Buscan desesperadamente a una mochilera que desapareció de una fiesta en Camboya

0_packer
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Amelia, de 21 años, desapareció después de una fiesta en la playa en la isla turística de Koh Rong, Camboya, el miércoles por la noche. En las últimas horas surgió un video en donde se la puede ver, pero todavía no se ha sabido nada.

Su hermana Georgie, de 19 años, le dijo a la BBC: «Ella es mi mejor amiga. Éramos como gemelas, ella es literalmente mi otra mitad. Necesitamos encontrarla. Tiene aparecer».

Las imágenes, capturadas con diferentes celulares, muestran a Amelia conversando con amigos y posando para fotos en la fiesta del miércoles por la noche.

La mochila morada de Amelia fue encontrada en rocas cerca de la costa después de que desapareció en la madrugada del jueves.

La policía también reveló que sus pertenencias todavía estaban en la mochila, mientras que su pasaporte estaba en el albergue, a 40 minutos a pie de la playa donde fue vista por última vez.

Los artículos en su bolso incluían una cartera pequeña, varios paquetes de medicamentos de venta libre, su teléfono móvil, un cargador de teléfono, auriculares, tarjetas bancarias, un reloj, un encendedor, un bolígrafo y una tarjeta SIM turística.

La policía, los buceadores, los funcionarios del gobierno y los voluntarios se unieron hoy a la búsqueda de la mochilera desaparecida. También están utilizando un dron para recorrer la jungla y la costa más rápidamente.

Linda Bambridge, la mamá de Amelia, también se unió a la búsqueda. Espera que su hija se haya «perdido en el camino de regreso» a su hostal a través de un denso bosque en el país del Lejano Oriente.

La joven de 21 años debía dejar el hostal en donde se estaba hospedando el mediodía de ayer para abandonar la isla más tarde junto con un amigo.

Ha sido declarada oficialmente desaparecida por las autoridades locales.

Mientras tanto, el hermano de Amelia, Harry Bambridge, pidió que recén por por su hermana. Y escribió en su Facebook:

«Para todas las personas religiosas, ¿pueden hacerme un gran favor y rezar por mi hermana Amelia Bambridge? Estoy a punto de abordar un avión desde Los Ángeles, ya que desapareció hace 48 horas durante su viaje por Camboya. Ya pregunté quién podría estar allí buscándola por solo otras 20 horas, hasta que su hermano mayor llegue tan pronto pueda».

«Gracias por todos los que han mostrado su apoyo, especialmente a mi familia».

No hay luces desde la playa hasta el Nest Beach Club (el hostal donde se hospedaba), que está a 40 minutos. El área también está densamente arbolada.

La hermana de Amelia, Georgie, de 19 años, está cerca de ella y dijo que Amelia le enviaría un mensaje a la familia cada vez que tuviera wifi.

Ella dijo: «Ella es de mente fuerte, muy sensata y muy organizada. Pasó todo el año pasado buscando en Google mujeres viajando solas, mirando páginas y blogs y resolviendo todo. Estoy en estado de shock, ella nunca ha hecho algo así antes».

«Hablé con ella el miércoles y normalmente nos envía mensajes de vez en cuando, cada vez que tiene wifi».

«Le dije que subiera muchas fotos para ver qué estaba haciendo».

«Es horrible, pero necesitamos ser positivos y ella necesita ser encontrada».

Amelia dejó el Reino Unido el mes pasado después de completar sus estudios. Es la primera vez que viaja sola.

Ryan Harris, de 18 años, que era parte del grupo que viajaba por el país asiático con la joven, fue quien dio la alarma.

Él dijo: «Ella fue una de las primeras personas que conocí aquí hace una semana».

«La conocí en Phnom Penh y tomamos el bote hacia Koh Rong, todos pasamos unos días juntos y nos reunimos con algunas otras personas en un gran grupo».

«Fuimos a una isla vecina, ella se quedó allí con otra chica que conozco que había viajado con nosotros en el bote».

«Luego tuve que viajar de regreso a Koh Rong después de dejar mi pasaporte en el albergue y cuando llegué allí dos personas me dijeron que había desaparecido».

Ryan explicó que el albergue se queda con los pasaportes de los huéspedes para garantizar que los clientes pagarán la factura, pero Amelia no había vuelto a buscar el suyo.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *