Científicos crean un campo eléctrico que puede ayudar a reparar los huesos fracturados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Cuando se trata de huesos rotos, es posible que los niños de la generación Z nunca tengan que lidiar con la picazón que proviene de usar un yeso, un escenario demasiado familiar para niños y adultos que se han quebrado algún hueso.

En cambio, los médicos pueden, en un futuro próximo, reparar huesos rotos al encerrar la fractura en un campo de electricidad, lo que sería especialmente bienvenido para tratar partes del cuerpo, como el cráneo, donde los yesos no funcionan.

Un grupo de ingenieros biomédicos de la Universidad de Connecticut ha inventado un andamio de polímero no tóxico que también genera un campo eléctrico controlable para estimular el crecimiento óseo. Los investigadores publicaron un artículo en Nano Energy después de usar su dispositivo para curar fracturas de cráneo en ratones.

El dispositivo imita el campo eléctrico natural producido por nuestros cuerpos, una característica llamada piezoeléctrica, que significa generar electricidad a partir de las vibraciones, y puede fijarse sobre el hueso dañado sin una cirugía significativa.

El paciente puede mover una varita de ultrasonido sobre el área para estimular la generación de electricidad y, a diferencia de las máquinas existentes similares que son voluminosas y requieren electricidad de una toma de corriente o baterías, el dispositivo es liviano y genera el campo a través de ultrasonido.

El polímero del que está hecho el dispositivo no es tóxico y se disuelve gradualmente en el cuerpo con el tiempo, desapareciendo a medida que crece el hueso nuevo.

“El campo eléctrico creado por el andamio piezoeléctrico PLLA parece atraer células óseas al sitio de la fractura y promover que las células madre evolucionen en células óseas. Esta tecnología posiblemente se puede combinar con otros factores para facilitar la regeneración de otros tejidos, como el cartílago, los músculos o los nervios”, dice Ritopa Das, un estudiante graduado en Nguyen Research Group y el primer autor del artículo publicado.

La prueba de eficacia del dispositivo todavía está en duda, ya que los científicos no están exactamente seguros de por qué los campos eléctricos estimulan el crecimiento óseo.

El hueso en sí es algo piezoeléctrico, generando una carga superficial cuando el hueso está estresado por las actividades de la vida diaria. Esa carga superficial alienta a que crezca más hueso. Pero los científicos no saben si es porque ayuda a las células a adherirse a la superficie del hueso, o si hace que las células sean más activas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El Castillo de Windsor abre al público sus jardines por primera vez en 40 años

¡Gran -y real- noticia! El Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Isabel de Gran Bretaña, abrirá su jardín East Terrace Garden al público. Sin dudas, se trata de un suceso histórico considerando que será la primera vez en más de 40 años que la sociedad pueda acercarse a recorrer las instalaciones al aire libre de la familia real.

Castillo de Windsor
Vista aérea del Castillo de Windsor

Tal como indica su nombre, el castillo se encuentra en Windsor, un pueblecito pintoresco y agradable, en el oeste de Londres y hogar del prestigioso Eton College. Dicha construcción fue fundada por Guillermo el Conquistador. En cuanto a los jardines, inicialmente se plantaron para crear una vista agradable desde los apartamentos reales a lo largo de la fachada oriental del castillo.

Castillo de Windsor

Como suele suceder con las más importantes propiedades reales, los jardines resultan un verdadero atractivo en sí mismo. No solo por la prolijidad y variedad de paisajes que ofrecen con diferentes ejemplares de flora, sino también por los sucesos y/o acontecimientos de la historia que ha vivido. Como ser, durante la Segunda Guerra Mundial, el jardín de este castillo fue desenterrado para plantar vegetales y ayudar al esfuerzo de guerra con cultivos como maíz dulce, tomate y frijoles. Por aquel entonces, la joven princesa Isabel y su hermana tenían asignada una pequeña parcela para cosechar.

Los jardines fueron posteriormente remodelados por la reina Victoria y el Príncipe Alberto en el siglo XIX, aunque el príncipe Philip, esposo de la reina Isabel, es responsable de la imagen actual del jardín, que data de 1971.

Ahora, el Castillo de Windsor, donde la reina pasó los últimos meses debido al cierre de Gran Bretaña como consecuencia de la pandemia de coronavirus antes de viajar a Escocia, se encontrará abierto al público interesado en visitar el castillo durante los fines de semana del mes de agosto y septiembre.

Castillo de Windsor

El horario de visita varía dependiendo la época del año, pero en general es desde las 10:00 a 16:00 horas y la entrada para adultos tiene un costo de unos £22.50.

Si quieres conocer más lugares increíbles como este, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Me encantó ♥️😍🤞🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO