Biólogo marino captura imágenes extraordinarias de los ángeles marinos bajo el hielo en Rusia

Angel
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

La naturaleza no deja de sorprendernos. Lo cierto es que existen millones de especies en el mundo que seguramente todavía no conozcamos. Y sin dudas, el ángel de mar puede ser considerado como una de las criaturas más misteriosas del mundo.

El biólogo marino y fotógrafo Alexander Semenov, logró captar increíbles imágenes de estos ejemplares mientras buceaba bajo el hielo en el Mar Blanco, en el Ártico de Rusia.

Se trata de una babosa de mar que vive en las frías aguas de los océanos Ártico, Atlántico subártico y Pacífico.

Photo: Alexander Semenov

Alexander, que es el jefe del equipo de buzos en la Estación Biológica del Mar Blanco de la Universidad Estatal de Moscú, se especializa en macrofotografía científica en entornos naturales.

Según su perfil de Flickr, “esta práctica permite observar animales que no pueden estudiarse adecuadamente en condiciones de laboratorio, como organismos planctónicos de cuerpo blando o formas de vida estacionarias que viven en el fondo marino. Mi objetivo personal es estudiar la vida submarina a través de lentes de cámara y aumentar el interés de las personas en la biología marina».

Marine Biologist Captures Breathtaking Photos Of Sea Angels

Además, Alexander y su equipo han creado un proyecto científico llamado Aquatilis, que se dedica a estudiar y fotografiar las criaturas más inusuales del océano.

La pequeña babosa de mar es tan hermosa como lo sugiere su nombre. Se parece a la imagen que tenemos de un ángel, con un cuerpo blanco y translúcido y apéndices en forma de ala. También es muy elegante, ya que flota libremente.

¡Realmente impresionante!

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Conoce esta impactante estatua en Georgia que narra una trágica historia de amor

Hermosa: “Hombre y Mujer” es una obra de casi 40 metros de alto, diseñada por la escultora Tamara Kvesitadze. Se trata de una escultura móvil hecha de acero y localizada en la ciudad costera de Batumi, en Georgia.

También conocida como “Estatua de amor”, la obra esconde una trágica historia de amor: las figuras representan a un chico musulmán llamado Ali y a una princesa de Georgia llamada Nino, quienes tienen un corto pero intenso romance.

Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *