Captan en video un puma sobre un témpano de hielo en medio de un lago

212867824_4128161603965109_700818489955866547_n
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las imágenes son impresionantes, y es que es un registro muy difícil de obtener. El mayor felino de la patagonia es una especie muy difícil de observar pues suele tener hábitos de caza nocturna y en general evita el acercamiento a los humanos. En este caso, en condiciones inusuales, un grupo de turistas pudo registrarlo mientras la embarcación que realizaba un paseo por el lago argentino, cerca de la localidad de El Calafate, más precisamente cerca del glaciar Upsalla a 200 mts de Bahia Ciprés.

¿Qué hacía allí y cómo llegó? Es la pregunta que los usuarios que veían las imágenes compartían en las publicaciones que se fueron viralizando en las redes sociales.

Según algunos referentes locales, no es la primera vez que ven pumas nadar en el lago, sin embargo nunca lo habían visto sobre un témpano.

Por las imágenes que tomó el fotógrafo Luis Acharez pareciera ser que el puma está atrapado en ese espacio de hielo a la deriva, y la discusión sobre un posible rescate que muchos proponen, es refutada por otros que aseguran que los pumas son grandes nadadores y que es simplemente un momento de descanso que esté allí.

Imagen 212867824 4128161603965109 700818489955866547 N
Autor: fotógrafo Luiz Acharez

La intendencia del Parque Nacional Los Glaciares informó que

«En virtud del avistamiento realizado en una excursión lacustre de un puma sobre un fragmento de hielo que flota sobre el Lago Argentino, se solicita a los concesionarios que instruyan a su personal para que no rodeen el lugar y eviten acercarse a fin de evitar el estrés del animal. El puma es un buen nadador, por lo cual no necesita ser sedado o rescatado, simplemente deberá tomar la decisión de nadar a tierra para lo cual necesita no ser molestado o alterado».

Un glaciar que se mantiene en equilibrio

Esta escena indudablemente nos lleva a pensar sobre el problema del calentamiento global, el derretimiento de los hielos y los problemas que esto acarrea para la fauna y ecosistema local.

Sin embargo, en el caso del el glaciar Perito Moreno, éste se mantiene en equilibrio desde 1917, año en el que comienzan los registros. Esto significa que todo el hielo que se traga el lago Argentino vuelve a él con la nieve que cae en Campo de Hielo Patagónico Sur (CHPS), donde nace.

ara ver sus dos caras son necesarias, al menos, cuatro horas por sus pasarelas. El glaciar avanza unos 30 cm (su velocidad es de dos metros por día), pero el ojo es incapaz de percibir el movimiento de esta mole de 4 kilómetros de frente y 257 km2, equivalente a la capital federal de Buenos Aires o a más de dos veces la ciudad de Barcelona.

Su localización lo hace accesible y seguro de visitar. Uno de los espectáculos más acongojantes de la naturaleza es la formación y ruptura de su dique. Cada cierto tiempo, una lengua de hielo alcanza la orilla más cercana del lago, la península de Magallanes, aislando a la parte que recibe el nombre de brazo Rico. En ese momento empieza una lucha entre dos fuerzas: el glaciar que avanza y el agua que presiona el dique.

La lucha dura unos meses hasta que por fin el agua vence y consigue fisurar el hielo, formando un puente que atrae a miles de turistas. Si hay suerte, se puede contemplar su destrucción, algo que sucedió la noche del pasado 13 de marzo cuando nadie miraba.

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *