Un británico fue sentenciado a 6 semanas de prisión por no usar mascarilla en Singapur

Un británico fue sentenciado a 6 semanas de prisión por no usar mascarilla en Singapur
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Un hombre oriundo de Reino Unido fue sentenciado a 6 semanas de prisión en Singapur por romper de forma repetitiva los protocolos establecidos por las autoridades para prevenir un aumento de casos de COVID-19.

Su nombre es Benjamin Glynn, tiene 40 años y fue arrestado en Singapur el pasado mes de Mayo. Glynn se encuentra viviendo allí por cuestiones laborales y en el quinto mes del año 2021 fue filmado utilizando uno de los trenes de la ciudad sin utilizar mascarilla. Luego de presentarse ante la corte en el mes de Julio, el pasado 18 de Agosto fue declarado culpable de causar «alteración al orden público» y amenazar las autoridades locales.

Personas Cruzando La Calle En Singapur, Usando Mascarilla
Imagen de Mayo 2021, vía Reuters

En Mayo, luego de ser arrestado, Glynn había apelado al gobierno británico por su caso, alegando que su familia había tenido que volver a Reino Unido y que él había perdido una oferta de trabajo allí por haber estado arrestado. Mientras tanto, el hombre de cuarenta años permaneció en custodia luego de que en el mes de Julio rechazar la posibilidad de salida bajo fianza.

Según fue reportado, cuando fue arrestado Glynn declaró que el COVID-19 era un «engaño» y que las vacunas eran «malas para la salud humana». Luego de ser arrestado fue enviado a un hospital psiquiátrico, donde le realizaron una evaluación por lo que había declarado y por su actitud, pero los médicos declararon que se podía enfrentar a un juicio.

Captura Del Video Del Tren En El Que Se Ve Al Hombre Sin Mascarilla

De acuerdo al sitio de noticias The Straits Time, un juez le dijo al británico que estaba «completamente equivocado» en cuanto a sus razones para no utilizar mascarilla y que había mostrado un «descarado desprecio por la ley», luego de que Glynn sostuviera que no había firmado un contrato para utilizar mascarilla, definiéndose a sí mismo como soberano independiente.

Cabe tener en cuenta que esta no es la primera vez que Singapur a tomado medidas estrictas contra las personas que no respetan los protocolos por COVID-19. Varias personas han sido arrestadas por romper con estas reglas y, de hecho, en el mes de Febrero un hombre, también británico, fue sentenciado a dos semanas de prisión por romper con la cuarentena obligatoria, según reportó la agencia de noticias Reuters en su momento.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *