El cohete que se encontraba fuera de control se desintegró en el Océano Índico

El cohete que se encontraba fuera de control se desintegró en el Océano Índico
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El cohete chino que desde hace unos días se encontraba fuera de control finalmente ha vuelto a entrar a la Tierra y cayó en el Océano Índico.

El cohete era el Long March 5B y fue lanzado al espacio el pasado 29 de Abril. Fue el encargado de trasladar el primer módulo de China para poner en órbita la futura estación espacial del país. Durante los últimos días, lo inquietante era que el cohete se encontraba de regreso a la Tierra pero fuera de control, por lo que no se sabía dónde iba a caer.

Luego de orbitar la Tierra, el cohete ingresó al planeta durante la madrugada del 9 de Mayo. Afortunadamente, la mayor parte del mismo se desintegró al ingresar, según informó la Agencia Espacial de vuelos tripulados de China, y el resto cayó en el Océano Índico, cerca de las Islas Maldivas.

El Cohete Que Se Encontraba Fuera De Control Se Desintegró En El Océano Índico

Según la supervisión y el análisis, a las 10H24 (02H24 GTM) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Long March 5b ha vuelto a entrar en la atmósfera“, declararon.

El ingreso también fue confirmado por la red de vigilancia espacial de Estados Unidos, Space-Track, utilizando sus propios datos. “Todos los que siguen el regreso de #LongMarch5B pueden relajarse. El cohete ha caído“, confirmaron en su cuenta oficial de Twitter.

Lo que se temía cuando se esperaba el reingreso del cohete fuera de control era que pudiera caer en alguna región habitada, pudiendo causar daños en la población. Sin embargo, según habían explicado los expertos, lo más probable era que cayera en algún océano. Esto se debe a que la mayor parte del planeta está cubierta por agua.

Por su parte, el astrónomo de Harvard, Jonathan McDowell declaró en sus redes sociales que la caída en el océano siempre había sido lo más probable, estadísticamente hablando. A pesar de eso, manifestó lo siguiente: “El hecho de que una tonelada de trozos metálicos caiga sobre la Tierra a cientos de km/h no es una buena práctica, y China debería revistar el diseño de las misiones Long March 5B para evitar eso“, agregó.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *