Chilenos piden la devolución de un Moái que fue extraído de la Isla de Pascua en 1868 al Museo Británico

Diseño sin título (57)
Redactora
¡Valora esto!

En un movimiento que ha captado la atención internacional, un grupo de ciudadanos chilenos encabeza una campaña exigente dirigida al Museo Británico para la restitución de un valioso moái extraído de la Isla de Pascua en 1868.

El trasfondo histórico revela que dos estatuas moái fueron despojadas del territorio chileno en cuestión durante el año 1868, y desde entonces, ha habido un constante llamado por parte de la comunidad chilena para que sean devueltas a su lugar de origen.

La agitación reciente fue desencadenada por un influencer chileno que instó a sus seguidores a inundar las plataformas de redes sociales del Museo Británico con mensajes que reclamaban la restitución del moái. Bajo la consigna «devuelvan el moái«, esta campaña digital logró una amplia participación, forzando al museo a desactivar los comentarios en sus publicaciones.

Aunque la cadena BBC reporta que la reina Victoria recibió estas estatuas como un regalo en 1869, donándolas posteriormente al Museo Británico, la comunidad chilena insiste en que se trata de un despojo injusto y claman por su retorno.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, respalda esta iniciativa que ha ganado fuerza en los últimos tiempos. En medio de la creciente presión, el Museo Británico ha expresado disposición para dialogar sobre el asunto, pero enfatiza en la necesidad de un debate respetuoso y equilibrado.

La institución sostiene que, según una legislación de 1963, no pueden retirar objetos de su colección, lo que complica la situación. No obstante, mantiene una relación cordial con la comunidad de la Isla de Pascua.

La Isla de Pascua, también conocida como Rapa Nui, es reconocida por sus imponentes estatuas moái, que datan de los años 1400 a 1640 d.C. A pesar de que muchas permanecen en la isla, algunas fueron trasladadas a museos alrededor del mundo, incluyendo la estatua ‘Hoa Hakananai’a’, que figura en la colección del Museo Británico.

El llamado por la devolución del moái no solo resalta la importancia del patrimonio cultural y la historia compartida, sino que también plantea interrogantes sobre la ética y la justicia en la preservación y exhibición de objetos de valor cultural en instituciones internacionales.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay mucho más sobre