in

Bussana Vecchia: de ciudad fantasma a ¡comunidad hippie!

Si viajás por Italia y te gustan las antigüedades y lo extravagante, Bussana Vecchia es a donde tenés que ir. ¿Qué es? Una ciudad fantasma medieval en las montañas del norte de Italia repleta de arte. Una utopía colectiva de artistas construida a partir de un pueblo medieval abandonado en la cima de una montaña.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Italia!

Un terremoto creó una ciudad fantasma

La historia reciente de Bussana comienza con el terremoto de 1887 que sacudió el pueblo hasta el suelo. Los sobrevivientes vivían en casas casi destruidas hasta que abandonaron la aldea; después de esto la ciudad de San Remo lo consideró como inhabitable. El pueblo permaneció inactivo durante 60 años, hasta que los artistas se organizaron bajo un espíritu idealista: ser capaces de vivir sencillamente y trabajar artísticamente dentro del pueblo.

Comenzaron a reconstruirlo, reclamándolo como su oasis creativo. En los años 70, el sistema de alcantarillado fue reconectado a un acueducto, y más adelante se reconectó la electricidad. Finalmente, el gobierno lo reabrió como un lugar semi-viable para vivir. Hoy en día se ha convertido en un pueblo de nidos dispersos, un refugio para lo peculiar y una atracción para lo extraño.

Cuando llegás a Bussana Vecchia, te encontrás con una entrada de piedra arqueada en el pueblo, un laberinto adoquinado de calles y callejones. A lo largo de los caminos te encontrarás pequeñas galerías y estudios que muestran las obras de los artistas residentes, muchos de los cuales viven en casas renovadas escondidas entre los escombros.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Italia!

Una casa hippie hecha con objetos encontrados

No hay mucho que hacer en Bussana excepto pasear. Vas a encontrar una pequeña iglesia con un techo que se asoma sobre un acantilado que da al valle, y cerca, una alta placa de metal que forma un arco, con las palabras “La Barca” : uno de los lugares que nos recomendaron conocer dentro de Bussana Vecchia.

Está hecha por un genio creativo. Cada rincón tiene su toque excéntrico y original. El patio está decorado con una furgoneta vieja adornada con flores y móviles colgados de los árboles. En el piso principal de la casa, hay un patio al aire libre lleno de recuerdos y objetos, las linternas japonesas cuelgan como fruto pesado de los árboles. Una larga mesa de picnic desgastada por el tiempo se encuentra a lo largo del patio. Los árboles están envueltos por un hilo en el que se encuentran todo tipo de baratijas: muñecas, sandalias y carteles, placas de matrícula, placas de dardos, antorchas, globos, joyas y muñecos de troll.

Simplemente aparecé en La Barca y serás bienvenido

Ronald, un holandés con el pelo largo hasta los hombros, es el propietario de La Barca. Nos contaron que La Barca es una comuna totalmente libre, donde todo pertenece a las personas que la habitan: la heladera siempre está equipada y una cama siempre está disponible.

No hay necesidad de llamar ni de reservar, no hay necesidad de dinero. Sólo es cuestión de que vayas, te presentes y encuentres un lugar para acurrucarte, por el tiempo que quieras.

Una vez que sos recibido en la Barca, podés recorrer el lugar buscando nuevas extravagancias. Una de ellas puede ser una guarida iluminada por luces de navidad, decorada con carteles de Jim Morrison y Mick Jagger, la que conecta con una escalera de madera hasta terminar en una habitación con camas cucheta, mientras suena de fondo un disco de los Rolling Stones.

Los recovecos no paran de aparecer, quien sabe, quizás recorriendo termines en una terraza en semi-ruinas, descansando mientras tomas un vino casero y disfrutas de la hermosa vista al Mar Mediterráneo.

¿Cuándo hubieses imaginado que terminarías tomando un vino en una ciudad medieval abandonada rodeada de arte? Animate, que la experiencia lo vale.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Italia!

Escrito por Ger Centurión

"Cuando alguien busca, fácilmente puede ocurrir que su ojo sólo se fije en lo que busca; pero como no lo halla, tampoco deja entrar en su ser otra cosa, ya que únicamente piensa en lo que busca, tiene un fin y
está obsesionado con esa meta. Buscar significa tener un objetivo. Encontrar, sin embargo, significa estar libre, abierto, no necesitar ningún fin." Siddartha. Herman Hesse.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Brujas, un día paseando dentro de un cuento de hadas

Orchha, una ciudad escondida en India que vale la pena visitar