Alarma por la invasión de osos polares en Rusia que escapan del calentamiento global

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A medida que se va derritiendo más el hielo marino, los animales se ven obligados a salir de su hábitat natural en busca de comida. Y eso llevó a un grupo de osos polares a “invadir” el archipiélago ártico Nueva Zembla, ubicado en el noreste de Rusia donde viven unas 3.000 personas.

Unos 52 osos polares llegaron a Beluchia Guba, el pueblo más grande de este archipiélago donde hay una base militar rusa.

Tras la invasión de más de 50 osos polares, las autoridades rusas decretaron el "estado de emergencia".

El cambio climático en las áreas polares está obligando a los animales a buscar alimentos más allá de sus áreas habituales, por lo que entran en contacto con la población humana, lo que tiempo atrás no ocurría.

Según el funcionario ruso, “la gente tiene miedo de salir de casa y los padres tienen miedo de que sus hijos vayan solos a la escuela”.

Tras la invasión de los mamíferos, las autoridades se vieron obligadas a decretar el “estado de emergencia”.

En Rusia, los osos polares están clasificados como una especie en peligro y está prohibido cazarlos. Además, el motivo por el que migraron hacia la ciudad tiene que ver con que la especie se encuentra amenazada por el calor.

Por el momento, las autoridades intentan expulsar a los osos polares con vehículos de patrulla y perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Bares y restaurantes de España lucen mensajes de humor y sarcasmo en pizarras ante un nuevo cierre por COVID-19

Hace unos días compartíamos las nuevas actualizaciones respecto a la situación epidemiológica en España: ante un preocupante rebrote de casos por COVID-19, las autoridades decidieron decretar el estado de alarma en el país para determinar, luego, un toque de queda durante al menos 15 días. En consecuencia, bares y restaurantes de España se ven obligados a cerrar nuevamente sus puertas, viviendo esta segunda “temporada” del virus con mucha tristeza.

Así, España ingresa nuevamente en estado de alarma a raíz del impacto ocasionado por el coronavirus. La medida fue anunciada por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, y ha entrado en vigor a partir de la tarde del domingo 25 de octubre y permanecerá al menos vigente durante los próximos quince días.

Al respecto, según reportan desde el medio español La Vanguardia, los locales gastronómicos han recurrido al humor, la ironía, el sarcasmo y la denuncia para demostrar su malestar por las restricciones y las consecuencias económicas del cese de actividad:

Bares y restaurantes de España lucen mensajes de humor y sarcasmo en pizarras ante un nuevo cierre por COVID-19
Bares y restaurantes de España lucen mensajes de humor y sarcasmo en pizarras ante un nuevo cierre por COVID-19
Bares y restaurantes de España

La foto que refleja la crisis de bares y restaurantes de España ante un rebrote de COVID-19

Bares y restaurantes de España

Durante las últimas horas, en España ha circulado una foto que refleja al 100% el drama del sector de la hostelería en España debido al coronavirus

José Fontanellas, propietario de un restaurante en Zaragoza, consuela a un derrotado Iván Trasobares, su chef. Según se muestra, ambos están sentados frente a las puertas del local, el Bodegón Azoque, que tiene que volver a cerrar por las restricciones de la pandemia, como tantos otros en España.

Nos vuelven a cerrar… Desde pequeños nos inculcan que el esfuerzo siempre tiene su recompensa, pero en momentos como este te hacen pensar que no es así, además de dudar de esos valores, te hace casi perder la ilusión e incluso el ánimo”, puede leerse en la publicación de Facebook que acompaña a la foto.

El coronavirus ha golpeado duro a muchos sectores, y la hostelería es uno de ellos. Las medidas de higiene, las restricciones y una nueva ola de contagios han vuelto a poner en una situación crítica a muchos establecimientos de todo el país que, vale destacar, ya han quedado muy tocados tras el confinamiento en primavera. Hubo restaurantes y bares que no pudieron volver a abrir sus puertas tras la desescalada, y los que sí que pudieron retomar su actividad vuelven a estar en la cuerda floja.

“¿Por qué cerrarnos si es posible unir el confinamiento perimetral con nuestro sector? Otras comunidades lo han demostrado ¿Es posible que esta familia que está comiendo aquí, corra más peligro de infectarse aquí que en su casa? Si uno de ellos está infectado la suerte es la misma?”, insisten desde el Bodegón.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO