Australia multará con 500 dólares a la persona que tire una colilla al suelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una medida necesaria: las autoridades de Canberra han declarado la guerra a la basura. A partir de ahora, los ciudadanos que ensucien la ciudad recibirán  multas de 500 dólares australianos, por tirar una colilla al suelo.

Pero no solo se limita al tabaco: cuanto mayor sea la cantidad de basura con la que se ensucia la ciudad, más deberán pagar en sanciones quienes la arrojan.

Las autoridades se basan en el aumento de basura que ha sufrido la ciudad en los últimos tiempos, que en el último año costó a los contribuyentes unos dos millones de euros en gastos de limpieza.

Resultado de imagen para Australia multará con 500 dólares a quien tire una colilla al suelo

El ministro de Servicios Municipales, Chris Steel, presentó un proyecto de ley para revisar exhaustivamente las leyes de basura del territorio, elevando la multa por arrojar los cigarros al suelo, de 60 dólares hasta los 500.

La nueva ley permite que las autoridades utilicen las cámaras de seguridad existentes en las calles para controlar la basura que arrojen los coches, ya sea cuando estén en movimiento o cuando se usen para dejar objetos como colchones o muebles en lugares que no hayan sido autorizados por las autoridades previamente.

Resultado de imagen para Australia multará con 500 dólares a quien tire una colilla al suelo

Si se arroja basura desde un vehículo, será responsabilidad del propietario del vehículo afrontar la multa

Sin dudas, esta nueva medida ayudará a combatir la basura de las ciudades y disuadir a las personas que arrojan objetos a la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Falleció en Brasil un voluntario a la vacuna de Oxford: habría recibido placebo y se contagió de COVID-19

Un joven brasileño de unos 28 años, que formaba parte de los estudios clínicos sobre la efectividad de la vacuna de Oxford, murió el pasado jueves 15 de octubre como consecuencia de las complicaciones provocadas por la enfermedad de coronavirus. Su muerte fue reportada en las últimas horas, alertando sobre la continuidad de las pruebas de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Se trata del médico João Pedro Rodrigues Feitosa, de 28 años, de la ciudad de Río de Janeiro, que formaba parte del contingente brasileño de voluntarios en el desarrollo de la vacuna producida, localmente, por el instituto Fiocruz, del gobierno federal

Hasta el momento, se conoce que el voluntario era médico, tenía 28 años y trabajaba para combatir el COVID-19. En tanto, ni la Universidad de Oxford ni AstraZeneca confirmaron si esta persona había recibido una dosis de la vacuna debido a un acuerdo de confidencialidad. Por su parte, la prensa indica que no habría recibido la vacuna de Oxford, sino que habría recibido placebo.

Es importante señalar que, con base en compromisos de confidencialidad ética, los organismos reguladores involucrados reciben datos parciales sobre la investigación que realiza este comité… De acuerdo con la normativa nacional e internacional sobre buenas prácticas clínicas, los datos sobre voluntarios de investigación clínica deben mantenerse confidenciales, de acuerdo con los principios de confidencialidad, dignidad humana y protección.

Comunicado de Anvisa

Por su parte, en una nota, la Universidad de Oxford dijo que luego de evaluar el caso del médico brasileño fallecido, no hubo preocupaciones sobre la seguridad de la vacuna, y que Anvisa recomendó que continúen las pruebas. El Comité Internacional de Evaluación de la Seguridad sugirió continuar con el estudio.

AstraZeneca es la compañía que producirá en la Argentina la vacuna diseñada por la Universidad de Oxford para combatir el virus SARS-CoV-2, que será distribuida en toda América Latina, según anunció el presidente Alberto Fernández.

El ensayo global de AstraZeneca y la Universidad de Oxford está siendo considerado uno de los más prometedores pero ya se ha visto enfrentando otros reveses. Es importante recordar que la última etapa del ensayo se suspendió a principios de septiembre después de que un participante del ensayo en el Reino Unido informara sobre un caso de mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal y que a menudo se desencadena por infecciones virales. Luego The New York Times, informó de otro caso sospechoso de mielitis transversa tras los ensayos.

Por otra parte, cabe destacar que, si se demuestra su efectividad, el Gobierno de Brasil ya expresó el deseo de obtener unas 100 millones de dosis de la vacuna.

Falleció en Brasil un voluntario a la vacuna de Oxford: habría recibido placebo y se contagió de COVID-19
Falleció en Brasil un voluntario a la vacuna de Oxford: habría recibido placebo y se contagió de COVID-19

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO