5 errores que todos cometimos a los 20 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Creo realmente en eso de que nunca es tarde, que la edad no importa y que si te propones algo que realmente quieres con todas tus fuerzas lo conseguirás.

Pero no por eso, hay que especular con que a los 20 años aún es pronto y que ya tendrás tiempo de hacer muchas cosas después, por lo que abandonas tus aspiraciones pensando que las podrás retomar.

Realmente los 20 es una edad maravillosa, y hay que aprovecharlo al máximo. Cómo dije al principio, NUNCA es tarde, pero si aún tienes 20 te dejo estos consejos:

 

1. Postergar un viaje “para después”

(Obvio que esta iba a estar)

Pensarás que la energía que te acompaña ahora siempre la tendrás, que la habilidad que tienes para dormir en cualquier sitio o si es necesario ¡no dormir! será eterna, pero déjame decirte que no, esa energía es limitada.
Así que, antes de que comience a disminuir, UTILÍZALA.

Ir de mochilero. Convertirse en un extranjero. Invertir tus pocos ahorros en el tipo de vacaciones que nunca vas a tomar de nuevo. Antes de que te des cuenta, tendrás una familia para cuidar y obligaciones de trabajo que hacen estas experiencias -no imposibles- pero sí más difíciles de conseguir.

 

2. Buscar estabilidad

Tienes 20 y posiblemente aún continúas buscando lo que realmente quieres. Sé egoísta en lo que a tus sueños respecta, ya que posiblemente ningún otro momento de tu vida será tan perfecto para dedicarse a lo que te hace feliz , ten en cuenta que cualquier cosa creativa y arriesgada toma tiempo llegar a ser lucrativa, y nunca tendrás de nuevo este mucho tiempo en el resto de tu vida.

 

3. No a la fiesta

No es que esté incentivando el alcoholismo, pero seamos sinceros: no hay nada como estar loca y estúpidamente borracho para no volverlo a intentar jamás. Y qué mejor hacerlo cuando aún se es muy joven como para recuperarse de la resaca en tan sólo un día. (Luego te llevará todo el fin de semana recuperarte -me lo contaron-)

 

4. No animarse por miedo

Muchos de nosotros hemos sido adoctrinados con la fórmula de la vida: estudiar, conseguir un trabajo, comprar una casa, casarse, tener unos cuantos niños, morir. ¿Cómo se las arreglaron para vendernos eso? nadie sabe realmente…

Por mucho que esto puede parecer vacío, las consecuencias son aún peores: salirse de esta creencia puede dar miedo hasta el punto de que es paralizante. Así que muchas personas no crean arte, no se mueven de su zona de confort, no salen de esa relación sin salida porque temen el fracaso.
Se necesitan muchos años para aprender, pero el fracaso es sólo una parte del proceso de aprendizaje. Una vez que aprendas a fallar, vas a tener una mejor comprensión de cómo tener éxito. Y qué mejor edad para fallar que a los 20.

 

5. Mantener tu mente cerrada

(mal, muy mal)
Debes conocerte a ti mismo lo antes posible, saber lo que piensas y qué tipo de “cosa” ha influido para que pienses de esa forma. Cuanto antes sepas qué parte de tus creencias son falsas e infundadas, antes liberarás tu mente.
Rompe con esos acuerdos que nos impusieron, nos limitan y nos privan de alegrías.

 

Y RECUERDA: las personas se arrepienten mucho más de las cosas que no hicieron que de aquellas que sí hicieron.

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO