“Argentina en color”: Conoce el proyecto que revive y da color a viejas fotografías del Archivo General de la Nación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Alguna vez sentiste curiosidad por descubrir cómo serían las viejas fotografías seas de Argentina o de cualquier otra parte del mundo, tomadas en blanco y negro por supuesto, que se conservan en alguna caja familiar? O mejor aún, ¿descubrir cómo serían los más importantes registros de la historia mundial si pudieran convertirse a color?

Como ser, podríamos descubrir cómo luciría la fotografía de Kim Phuc, la niña que conmocionó al mundo a partir de la imagen de la Guerra de Vietnam, o apreciar en color ese momento exacto en que un soldado americano y una enfermera se besan en Times Square a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Sin dudas, se trata de un verdadero hallazgo y descubrimiento en el que la tecnología podría contribuir a conocer de mejor manera algunos de los momentos más memorables.

Y ese es en parte la propuesta de “Argentina en color“, un proyecto fotográfico, liderado por un joven llamado Fernando Furundarena. que consiste en colorear fotos antiguas que fueron tomadas inicialmente en blanco y negro, en su mayoría alrededor de los años 1900.

Gran parte de los registros de aquellos años, algunos se destacan principalmente por pertenecer a las décadas del 30 y 40, han sido facilitados por el Archivo General de la Nación, dependencia del Ministerio del Interior de la Argentina.

Esta entidad fue fundada en agosto del año 1821 y hoy en día permite consultar su acervo documental. El AGN reúne y alberga numerosas colecciones documentales escritas, visuales y sonoras que se remontan a la época colonial. Sus colecciones abarcan desde el año 1600 hasta aproximadamente 1970.

Según ha indicado Fernando a otros medios locales, el proyecto surgió por un interés particular y personal sobre la historia argentina y, sobre todo, por el patrimonio arquitectónico que estuvo en el país a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX. “Parte de ese patrimonio se ha conservado y otros no, por lo que gracias a las imágenes en color es posible apreciar cómo se podrían haber visto en ese momento” argumenta Fernando como detalle a uno de los principales objetivos que impulsaron a desarrollar esta iniciativa.

A través de las imágenes en color la gente joven se siente más identificado con lo que ve. No está tan acostumbrado a ver imágenes en blanco y negro, entonces por ahí se interesa más por la historia, por los patrimonios, nuestra cultura… También une generaciones, la gente más adulta que ve estas fotos se identifica con revivir estos momentos. Los jóvenes, por su parte, conectan con sus abuelos o bisabuenos, en donde se comparten las imágenes y resulta un tema de conversación entre ambos.

Fernando Furundarena

¿Cómo es el proceso para dar color a estas viejas fotografías de Argentina?

Como todo proyecto fotográfico, para cumplir con los objetivos se requiere de precisión, constancia y armonía en el contenido.

Según ha indicado Fernando, el proyecto consta de tres etapas. La primera y la más importante es elegir cuál o cuáles serán las imágenes a trabajar. Es importante que las mismas cuenten con buena calidad para facilitar la coloración.

Argentina en color

La segunda etapa es consultar a los expertos del tema para ver qué colores son los que posiblemente hayan sido los originales en esas fotos antiguas. Esto último por ejemplo siguiendo los tonos más comunes en las vestimentas, o los colores escogidos para el transporte de la época, entre otros.

El tercer paso ya consiste en la edición técnica de las fotos. Por un lado, Fernando utiliza un software de Inteligencia Artificial que ayuda a otorgar una primera tonalidad en los colores. La segunda parte de esta etapa se realiza mediante la herramienta de edición de imagen digital Photoshop, gracias a la cual recorta en varias capas la foto y se dedica a colorear cada una de esas capas. Este trabajo puede llegar a tomar entre 6 y 7 horas por cada foto.

Si te interesa conocer más fotografías como estas, ¡sigue a @argentinaencolor en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un fotógrafo captó el momento exacto en el que dos rayos enmarcaron perfectamente el One World Trade Center

En sus 40 años como fotógrafo, Gary Hershorn ha capturado muchos momentos increíbles, especialmente en la ciudad de Nueva York: desde arcoíris asombrosos que se extienden sobre el Empire State, lunas tan majestuosas que casi parecen pintadas hasta puestas de sol increíbles.

Pero fue el lunes por la noche cuando Hershorn capturó una imagen que realmente lo dejó sin aliento, cuando dos rayos cayeron sobre el río Hudson y enmarcaron perfectamente el One World Trade Center.

“Definitivamente fue un momento increíble”, dijo Hershorn a Insider. “Aunque he estado tomando fotos alrededor por 40 años, cuando fotografías algo que es realmente hermoso o espectacular en el mundo natural, nunca te cansas de hacerlo. Todavía tienes estos momentos increíblemente asombrosos”.

NYC thunderstorms

Hershorn utiliza la aplicación meteorológica profesional RadarScope para rastrear las tormentas en tiempo real, ayudándolo a prepararse para la toma perfecta.

“Perseguir relámpagos y persiguiendo tormentas no es en absoluto aleatorio”, dijo. “Es muy preciso y calculado. Con la aplicación, puedes ver qué tormentas tienen relámpagos, porque algunas son solo lluvia y eso es todo. Necesitas una aplicación profesional que te indique dónde está el rayo y cuándo es viniendo.”

Y ya había un indicio de que el clima tempestuoso del lunes no era un aguacero común. La aplicación mostró que había una tormenta con rayos en movimiento de norte a sur, y otra tormenta con rayos en movimiento de sur a norte. “En cierto modo convergieron sobre Nueva York”, dijo Hershorn. “Y creó una gran tormenta eléctrica”.

Así que Hershorn fue a uno de sus lugares favoritos para fotografiar tormentas: un patio en la parte trasera del restaurante en Nueva Jersey.

La antena en One World Trade Center fue alcanzada por un rayo seis veces el lunes, pero Hershorn no logró capturarlo. Pero cuando los rayos alcanzaron el río, Hershorn ya sabía que era la mejor toma de la tormenta.

“Una vez que vi esa foto, supe que ninguna foto de un rayo que golpeara el World Trade Center ayer sería mejor que esta foto en particular. De todos los rayos que he tomado, es la mejor foto de un rayo. Tiene la mayor intensidad y muestra el poder del rayo más que cualquier otra foto”.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Muy buenol 👇🏻☘️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO