Australia: Encuentran y planean abrir un cristal de 830 millones de años que podría contener microrganismos vivos

NOTA 2 D (2)
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un grupo de especialistas se encuentran estudiando un pedazo de cristal hallado en Australia, que al parecer data de 830 millones de años atrás. Según se anunció en la revista especializada Geology del mes de mayo, los científicos planean abrirlo, ya que podría contener microorganismos vivos atrapados en los cristales de halita, la forma natural del cloruro de sodio o sal de roca común, mejor conocido como Formación Browne. 

Australia

Según se detalla en la revista, el material presenta “características consistentes con el género de algas halófilas Dunaliella, incluyendo un color amarillo, una textura de superficie con hoyuelos y un borde oscuro». Además, se pudieron observar pequeños objetos esféricos que se parecen a las esporas de los hongos o a las bacterias esféricas llamadas «cocos», como los Staphylococcus y los Streptococcus.

Ante la increíble afirmación de que puede encontrarse vida en un material tan antiguo, el equipo de científicos señala que ciertos microbios tienen la capacidad de encogerse y apagarse cuando las vías fluviales de las rocas o los cristales en los que se encuentran, se vuelven demasiado saladas. Estos halófilos permanecen en un estado de latencia y vuelven a despertar en caso de futuras inundaciones, incluso luego de tantísimo tiempo.

Image Australia Nota 2 B 6

Ante el miedo que puede generar en la sociedad un nuevo virus desconocido después de todo lo acontecido en los últimos años, Bonnie Baxter, la bióloga del Westminster College de Salt Lake City, afirmó que no hay ningún peligro, ya que «un organismo ambiental que nunca ha visto a un ser humano no va a tener el mecanismo para meterse dentro de nosotros y causar una enfermedad».

Por otro lado, emprender esta investigación puede ser una pieza clave para la búsqueda de vida en Marte. Desde el artículo se sugiere que la Formación Browne podría parecerse mucho a ciertas rocas marcianas. La forma en que los cristales de halita australianos parecen estar llenos de bacterias, les hace pensar a los geólogos que pueden existir rastros de una antigua vida marina marciana en las profundidades de la roca sedimentaria. Algunas posibilidades, podrían ser el fondo de los lagos de los cráteres, como el de Jezero en el planeta rojo.

Image Australia Nota 2 C 4
¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.