Abre en Suecia el museo de la comida más repugnante del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En general, cuando visitamos un museo, lo hacemos con las ganas de disfrutar de una obra artística o espectáculo, o para conocer una nueva cultura. Si bien el concepto es muy amplio, este nuevo museo inaugurado en Suecia sin dudas nos resulta completamente extravagante: el Museo de la Comida Repugnante.

Puede resultar realmente desagradable para muchos, pero lo cierto es que muchos curiosos y valientes se animan a probar algunos de los platos más asquerosos del mundo: desde jugo de ojos de borrego, testículos de toro, la cerveza de raíz estadounidense y otras especialidades de todo el mundo.

¿Te comerías un bocado de queso lleno de gusanos vivos? ¿Un pene de toro? ¿O qué tal un poco de vino aderezado con ratones muertos en la botella?

queso con gusanos
Queso con gusanos

Los responsables detrás del proyecto aseguran que no se trata de “un espectáculo” con comida, sino más bien una prueba de que lo que para la cultura de un país resulta delicioso puede ser radicalmente diferente en otros lugares.

Para que sean considerados como asquerosos, deben ser alimentos reales, que se consuman actualmente, debe ser considerada como ‘repugnante’ por un número considerable de personas y además ser alimentos interesantes o divertidos.

“La repugnancia es completamente subjetiva”, asegura el curador de la exposición.

Natto
Natto, el desayuno preferido de muchos japoneses

El museo acaba de abrir sus puertas y los visitantes podrán pasear entre olores y alimentos diversos. En total, hay 80 platos en la muestra, algunos de los más llamativos son: un queso de Cerdeña que contiene larvas vivas de moscas, un pene de toro que se come en algunas partes de China, huevos de gallinas cocinados con embriones semidesarrollados en su interior o las tarántulas fritas de Camboya.

Suecia

También hay durian, una fruta espinosa de Tailandia que está prohibida en los hoteles y el transporte en el sureste asiático. De EE.UU. provienen la cerveza de raíz y varios ejemplos de comida rápida.

Hay comida de todo el mundo y, según los organizadores, la idea es que los artículos vayan cambiando con el tiempo.

El museo está programado para funcionar durante tres meses. Después de eso, hay planes para llevar las exhibiciones en una gira por Alemania, Japón, China y Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO