California: Este médico atiende enfermos con Covid-19 y se ha “mudado” al garage de su casa para asegurarse de no contagiar a su familia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Esta pandemia nos dejará muchos héroes. Pero de esos héroes anónimos, de esas personas por las que sentimos orgullo aún sin necesidad de que vistan capa ni de que tengan bustos homenaje en algún sitio. Quizás, casi sin saberlo o sin buscarlo, nosotros mismos podremos ser un poco héroes si así lo quisíeramos.

Hablo de héroes cuando pienso en aquellas personas que dedican algunas horas de sus días de cuarentena para crear barbijos de tela, pienso en héroes cuando escucho de gente que está fabricando mascarillas con sus impresoras en 3D, o cuando sé de jóvenes que ayudan a sus vecinos más ancianos con las compras del supermercado de la semana o los mandados a la farmacia. Y por supuesto, así mismo como cada noche queda demostrado con aplausos en diferentes partes del mundo, los médicos pasarán a la historia como los grandes valientes ante esta situación tan insólita e inédita, absolutamente desconocida para todos.

Uno de esos profesionales de la salud que se volverán memorables en esta lucha es el Dr. Timmy Cheng, un médico situado en la ciudad de California, en Estados Unidos, que atiende a pacientes enfermos de coronavirus.

Timmy trabaja en el Centro Médico UCI en Irvine, donde se desempeña como especialista en cuidados pulmonares y críticos, una disciplina clave para el cuidado de los pacientes infectados por Covid-19. Cabe destacar que, hasta el momento, California posee la tercera tasa más alta de infecciones por coronavirus en Estados Unidos: han sido registrados 4.886 casos positivos y 102 muertes.

En efecto, así como sus tareas en el centro de salud han sido alteradas por la presencia de este virus, también se han visto condicionadas las formas de convivencia en su casa, donde su familia se encuentra cumpliendo responsablemente con la cuarentena.

Es por ello que, ante tal situación, muchos médicos como Timmy se encuentran con un gran factor y obstáculo que parecería perdurar al menos hasta que se alivie un poco el aumento de casos de coronavirus: tomar distancia de sus familias para asegurarse de que ellos no resultasen contagiados.

Claro, esta drástica medida tiene que ver con que los profesionales de la salud han pasado a considerarse también como factores de riesgo debido al contacto que tienen con personas contagiadas del virus. Debido a esto, Timmy ha decidido ‘mudarse’ momentáneamente al garage de su casa y dormir en una carpa, de manera tal de evitar el contacto entre ellos y la posibilidad de contagio.

Voluntariamente me quedé sin hogar para proteger a mi familia en caso de que me infecte y lleve el virus a casa. Pasé una noche en mi auto, luego cuatro noches en la sala de llamadas del hospital. El quinto día, a mi esposa se le ocurrió la idea de vivir en una tienda de campaña en nuestro garaje. Así que aquí está.

Timmy Chang a través de una carta publicada en Facebook

Puedes ayudarme a mí y a otros trabajadores de la salud a volver a nuestros hogares hogar si SE QUEDAN EN CASA“, manifestó a través de una publicación en Facebook que se ha compartido 38.000 veces y ha tenido 34.000 Likes.

“Quédense en casa y ayuden a detener la propagación de este virus. Innumerables médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud están trabajando arduamente para salvar SU VIDA. Lo mínimo que pueden  hacer es quedarse en casa para que nosotros también podamos ir a casa con nuestros seres queridos algún día”.

Médica española propuso escribir sus nombres sobre mascarillas para que los enfermos con COVID-19 puedan identificarlos fácilmente

Así como entre tanto caos por la propagación del coronavirus y el consecuente aumento desconsiderado de número de infectados ha convertido al mundo en un mensaje de alerta constante, desde España una médica plantea una reflexión por demás interesante: tanto los enfermos, como los médicos que dejan todo a disposición de la salud, son personas. De carne y hueso, sí señor. Pero también de alma, de sentimientos, de esfuerzos y frustraciones.

De esta manera, y considerando que durante muchas horas los médicos y enfermeros deben vestir prendas extremadamente seguras para cubrirse de no contraer el virus, una profesional de la salud ha incursionado en una tierna y simpática idea: escribir su nombre sobre una parte de la mascarilla. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

👏🏻👏🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO