Antártida: encuentran restos de un reptil marino similar al “monstruo del Lago Ness”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Increíble: un grupo de científicos argentinos encontró en la Isla Marambio de la Antártida restos de un reptil marino, similar al “monstruo del Lago Ness”, que vivió hasta poco antes de la extinción de los dinosaurios.

El ejemplar, de 11 metros de largo y 12 toneladas de peso, forma parte de la familia de los plesiosaurios y vivió poco antes de la extinción masiva de los dinosaurios.

En la publicación, los expertos destacaron que se trata del elasmosáurido más cercano a la extinción de los dinosaurios que se haya descubierto en el continente blanco.

Los restos del reptil gigante hallados son parte de su columna vertebral, parte de sus aletas anteriores y posteriores y algunos elementos de la cintura, y ya se encuentran en el Museo de La Plata.

El descubrimiento de los fósiles se dio en el centro de la isla Marambio. Crédito: Agencia CTyS -UNLaM

Los elasmosáuridos forman parte de la gran familia de los plesiosaurios, reptiles extintos en lo que posiblemente se inspiró el imaginario colectivo para crear al monstruo del Lago Ness.

Los restos hallados son parte de su columna vertebral, parte de sus aletas anteriores y posteriores y algunos elementos de la cintura escapular.

Se estima que este ejemplar medía entre 11,2 y 12 metros y pesaba entre 10 y 13 toneladas. Las especies de su misma familia conocidas hasta ahora pesaban la mitad.

El sitio donde se encontraron los fósiles está ubicado hacia el centro de la Isla Marambio, donde hay sedimentos de un antiguo ambiente marino de poca profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Científicos tomaron la primera imagen del mundo de 3200 megapíxeles

Científicos tomaron la primera imagen del mundo de 3200 megapíxeles

Un equipo de científicos logró tomar la primera fotografía de 3200 megapíxeles y la protagonista fue una cabeza de brócoli. La imagen o las, porque en realidad fueron varias, fueron tomadas por el Departamento de Energía del Laboratorio del Acelerador Nacional de SLAC. Las mismas constituyen las imágenes más grandes que hayan sido sacadas en una sola toma. Para esto se utilizaron varios sensores de imágenes y la idea es que la cámara sirva para “explorar misterios cósmicos en el Observatorio Rubin”.

El tamaño de las imágenes es tan grande que para poder apreciarlas en su total calidad sería necesario contar un 378 pantallas de televisión de ultra alta definición 4k. Además, según explicaron en el comunicado oficial que publicó el laboratorio, la resolución que tienen las mismas es tan alta que permitirían ver una pelota de golf a nada más y nada menos que unos 23 kilómetros de distancia. Estas características son las que van a permitir realizar investigaciones en el campo de la astrofísica que no se han llevado a cabo hasta el momento, es decir que no cuentan con precedentes.

Científicos tomaron la primera imagen del mundo de 3200 megapíxeles
Imagen vía SLAC National Accelerator Laboratory

La matriz de sensores que se utilizó para las imágenes se integrará a la cámara digital más grande del mundo. Esta última se encuentra en construcción en SLAC. Una vez que se encuentre en el Observatorio Rubin, Chile, la cámara servirá para producir imágenes panorámicas del cielo sureño completo y sacará una cada varias noches por un período de diez años. De acuerdo al comunicado de SLAC, estos datos se incorporarán al catálogo de galaxias y movimientos de objetos astrofísicos llamado Gran Telescopio para Rastreos o LSST por sus iniciales en inglés (Legacy Survey of Space and Time). En términos de números, las galaxias que figuran en ese catálogo superan a la cantidad de personas que viven en la Tierra.

Científicos tomaron la primera imagen del mundo de 3200 megapíxeles
Imagen vía SLAC National Accelerator Laboratory

Se medirán y catalogarán alrededor de 20 mil millones de galaxias, según informó Steven Kahn, director del Observatorio Rubin. También explicó que la mayor parte del cielo nocturno en realidad nunca fue capturada por un telescopio y menos que menos con esta secuencia de tiempo que permite ver como las cosas van cambiando.

Para ver la imagen bien detallada, podes hacerlo haciendo clic en este enlace.

Para más historias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

Esta es una GRAN noticia 🤞🏻✈️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO