Cierra Yeliseyevsky, el emporio gastronómico de lujo que sirvió de epicentro a la vida cultural en Moscú durante 120 años

Cierre-mercado-Yeliseyevsky-moscú
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Triste noticia. Tanto para los residentes que pueden haber construido muchos de sus mejores recuerdos en este lugar, como para los viajeros amantes de la cultura y gastronomía local. Tras permanecer durante 120 años abierto -fue levantado en la Rusia Imperial en 1901-, el Yeliseyevsky Food Emporium cierra sus puertas. ¿Las razones? En parte, la imposibilidad de aggionarse a un contexto más moderno, pero el Covid-19 también ha hecho lo suyo.

El Yeliseyevsky comprendió la apertura de un colmado excéntricamente lujoso y elegante, construido en una mansión perteneciente a la princesa Zinaida Volkonskaya. Durante la época en la que vivió la princesa, la mansión sirvió como salón y epicentro de la vida cultural de Moscú donde a menudo se dejaban caer músicos, escritores y poetas famosos como Alexander Pushkin, conocido poeta de la era romántica rusa.

Cierra Yeliseyevsky, El Emporio Gastronómico De Lujo Que Sirvió De Epicentro A La Vida Cultural En Moscú Durante 120 Años
Cierra Yeliseyevsky, el emporio gastronómico de lujo que sirvió de epicentro a la vida cultural en Moscú durante 120 años

Luego, con la muerte de la princesa, el edificio pasó a manos de la familia de comerciantes Yeliseyevsky, quienes hicieron fortuna importando frutas y vino a la Rusia Imperial. Desde aquel entonces, adquirió la impronta que ha tenido hasta los últimos días del 2020: la tienda pronto se convirtió en uno de los sitios más populares de la ciudad porque ofrecía delicias caseras y productos importados raros, como vinos, muy valorados en la época. Al mismo tiempo, si bien los productos que se ofrecían elevaban la calidad gastronómica, también era su admirable interior lo que impulsó a que Yeliseyevsky tampoco pasara desapercibida entre los visitantes extranjeros.

Con la llegada de la Revolución Rusa en 1917, esta lujosa mansión fue nacionalizada. Afortunadamente, aún así no perdió su brillo ya que siguió consolidándose como uno de los pocos lugares en Moscú donde aún podía encontrarse caviar, codorniz, esturión ahumado y otros productos que de otro modo no estarían disponibles. En el año 1983, cuando el director fue condenado por corrupción, Yeliseyevsky Food Emporium marcaba lo que parecía ser una especie de inmunidad envidiable al sobreponerse a pesar de cualquier circunstancia.

En Rusia podrían haber pensado que parecía un icono insumergible pero, como ha pasado con sitios de gran renombre en todo el mundo, llegó la pandemia. El edificio de la tienda era propiedad de la ciudad, que tenía un contrato desde el año 2005 con la cadena de supermercados Aliye Parusa. En 2015, la ciudad acordó vender el edificio a la cadena, pero finalmente nunca se llegó a un acuerdo. En paralelo, en 2019 Aliye Parusa cerró sus tiendas, dejando sola a Yeliseyevsky.

Como consecuencia, la dramática situación sanitaria junto a un enrevesado acuerdo legal por la venta del edificio serían motivo suficiente para su cierre definitivo.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *