Alerta en Gran Cañón por un brote de virus en más de 100 excursionistas y turistas

Alerta en Gran Cañón por un brote de virus en más de 100 excursionistas y turistas
Editora / Travel Content Editor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un brote de enfermedad ‘desenfrenada’ está enfermando a los excursionistas y turistas en el Gran Cañón: se trata de un brote de un virus aún por confirmar que ha infectado al menos a 118 personas que han visitado el Gran Cañón desde mayo. Se cree que el norovirus es la causa raíz, aunque los investigadores todavía están buscando una respuesta definitiva. Afortunadamente, no hay muertes reportadas.

Parte del área y parque natural en el que se encuentra la formación natural que se distingue por unas bandas estratificadas de roca roja y que revelan millones de años de historia geológica en un corte transversal -con unos 16 km de ancho y 1.6 km de profundidad a lo largo de sus 365 km de extensión-, se encuentra siendo monitoreada con misiones aéreas de rescate.

Alerta En Gran Cañón Por Un Brote De Virus En Más De 100 Excursionistas Y Turistas
Alerta en Gran Cañón por un brote de virus en más de 100 excursionistas y turistas

La excursionista de Arizona Kristi Key describió un caso de rescate en el grupo de Facebook Grand Canyon Hikers: en alrededor de cuatro millas en Boucher Trail, vio a cuatro excursionistas que estaban en su último día. Dos habían estado vomitando “bastante violentamente la noche anterior”, mientras que el otro también parecía enfermo. Los excursionistas dijeron que no necesitaban que Key llamara a un rescate usando su Garmin SOS (no hay servicio celular), pero después de que ella regresó, el grupo estaba en el mismo lugar y seguía vomitando, así que llamó al rescate. 

Key se quedó con dos de los excursionistas durante horas hasta que llegó el helicóptero y recogió al hombre más enfermo mientras el resto terminaba la caminata de regreso. El panorama resultó aún más desalentador cuando el único excursionista saludable, según contó Key, estaba vomitando en su habitación cuando regresó.

Los guardabosques que asistieron y brindaron ayuda a los excursionistas le dijeron a Key que el norovirus estaba «desenfrenado» en Grand Canyon Village, y que hubo varios rescates recientes en Boucher Trail por los mismos problemas. Los casos informados parecen tener una tendencia a la baja, ya que la mayoría de los casos se informaron en mayo.

El jefe de comunicaciones, asociaciones y asuntos externos de la Oficina del Superintendente del Parque Nacional del Gran Cañón, Jan Balsom, le dijo al Daily Beast que el parque no ha visto un brote de este tipo en aproximadamente 10 años.

Los síntomas del norovirus incluyen vómitos, diarrea, calambres, dolores corporales y fiebre, y es extremadamente contagioso y se propaga a través de superficies o alimentos o bebidas contaminados. Es la principal causa de enfermedad por alimentos contaminados en los Estados Unidos. No es, como puede imaginar, algo que quiera atrapar mientras camina por partes remotas del Gran Cañón en un día de verano abrasador en Arizona.

La Oficina de Salud Pública del Servicio de Parques Nacionales le dijo al Daily Beast que la investigación de la “enfermedad gastrointestinal intensificada” “considerará todas las fuentes potenciales. Se desconoce en este momento cuál es la fuente de la enfermedad”. Los viajes a lo largo del río Colorado son el enfoque principal a partir de ahora. 

Mientras tanto, el Parque ha dado aviso para que todos los visitantes hiervan el agua o usen un desinfectante químico (los filtros de punto de uso no matan el norovirus) en la zona. Por su parte, las personas que visitan el parque también deben evitar beber de fuentes de agua naturales como cascadas, piscinas y arroyos.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.