Argentina: las aerolíneas deberán suspender la venta de pasajes al exterior

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Tal vez sea el knock out para la industria de los viajes en Argentina. Cuando el panorama era el peor en la historia del turismo, pero aún había un hilo de esperanza, llega esta resolución que termina de liquidarla esperanza de soñar con una recuperación.

Anoche, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) dispuso que las líneas aéreas no podrán promocionar ni vender pasajes al exterior y estableció sanciones para aquellas empresas que incumplan.

Según la resolución 143/2020 de ANAC, que será publicada en la próxima edición del Boletín Oficial, pero que ya fue notificada por el servicio de trámites a distancia (TAD) del Gobierno a las líneas aéreas, las empresas “solo podrán podrán comercializar servicios de transporte aéreo de pasajeros desde, hacia o dentro del territorio nacional”. Esto siempre que se encuentren formalmente autorizadas por el Gobierno de acuerdo a los procedimientos establecidos en el marco de la pandemia. Asimismo, dispone que la medida entrará en vigencia “inmediatamente”.

La argumentación del texto, que está firmado por la titular de la ANAC, Paola Tamburelli, señala que ” no existe a la fecha una certeza respecto de las medidas sanitarias que deberán adoptarse para el reinicio de las operaciones aerocomerciales de transporte de pasajeros luego de la crisis provocada por el COVID 19″ y que “se ha detectado que algunas líneas aéreas se encuentran promocionando por sí o por terceros, la venta de pasajes para vuelos regulares, sin haber obtenido la respectiva autorización por parte de esta Administración Nacional”.

“Jurca está que arde. Tanto el posible cierre de El Palomar como esta medida fueron absolutamente inconsultas con los usuarios del sistema, las aerolíneas” , señaló a LA NACION un abogado de larga trayectoria en el sector, en referencia a la Junta de Representantes de Compañías Aéreas en la Argentina.

Las compras futuras de pasajes les permiten a las aerolíneas hacer algo de caja en un momento de actividad virtualmente paralizada y les otorgan, además,una herramienta para renegociar los pasajes no utilizados, ofreciendo la posibilidad de reprogramarlos.

“Esto le saca el oxígeno a la aviación. Sin la posibilidad de emitir tickets futuros les tenés que dar [a los compradores] o un voucher, que tal vez no quiere aceptar, o devolverles la plata, lo que te puede generar una corrida de devoluciones”, explicaban en el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
vacuna coronavirus

Conservacionistas advierten que 500.000 tiburones podrían ser asesinados por la vacuna Covid-19

Los conservacionistas han advertido que se podría matar hasta medio millón de tiburones para obtener sus aceites naturales para su uso en una vacuna contra el coronavirus.

El escualeno, un aceite natural elaborado en el hígado de los tiburones, se utilizará en varios candidatos a la vacuna Covid-19.

El ingrediente se conoce como adyuvante y ayuda a aumentar la eficacia de una vacuna al provocar una respuesta inmunitaria más fuerte.

Actualmente se utiliza en las vacunas contra la gripe fabricadas por la empresa británica GlaxoSmithCline.

Great White Shark

La compañía ha dicho que produciría mil millones de dosis de las sustancias para su uso en una posible vacuna Covid-19, según Sky News.

Se necesitan alrededor de 3000 tiburones para producir una tonelada de escualeno.

Shark Allies, un grupo conservacionista con sede en California, ha dicho que será necesario matar alrededor de 250.000 tiburones para cosechar suficiente escualeno para proporcionar a la población mundial una dosis de una vacuna contra el coronavirus que contiene el aceite.

Los investigadores han dicho que cualquier vacuna podría necesitar dos dosis para proporcionar una inmunización adecuada, elevando ese número a medio millón de tiburones.

Shark

Stefanie Brendl, fundadora y directora ejecutiva de Shark Allies, dijo: “Cosechar algo de un animal salvaje nunca será sostenible, especialmente si se trata de un depredador superior que no se reproduce en grandes cantidades”.

“Hay tantas incógnitas de cuán grande y cuánto tiempo podría durar esta pandemia, y luego cuántas versiones de ella tenemos que atravesar, que si continuamos usando tiburones, la cantidad de tiburones capturados para este producto podría ser realmente alta, Año tras año tras año”.

Para evitar el mayor impacto en las poblaciones de tiburones, los científicos están probando una alternativa sintética al escualeno hecho de caña de azúcar fermentada.

Los conservacionistas estiman que alrededor de tres millones de tiburones mueren cada año por el escualeno, que se usa en aceite para máquinas y cosméticos, así como en medicamentos.

Great White Shark

Shark Allies ha lanzado una petición instando a los EE. UU. y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) a utilizar las opciones sostenibles existentes para una vacuna.

La petición dice en parte: “El uso de tiburones en las vacunas covid-19 es miope, impredecible e insostenible”.

“Hay mejores alternativas. La industria debe escuchar”.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO