A pesar del cierre por Covid-19, un zoológico en España continúa haciendo presentaciones de animales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Loro Parque es un zoológico y una colección de plantas tropicales de propiedad privada, situado en el Puerto de la Cruz (Tenerife), España.

Como tantos otros espacios que acostumbran a concentrar grandes cantidades de personas y/o no se inscriben dentro de la categoría de satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos, se ha visto obligado a cerrar sus puertas para evitar la propagación del coronavirus.

Aún así, se ha difundido que, a pesar de la ausencia de espectadores y consumo de actividades en el lugar, el zoológico continúa llevando a cabo las presentaciones en las que los animales son protagonistas.

Entre ellos se destacan la participación de orcas, delfines, leones marinos y loros, por lo que los cuidadores siguen llevándolos a cabo con normalidad, aunque sin visitantes.

Según han indicado, las actividades y performances que se realizan en el predio forman parte del entrenamiento de los animales y es clave para asegurar su bienestar, por lo que los cuidadores continúan llevándola a cabo a pesar de que el Parque se encuentra cerrado al público.

“Los animales siguen haciendo las presentaciones porque es mentalmente estimulante para ellos, además de un ejercicio físico y algo con lo que puedo decir que realmente disfrutan… Seguimos haciendo nuestra ronda de entrenamiento, proponiendoles retos y enseñándoles cosas nuevas”

Eric Bogden, responsable de Mamíferos Marinos de Loro Parque.

De igual manera, sí advierten que han modificado las prácticas y formas de trabajar para resguardar la salud de los cuidadores. Los equipos de personal se han dividido en turnos que no coinciden, aunque se encuentran en constante comunicación: “Nosotros somos los expertos en el cuidado de los animales, así que nos dividimos en dos equipos y si, por ejemplo, algo me sucediera a mí, llamaría a la siguiente persona, que se encargaría de todo”, explica Bogden.

Los sherpas proponen al gobierno nepalí aprovechar el “cierre del Everest” para limpiarlo

Como reacción de supervivencia tanto humana como ambiental, ante el Everest “cerrado por coronavirus”, los sherpas proponen aprovechar recursos para limpiar la montaña

A causa de la pandemia del coronavirus, los permisos de escalada para las expediciones de esta primavera en Nepal están suspendidas. Los ochomiles ya están vacíos y todos aquellos que sobreviven todo el año con el negocio primaveral ven reducidos a cero sus ingresos y posibilidades de subsistencia el resto del año. La temporada está perdida. El Everest, acostumbrado en estas fechas a estar hiperrepleto, ahora está totalmente vacío.

Pero el Everest arrastra otra enfermedad, en este caso, casi crónica: la de la suciedad. Los kilos y kilos de escombros esparcidos por la montaña, a raíz del desorbitado número de expediciones la han convertido en un autentico vertedero. Pero ¿cuándo es buen momento para limpiarla?, ¿cuándo ha habido un momento climatológicamente óptimo para hacer ese reset necesario?

¿Por qué no limpiar el Everest ahora?

Puede que el buen momento sea ahora. Así lo ven los sherpas de la zona. La coyuntura actual ha hecho que dos problemas confluyan en el tiempo: la montaña no puede seguir acumulando residuos y la población no puede quedarse sin trabajo. A raíz de estas dos graves problemáticas, ha surgido la iniciativa de limpieza, ¿cuándo?: ahora. Esta es la propuesta de la población sobre la que pivota el debate con el gobierno. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡Síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO