8 datos curiosos sobre la Selva Negra que seguramente no conocías

5 min


Hacer un viaje a la Selva Negra supone descubrir y disfrutar de un paraíso en medio de la naturaleza que alberga uno de los lugares turísticos más bellos de Alemania. Miles de turistas disfrutan año a año de su belleza natural en su estado más puro.

Aunque se divide en tres áreas denominadas la Selva Negra Norte, la Selva Negra Media y la Selva Negra Sur; los límites están delimitados por Karlsruhe, Stuttgart, el lago Constanza en Bodensee y Basilea.

El territorio alcanza desde Friburgo hasta Basilea y limita con Francia por el oeste y con Suiza y Austria por el sur.

Si están planeando un próximo viaje a Alemania, no puedes dejar de visitar este paraíso natural! Descubre con nosotros 8 datos curiosos que seguramente no sabías sobre la Selva Negra:

1. ¿Por qué se llama así?

Sobre su nombre hay dos teorías, una de ellas está basada en el paisaje oscuro proveniente de los densos abetos que pueblan la Selva y la otra posibilidad, que es la más probable, es que los romanos, impresionados por la densidad de sus bosques y la oscuridad de sus caminos poblados de árboles decidieron llamarla Populus NigraDe las dos teorías esta última es la más aceptada.

2. Sus fiestas populares son famosas

En cualquier rincón de la Selva Negra se observa un gran interés por la conservación de sus tradiciones. Con motivo de las fiestas populares, se pueden ver aún hoy a muchas mujeres vistiendo sus trajes regionales con sombreros (Bollenhut) con grandes bolas rojas en sus extremos.

Estos sombreros pueden llegar a pesar varios kilos, el color de las bolas (Bollen) suele ser rojo e indica el estado civil de la mujer que lo porta.

3. ¿Todavía no probaste su postre oficial?

Si eres goloso probablemente te suene el nombre de Selva Negra por un pastel que lleva su nombre. Esta es una tarta típica de la cocina de Baden y uno de los dulces más preciados en la cocina alemana. En alemán, su nombre Schwarzwälder Kirschtorte significa “torta de cerezas de la Selva Negra”.

Si visitas esta región en Alemania, no puedes dejar de probar esta delicia típica de la zona. Y aún mejor, si tienes la oportunidad, pruébala en el Cafe Schäfer de Triberg, donde Claus Schäfer conserva la receta original de su afamado postre que le transmitió Josef Keller en 1905. ¡Es el postre oficial!

4. Allí se encuentra el mayor Parque Nacional alemán!

Las autoridades alemanas han convertido estos bellos paisajes de la Selva Negra en Parques Naturales con el objetivo de garantizar la preservación de la riqueza de sus bosques, su cultura y su riqueza ecológica.

El extenso Parque Natural del Sur de la Selva Negra es una de las zonas turísticas más bellas de Alemania: cumbres con vistas impresionantes, granjas típicas de la zona y bosques frondosos.

Se ubica en el triángulo que forman Alemania, Francia y Suiza y se extiende por el norte hasta Triberg, con sus famosas cascadas; por el sur hasta el Alto Rin; por el este hasta Donaueschingen, donde se encuentra las legendarias fuentes del Danubio; y por el oeste hasta la ciudad de Friburgo, con su catedral, famosa en el mundo entero.

El punto más elevado del Parque se sitúa a 1.493 metros, en Feldberg, un paraíso para los amantes de la naturaleza y los apasionados del senderismo. También se pueden visitar los lagos originarios de la era glacial, como el Schluchsee, el Titisee o el misterioso Feldsee.

Una joya muy particular se esconde en el profundo e impresionante barranco del río Wutach, el «Grand Canyon» de Alemania.

5. Uno de sus pueblos es famoso por sus relojes gigantes

Triberg es un pueblo ubicado en la Selva Negra que cuenta con numerosos artesanos de la madera, cuya principal especialidad son los “relojes de cuco”.

Mucha gente se acerca hasta esta localidad para comprar uno de los variados modelos hechos a mano por alguno de sus artesanos o para ver los relojes más grandes del mundo. En esta localidad también se encuentran las cataratas de Triberg, una de las cascadas de mayor altura de Alemania, con 163 metros.

El reloj de cuco más grande del mundo, en el trayecto de Triberg a Schönberg, con 15 metros de altura incluso ha conseguido entrar en el Libro Guinness de los récords.

Tampoco te puedes perder la Ruta alemana de los relojes, un circuito de casi 320 km que discurre por Villingen-Schwenningen, Triberg, St. Peter, lago Titisee y regresa a Villingen-Schwenningen. Sumate a este recorrido y disfruta de paisajes impresionantes de la Selva Negra y de la meseta de Baar.

6. Y hasta cuenta con Parques de Atracciones!

Si viajas en familia, puedes visitar uno de los parques de atracciones más visitados de la Selva Negra, el Steinwasen Park. Este parque se encuentra en la localidad de Oberried, en un precioso valle rodeado de abetos. El punto fuerte del parque son los toboganes, una especie de trineo dónde tu mismo controlas la velocidad.

Un poco más lejos se encuentra el Europa Park, ubicado en el pequeño pueblo de Rust, junto al río Rin y muy cerca de la frontera entre Alemania y Francia. Este es uno de los parques temáticos más grandes y concurridos de Europa con más de 5 millones de visitantes por año. Es ideal para incluirlo como una escapada de diversión durante tu visita a la Selva Negra!

7. Un destino ideal para fanáticos del senderismo

Si viajas a la Selva Negra, preparate para caminar! De esta manera, podrás descubrir a fondo cada rincón natural de este paraíso. Aquí te esperan sendas interactivas, rutas de senderismo y de ciclismo, como la bella “Ruta cicloturística panorámica de la Selva Negra”.

No puedes dejar de visitar el lago Schluchsee, el más grande de la Selva Negra y el que está a mayor altitud de toda Alemania. Es un lugar privilegiado para los amantes del senderismo, ya que se encuentra rodeado de numerosos senderos, por lo que es posible caminar por su contorno de 18 km de perímetro.

Cuando comienza el buen tiempo, también se pueden hacer excursiones en barco en las aguas del lago. Las travesías son de mayo a octubre.

La Selva Negra también ofrece una serie de atracciones que te brindarán vivencias inolvidables: los aficionados al descenso de aguas bravas disfrutarán de que las frescas aguas del Murg y en el circuito con karts de montaña alta en Baiersbronn los más atrevidos podrán experimentar un momento de adrenalina.

8. Este mágico lugar inspiró a los cuentos de hadas más populares

La Selva negra es, sin dudas, el lugar donde puedes imaginar que eres el protagonista de un cuento de hadas o de cualquier personaje plasmado en los libros infantiles. Y esto se debe a que los hermanos Grimm se inspiraron en estos bosques para escribir todos esos cuentos que nos han acompañado en la infancia.

Aunque de igual manera, Alemania cuenta con otros lugares cuyos escenarios han sido también fuente de inspiración para los hermanos más conocidos de la literatura alemana.

Y tú, ¿con quién visitarías este mágico destino?


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Seleccionar formato
Cuestionario de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Cuestionario Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines
Gif
Formato GIF