Australia cierra las fronteras entre sus dos estados más poblados a medida que aumentan los casos de coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Inédito: Las fronteras entre Nueva Gales del Sur y Victoria, los dos estados más poblados de Australia, cerrará desde las 11:59 p.m. hora local el martes por primera vez en un siglo, ya que los números de casos de COVID-19 continúan aumentando en el estado de Victoria.

El primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, anunció la drástica medida en una conferencia de prensa el lunes por la mañana, luego de confirmar un aumento de 127 casos durante la noche y una muerte.

“A partir de las 11:59 p.m., medianoche de mañana por la noche, la frontera con Nueva Gales del Sur estará cerrada”, dijo Andrews. “Pido disculpas por cualquier inconveniente que pueda causar a las personas que tienen que viajar inevitablemente a Nueva Gales del Sur”, agregó.

Australia

El primer ministro dijo que habrá un sistema de permisos para aquellos con viajes no negociables planificados entre los estados. La muerte anunciada por el primer ministro Andrews, un hombre de unos 90 años, es la persona número 21 en Victoria en morir de coronavirus desde el comienzo de la pandemia, y la número 105 en Australia.

A pesar de que la frontera no se cierra oficialmente hasta la medianoche del martes, lo cierto es que los cruces fronterizos entre ahora y el cierre oficial serán difíciles y pueden retrasarse seriamente.

Australia's prolonged border opening to create spike in domestic ...

Sin dudas, la pandemia ha puesto en tela de juicio el futuro de los viajes internacionales, ya que los países han tomado medidas drásticas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos. En la mayoría de los casos, eso ha significado cerrar fronteras e imponer cuarentenas de 14 días a los viajeros entrantes.

Al determinar el mejor camino a seguir, Nueva Zelanda y Australia están considerando una solución única que permitiría que el turismo vuelva a renacer, a un ritmo lento, mientras se mantiene un alto nivel de control: una “burbuja de viaje” entre las dos naciones.

La “burbuja de viaje” o “corredor de viaje” entre Australia y Nueva Zelanda permitiría los viajes internacionales entre los dos países, pero restringiría el turismo desde cualquier otro lugar.

Los australianos representan casi el 40 por ciento de la población turística entrante de Nueva Zelanda, y los neozelandeses representan el 15 por ciento de los visitantes internacionales de Australia.

Un posible acuerdo bilateral entre Australia y Nueva Zelanda podría habilitar el futuro de los viajes entre ambos países

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO