Buenos Aires según una británica: El desopilante hilo de Twitter que relata cómo es vivir en la ciudad

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

La protagonista de este asombroso e inesperado hilo de Twitter, que transmite cómo las costumbres y prácticas que los porteños tienen tan naturalizadas sobre la vida en Buenos Aires, son realmente una verdadera sorpresa para los visitantes extranjeros es Vanessa Bell, una joven británica residente en la ciudad de la furia.

Vanessa es hija de madre argentina y con fuertes sentimientos de amor por el país. Tal como indica en los inicios de su hilo de Twitter a través de @cremetoursBA, hace 10 años aterrizó en Argentina para radicarse en Buenos Aires

Gracias a su proyecto Creme de la Creme puede pagar las cuentas y ser una ciudadana independiente. Trabaja de ofrecer una exclusiva curaduría de tours urbanos, con recorridos fotográficos y algo de historia.

Sus reflexiones acerca de las insólitas experiencias que puedes tener en Buenos Aires ya han alcanzado al menos 1.700 retweets y más de 10.500 likes. A continuación, te detallamos cuáles son los 14 puntos en los que Vanessa destaca la particularidad de vivir en Buenos Aires:

1. Hace diez años me mudé a Buenos Aires desde el este de Londres y empecé a escribir un blog con mis impresiones sobre la ciudad trabajando como profesora de inglés e intentando entender a los argentinos y a sus costumbres.

2. Buenos Aires le hace sombra a Nueva York. Realmente esta es la ciudad que nunca duerme. Llevo cansada 359 días.

3. Por alguna razón desconocida, los porteros de los edificios de departamentos “riegan” las veredas. El resultado es que las baldosas flojas son el enemigo número uno de los peatones salvo que alguien sea un fanático del agua sucia que salpica hasta las rodillas.

4. Los chicos argentinos dan besos como si sus lenguas fueran lavarropas puestos en ciclo de centrifugado rápido y los juegos sexuales previos son algo que necesitan googlear (a menos que una tenga suerte).

5a. La escasez de monedas y de billetes de poco valor en esta ciudad resulta un misterio. Existen distintas leyendas urbanas y teorías conspirativas que especulan sobre este curioso hecho.

5b. La mayoría de los kiosqueros y comerciantes preferirían sacarse un riñón que darte cambio de cien pesos cuando compraste algo de veinte.

6. Hacer cola es el pasatiempo oficial de los argentinos. La fila rápida no existe y la muerte por burocracia es algo frecuente.

7. No hay nada parecido a un almuerzo gratis. Prefiero pagar a medias.

8. Los hoteles sexuales (telos) son tan cursis como suenan. Las habitaciones tienen una pantalla LED que cuenta los minutos de intimidad, hay espejos desde las paredes hasta los techos, muebles kitsch, jacuzzis, habitaciones temáticas, juguetes sexuales a la venta y hasta algunos ofrecen tarjetas de fidelidad (no es un chiste). Se suele sentir como si estuvieras en una escenografía de una película pornográfica poco confiable de los setenta.

9. Las demostraciones públicas de afecto son totalmente aceptadas tanto en el asiento del subte, en el banco de una plaza o en un restaurante siempre ruidoso y amontonado.

10. Los porteños no saben nada de especias. Les mencionás la pimienta negra y huyen despavoridos.

11. Buenos Aires es el reino de la acelga, aunque reciba un trato injusto y cuando, en su encarnación final, termina siendo cocida, resulta un manto arrugado que dice ser una verdura.

12. No hay una explicación lógica para entender el precio de las cosas acá. Por lo que vale un litro de leche se puede viajar el equivalente de Londres a Brighton dos veces.

13. En cuanto a la moda en esta ciudad todo se trata de los viejos chochos. En estos días recibo mis consejos sobre estilo de octagenarios.

Renunció a su trabajo para viajar por el mundo con su hurón: conoce la historia de superación que emociona a todos

El protagonista de esta historia y de las consecuentes y graciosas imágenes que toma junto a su hurón por distintas partes del mundo es Charlie Hammerton, un joven de 25 años.

Este piloto de la Real Fuerza Aérea británica ha decidido de manera casi repentina vender todas sus pertenencias para juntar fondos y dedicarse a viajar por el mundo. Obviamente, tal como lo muestran las imágenes, Charlie no se aventuró solo: lo acompaña Bandit, su hurón adoptado.

Aunque, pensándolo bien, quizás la decisión de Charlie no se ha dado de manera repentina, sino más bien casi a consecuencia de una serie de sucesos desafortunados que han ido impactando en su vida personal.

Así como lo vemos gracioso y atrevido por fotos, este joven ha superado duros golpes y pérdidas: la muerte de su mejor amigo, la muerte de su madre y la muerte de su madre adoptiva. Todo eso ha sido durante el año 2017. Por lo que, ante semejante angustia acumulada, ha optado por elaborar el duelo a bordo de su mejor sueño: conocer el mundo. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más curiosidades sobre los distintos lugares del mundo, ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

Increíiiibleeee!

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR