, que mueras en un accidente de tráfico de camino al aeropuerto que en el propio avión.

Además, si hay ese porcentaje tan pequeño ¿vas a tener tan mala suerte de que te va a tocar a ti?

Piensa siempre en positivo durante el vuelo, a mí es una de las cosas que más me ayudan a mantener la calma en el avión.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Sheila Delaloye

Comentarios

Seleccionar formato
Cuestionario de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Cuestionario Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines
Gif
Formato GIF