Alerta en la Antártida: Por primera vez detectan agua tibia debajo de un glaciar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Según ha indicado la agencia Deutsche Presse-Agentur GmbH (DPA), la mayor agencia de noticias de Alemania y una de las mayores del mundo, este descubrimiento se ha realizado en la zona terrestre del glaciar Thwaites.

Este amplio glaciar, sensible a los cambios climáticos y oceánicos, desemboca en el mar de Amundsen, a unos 30 kilómetros al este del monte Murphy, en la tierra de Marie Byrd.

Foto: BBC

Es allí mismo donde científicos descubrieron por primera vez la existencia de agua tibia. En palabras de Daivd Holland, director del Laboratorio de Dinámica de Fluidos Ambientales de New York University, la presencia de “aguas cálidas en esta parte del mundo deberían servirnos como una advertencia sobre los posibles cambios terribles en el planeta provocados por el cambio climático”.

Foto: National Geographic

Además, Holland advirtió “si estas aguas están causando el derretimiento de los glaciares en la Antártida, los cambios resultantes en el nivel del mar se sentirán en las partes más habitadas del mundo“.

La disminución del glaciar Thwaites -y su posible desaparición- puede corresponder un impacto significativo a nivel mundial. ¿El motivo? Esto drenaría una masa de agua que es aproximadamente del tamaño de Gran Bretaña y representaría, aproximadamente, el 4% del aumento global del nivel del mar.

“El hecho de que nuestro equipo haya registrado agua tibia en una sección de la zona de puesta a tierra de Thwaites, donde hemos sabido que el glaciar se está derritiendo, sugiere que podría estar experimentando un retroceso imparable que tiene enormes implicancias para el aumento global del nivel del mar“, señaló Holland.

Así luce el Eucalipto Arco Iris, uno de los árboles más bellos del mundo

¿Alguna vez has visto un árbol con el tronco multicolor? Es que existe un árbol que crece en Filipinas, Indonesia y Papúa Nueva Guinea, cuya corteza adopta distintas coloraciones al exponerse al aire. Increíble, ¿no?

Un bosque de esta especie es realmente todo un espectáculo. Y es que entre el variado catálogo de árboles que la biodiversidad nos ofrece, el eucalipto arco iris (Eucalyptus deglupta) seguramente es el más colorido, al menos en lo que se refiere a su tronco.

Un Eucalipto arco iris puede alcanzar los 75 metros y crecen de 2 a 3 metros en cada estación del año. Su corteza va cambiando de color al mudar y al hacer contacto con el aire y en las temporadas de lluvia es cuando más brillante y colorido se muestra. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO