Una campaña de UNICEF en China muestra la “invisibilidad de la pobreza” a partir de pinturas mimetizadas con el paisaje urbano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En el mundo, la pobreza y la desigualdad social son dos factores que deberían causar gran alerta no solo a los gobiernos sino también a las sociedades. Una campaña lanzada en 2008 por UNICEF China para crear conciencia sobre la “invisibilidad de la pobreza” que afecta a los niños en China revela un mensaje tan claro como dramático: solo porque algo no esté a nuestra vista, no significa que no ocurra realmente.

Aunque la campaña fue lanzada hace casi 13 años, estas imágenes han comenzado a circular en Internet otra vez y siguen tocando los corazones de miles de personas. Quizás sea el estado actual del mundo lo que nos hace tan conscientes del dolor y el sufrimiento que normalmente son pasados por alto, o tal vez sea simplemente la intriga visual que despiertan estas imágenes. En cualquiera de las opciones, te contamos un poco del detrás de escena de esta iniciativa:

Una campaña de UNICEF en China muestra la invisibilidad de la pobreza a partir de pinturas mimetizadas con el paisaje urbano
Una campaña de UNICEF en China muestra la “invisibilidad de la pobreza” a partir de pinturas mimetizadas con el paisaje urbano
invisibilidad de la pobreza
invisibilidad de la pobreza

A partir de una serie de fotografías impactantes, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, agencia de la Organización de las Naciones Unidas con sede en Nueva York que provee ayuda humanitaria y desarrollo a niños y madres, llevó a cabo una particular campaña mediante la cual algunos niños fueron pintados con los mismos colores de la escena que los rodea.

¿El motivo? Precisamente mimetizarlos con el paisaje urbano. Hacerlos parte de la calle para presumir que si bien no están en carne y hueso allí, no significa que no sea una parte de la triste realidad que acontece tanto en China como en el mundo entero.

Entre las fotografías es posible observar a un niño sentado en unas escaleras, pintado de forma tan meticulosa que uno tendría que mirar dos veces para apreciar realmente lo que está viendo. Además, lo acompaña un letrero a su lado que dice “No me ignores” en grandes caracteres chinos. Impreso debajo, en letras más pequeñas, hay un mensaje sobre la difícil situación que viven más de 1.5 millones de niños desfavorecidos en China.

Afortunadamente, gracias a estas fotografías, UNICEF pudo recaudar el equivalente a aproximadamente 30,000 dólares para ayudar a los niños más vulnerables en solo cinco días.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO