Un nuevo estudio sostiene que de 12 millones de piezas de basura que se encontraron en el océano, casi la mitad es de envases de comida

Un nuevo estudio sostiene que de 12 millones de piezas de basura que se encontraron en el océano, casi la mitad es de envases de comida
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Un nuevo estudio publicado recientemente ha encontrado que casi la mitad de un total de 12 millones de piezas de basura que se encontraron en el océano pertenece a envases de comida para llevar.

Un equipo de investigadores calculó los hallazgos utilizando la información de 36 inventarios de alrededor del mundo. Cabe tener en cuenta que alrededor del 80% de los residuos que se encuentran en los océanos son plásticos, seguido por el metal, en un 7%, vidrio, en un 5%, y tela en un 3%. El restante corresponde a goma, papel y madera procesada, según informa el sitio de noticias La Vanguardia.

El estudio encontró que 8 de cada 10 elementos que fueron hallados y catalogados están hechos de plástico, y el 44% de estos residuos están relacionados a envases de comida para llevar y bebidas. Los elementos más comunes que fueron encontrados son botellas de plástico de un solo uso, envases de comida y envoltorios, y bolsas de plástico.

«El aumento de investigación sobre los residuos marinos está generando información importante sobre su ingreso, distribución e impactos, pero la información sobre la naturaleza y el origen de la basura continúa aislado«, explican en el estudio que fue publicado en la revista de investigación Nature Sustainability.

También explican que a través de los inventarios encontraron que la basura global del océano está dominada por «envases de comida para llevar y bebidas», seguidos de residuos que resultan de «la actividad pesquera».

«No nos sorprendimos sobre el plástico siendo el 80% de los residuos, pero la alta proporción de (envases) cosas para llevar sí nos sorprendió, que no es solo basura de McDonald, sino botellas de agua, de bebidas como Coca Cola y latas«, explicó Carmen Morales-Caselles, una de las autoras del estudio y quien forma parte de la Universidad de Cádiz, en España, al sitio de noticias The Guardian.

Según Morales-Caselles, la información que surge a partir de este estudio hará que sea más fácil para aquellos que hacen las leyes hacer algo al respecto y tratar de frenar el flujo de basura hacia los océanos, «en vez de solo limpiarlo».

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *