Cazadores furtivos matan a Rafiki, un famoso gorila de espalda plateada en Uganda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La Autoridad de Vida Salvaje de Uganda ha informado recientemente de la muerte de Rafiki, el gorila de espalda plateada más famoso del Parque Nacional Impenetrable del Bosque de Bwindi

Según informó el medio BBC, el hecho ocurrió en el parque Bwindi Impenetrable, donde fue encontrado sin vida y con varias heridas cortantes en su piel, por lo que se estima que fue atacado con cuchillos.

Durante las últimas horas, las autoridades de Uganda detuvieron a cuatro cazadores furtivos que habrían estado implicados en la muerte de este importante gorila. Los sospechosos son de nacionalidad ugandesa y arriesgan a una pena de cadena perpetua y una multa de $ 5.4 millones de dólares si son declarados culpables.

Rafiki

Rafiki desapareció el 1 de junio y una partida de búsqueda halló su cadáver mutilado al día siguiente. Los guardabosques rastrearon a un sospechoso hasta una aldea cercana, donde presuntamente lo encontraron con carne de caza y trampas, una lanza y campanillas que se colocan en los collares de los perros de caza.

El hombre admitió que él y otros tres hombres habían estado cazando antílopes en el parque y que habían asesinado a Rafiki para defenderse cuando el animal los atacó.

Aunque Rafiki no fue asesinado por su carne, el incidente se ha producido tras las advertencias de los conservacionistas y las autoridades gubernamentales de que la pandemia de coronavirus y el confinamiento subsiguiente podrían obligar a las personas desesperadas a recurrir a la caza furtiva. 

Rafiki, que significa “amigo” en suajili, era un espalda plateada de 25 años que lideraba un grupo de 17 gorilas en el Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi desde 2008. La última vez que fue visto con vida fue el pasado 1 de junio, junto a su manada. 

Cazadores furtivos matan a 'Rafiki', el famoso gorila de Uganda

Además de la caza furtiva, a los conservacionistas les preocupa que la muerte de Rafiki pueda separar a su familia, conocida como grupo Nkuringo.

El peligro de este hecho es que, según Bashir Hangi, experto en animales africanos, los otros primates ahora corren peligro porque no tienen un líder a quien obedecer: “La muerte de Rafiki deja al grupo inestable y existe la posibilidad de que pueda desintegrarse”, expresó a la BBC.

Asimismo agregó que la manada “no tiene liderazgo en este momento y éste podría ser asumido por un gorila de espalda plateada mucho más salvaje”, un hecho que pondría en peligro no solo la interacción de los gorilas con los humanos, sino también el turismo en la zona.

El bosque de Bwindi forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco y es el refugio de casi la mitad de los gorilas de montaña que quedan en el planeta, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Este gorila pertenecía a los mil gorilas que quedan actualmente en el mundo de esta especie, razón por la que su muerte significa un verdadero golpe al reino animal. 

Sin dudas, el asesinato de este famoso gorila de montaña a manos de cazadores furtivos supone un revés tras las décadas de labores de conservación para alejar a la especie del precipicio de la extinción.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

https://www.instagram.com/p/CBT1MFJA4Lh/

2 respuestas

  1. ES UNA VERDADERA PENA SIEMPRE HABRA EN EST VIDA GENTE CRIMINAL Q DAÑO LE HACEN AL GRUPO Q LIDERABA ESTE GORILA DEBERIA HABER INA PENA MAS FUERTE LA PENA DE MUERTE PARA Q ASI DEJEN DE MATAR A ESTOS ANIMALES Q NO E HACEN DAÑO A NADIE

  2. Lamentable noticia, la muerte de Rafiki. En el libro “Gorilas en la Niebla” que leí hace muchos años, es nombrado como un gran lider. Una lamentable pérdida para la vida salvaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

2 respuestas

  1. ES UNA VERDADERA PENA SIEMPRE HABRA EN EST VIDA GENTE CRIMINAL Q DAÑO LE HACEN AL GRUPO Q LIDERABA ESTE GORILA DEBERIA HABER INA PENA MAS FUERTE LA PENA DE MUERTE PARA Q ASI DEJEN DE MATAR A ESTOS ANIMALES Q NO E HACEN DAÑO A NADIE

  2. Lamentable noticia, la muerte de Rafiki. En el libro “Gorilas en la Niebla” que leí hace muchos años, es nombrado como un gran lider. Una lamentable pérdida para la vida salvaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO