Atleta de los JJOO y su afición al tejido: una forma de meditación y una ayuda a niños con tumores cerebrales

Tom daley tejiendo en los Juegos Olímpicos
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Pareciera ser que el caso de la gimnasta Simone Biles ayudó a visibilizar una problemática de la que mucho no se habla: la importancia de la salud mental en el deporte. El martes de la semana pasada anunció su retirada de la prueba «para centrarse en su salud mental», informó la Federación de Gimnasia de Estados Unidos.

Y es que la presión a la que muchos jóvenes están sometidos lleva a que la estabilidad emocional pueda ser una causa tan importante como el entrenamiento físico.

En este sentido, el clavadista británico Thomas Daley se llevó todas las miradas este fin de semana en Tokio 2020 al ser captado tejiendo mientras miraba las finales de trampolín.

Daley, medalla de oro en plataforma sincronizada, fue fotografiado realizando tejido con sus dos agujas y lana. “¿Y esto? El campeón olímpico Thomas Daley tejiendo en las gradas mientras ve los saltos”, escribió la organización junto a la imagen que se volvió viral en cuestión de segundos.

Thomas Daley también tejió una protección olímpica a su medalla ganada en Tokio 2020 con las banderas del Reino Unido y Japón.

«Lo único que me ha mantenido cuerdo durante mucho tiempo es mi amor por el tejido y el crochet y todo lo relacionado con la costura», ha dicho a sus seguidores en su página de Instagram.
Por una noble causa
A través de su iniciativa Made with Love, Daley trata de apoyar a los niños que sufren de tumor cerebral.

“Mi papá murió en 2011 de un tumor cerebral y desde entonces, he estado intentando recaudar la mayor cantidad de dinero posible para caridad hacia los tumores cerebrales y así ayudar a las investigaciones de cura y tratamientos. Es el cáncer con más mortalidad por debajo de los 40 años y tenemos mucho que aprender», ha señalado con anterioridad.

La recaudación de fondos terminó el pasado 22 de julio, con un saldo total de 6700 euros entre 556 colaboradores que al mismo tiempo participaron de un sorteo por un sweater confeccionado por él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *