Oficial: Argentina anuncia protocolos específicos en playas, ríos, lagos y balnearios privados ante la llegada de la temporada de verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata de una guía con pautas y recomendaciones para evitar que se provoquen focos de contagios durante la temporada de verano. En parte, ya lo habíamos anticipado cuando consultamos a los principales destinos de la provincia de Buenos Aires sobre los preparativos de cara a un nuevo periodo de vacaciones. Ahora, se presentaron nuevas y mejores definiciones sobre cómo disfrutar de playas, ríos, lagos y balnearios sin dejar de tener responsabilidad ante posibles casos de contagio de COVID-19.

En efecto, durante las últimas horas se oficializó y sellaron un acuerdo para establecer la forma en la que se podrá veranear. En el encuentro estuvieron presentes el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación junto con el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA) y la Cámara Argentina de Turismo (CAT), quienes brindaron más detalles sobre lo acordado para la temporada de verano 2021. 

Entre ellas, se destaca la obligatoriedad de la app CUIDAR Verano en la provincia de Buenos Aires. La misma será el principal documento a presentar para poder circular. En el resto de las provincias dependerá esa decisión de cada jurisdicción. La plataforma sería lanzada la semana que viene.

Por su parte, las autoridades mencionadas dispusieron del diseño de una guía con pautas y recomendaciones dirigida principalmente a los municipios del territorio nacional que cuenten con espacios públicos como playas de mar, río, lago, lagunas, arroyos u otra. Así mismo, sobre lo pautado puede dilucidarse cómo los visitantes y viajeros deberán responder ante la presencia en este tipo de lugares.

Oficial: Argentina anuncia protocolos específicos en playas, ríos, lagos y balnearios privados ante la llegada de la temporada de verano
Oficial: Argentina anuncia protocolos específicos en playas, ríos, lagos y balnearios privados ante la llegada de la temporada de verano

Uno de los principales puntos que se destaca entre los protocolos exigidos no es novedad para las personas: las autoridades ordenan utilizar líneas demarcatorias que delimiten los espacios para asegurar el cumplimiento de los límites de densidad de ocupación y de distancia de 1,5 metros mínima. Por otra parte, también se sugiere proveer espacios adecuados para la higiene de manos.

En cuanto a aquellas playas que cuenten con unidades de sombra disponibles al público, recomiendan distribuirlas respetando 2 metros de distancia, y se pide controlar que carpas y sombrillas de los turistas, así como la zona de circulación entre cada una de ellas, se ubiquen de manera tal que respeten también la distancia social.

Otra de las disposiciones para esta temporada de verano contempla que en las áreas de recreación se deberán respetar las medidas de limpieza, desinfección y distanciamiento. En alusión a los espectáculos en playas públicas, eventos comunes a desarrollarse durante el verano, se sugiere no realizarlos para evitar el aglomeramiento de personas.

Para balnearios privados, se pedirá a los concesionarios que gestionen las reservas y realicen en lo posible los pagos de manera electrónica; también se obliga a determinar espacios de entrada y salida diferenciada con el objetivo de minimizar las filas y evitar la aglomeración de personas. Además, se fijaron topes de cantidad de personas dentro de los espacios: máximo 6 personas en las carpas y 4 personas en las sombrillas. A su vez, si los propietarios del complejo eligen habilitar juegos infantiles, recreativos y áreas deportivas, deberán garantizar la adecuada y frecuente limpieza y desinfección.

Por otro lado, lo que sea la apertura y el uso de piscinas, SPA y gimnasios quedará sujeta a la autorización de la autoridad jurisdiccional competente para funcionar. Además, se comunicará a los visitantes no tocar los productos o el equipamiento que estén exhibidos para lo que sea préstamo, venta o alquiler y se garantizará su limpieza y desinfección antes y después de cada uso.

Las recomendaciones incluyen limpiar y desinfectar pisos, paredes de sanitarios y toda superficie o elemento de uso y contacto frecuente durante el servicio y una vez finalizado, el control frecuente de sanitarios y vestuarios, verificando el correcto funcionamiento de dispensadores y disponibilidad de agua y jabón y/o alcohol, toallas de papel, cestos con tapa no manual.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO