in

Me enojaMe enoja Me encantaMe encanta Me asombraMe asombra Me entristeceMe entristece LOLLOL

Aviones arrojan toneladas de zanahorias y papas para los animales hambrientos víctimas de los incendios

Se están utilizando aviones para arrojar toneladas de zanahorias y batatas a la fauna hambrienta varada en medio de la crisis de incendios forestales de Australia.

El gobierno de Nueva Gales del Sur encargó el servicio titulado “Operación Wallaby de roca”, cuyo objetivo es alimentar a las colonias de wallabies de roca con cola de cepillo del estado y ayudar a la población de marsupiales del estado a sobrevivir.

Hace una semana, el Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Nueva Gales del Sur comenzó su misión ellevando alimentos a los valles de Capertree y Wolgan, el Parque Nacional de Yengo, el Valle de Kangeroo y alrededor de los parques nacionales de Jenolan, Oxley Wild Rivers y Currancubundi.

Hasta ahora, han dejado caer más de 2,200 kg de vegetales frescos para los animales que allí.

Matt Kean, ministro de medio ambiente de Nueva Gales del Sur, dijo que aunque los animales han logrado escapar de los incendios, ahora están fuera de su hábitat natural y, por lo tanto, se quedan sin comida.

Según MailOnline, dijo:

Los wallabies generalmente sobreviven al fuego en sí, pero luego quedan varados con alimentos naturales limitados a medida que el fuego elimina la vegetación alrededor de su hábitat rocoso.

Los wallabies ya estaban bajo estrés por la sequía en curso, lo que dificultaba su supervivencia.

Kean continuó diciendo que vigilarán a los animales para verificar su progreso como parte del proceso de recuperación posterior a los incendios forestales.

Cuando podamos, también estamos configurando cámaras para monitorear la absorción de los alimentos y la cantidad y variedad de animales allí.

La conmovedora iniciativa se produce después de que el Fondo Mundial para la Naturaleza estimó que alrededor de 1,25 mil millones de animales han muerto, directa o indirectamente a causa de los incendios forestales.

En un comunicado, el CEO de WWF Australia, Dermot O’Gorman, dijo:

Esta desgarradora pérdida incluye miles de preciosos koalas en la costa centro-norte de Nueva Gales del Sur, junto con otras especies icónicas como canguros, wallabies, planeadores, potoroos, cacatúas y mieleros.

El wallaby de roca ya se consideraba una especie “en riesgo” antes de los incendios forestales como resultado de la destrucción del hábitat.

Mientras tanto, Animals Australia ha estado trabajando arduamente en el uso de aviones para transportar suministros de alimentos para la vida silvestre que se quemaron y resultaron heridos por los incendios en Victoria.

La organización ha estado utilizando donaciones del público para arrendar pequeños aviones, que han llenado con bolsas de granos y gránulos para entregar a la vida silvestre en la región a través de “Veterinarios para la Compasión”.

La portavoz de Animals Australia, Lyn White, dijo que están tratando de garantizar que la vida salvaje que sobrevive no muera por falta de alimentos.

Con los caminos probablemente cerrados durante semanas, el riesgo de morir de hambre por la supervivencia de la vida silvestre en el área es muy real.

Sería trágico si hubiera una mayor pérdida de vidas porque no se satisfacieran las necesidades de los animales supervivientes.

Escrito por Santiago Cravero Igarza

Director Creativo y de Contenidos en Intriper.com.

Qué piensas?

Comentarios

Leave a Reply
  1. ¨Después de tantos siglos, tantos inventos, tantos avances tecnológicos, y el hombre no puede dominar la naturaleza¨. Década tras década vamos asistiendo a la pérdida de nuestro propio habitat y pareciera que lo único que se puede hacer es contemplarla. ¨Crónica de una muerte anunciada¨.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Fue rescatado luego de sobrevivir 22 días en el desierto nevado de Alaska

Filipinas en alerta ante la erupción del volcán Taal: cancelaron vuelos por miedo a una pronta erupción “explosiva”