Cómo este joven de 20 años construyó una carrera viajando por todo el mundo probando asientos de primera clase en aviones nuevos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mientras que muchos adolescentes hacen su dinero trabajando en tiendas o entregando periódicos, para Alex Macheras, las cosas eran un poco más glamorosas. Ahora con 20 años, Macheras viaja por todo el mundo – a menudo en primera clase – probando nuevos aviones antes de que sean entregados a sus clientes.

Esto implica probar los asientos en cada cabina, disfrutar de la comida y, por lo general, tomar una copa o dos de champán para celebrar. Para luego compartir fotos de sus experiencias con sus seguidores en Instagram y Twitter.

Comparte actualizaciones y fotos de su fabulosa vida llena de champán con sus 13.000 en Instagram y Twitter. Por lo cual le pagan, aunque no estamos seguros muy bien cuanto, pero nos imaginamos que más que suficiente.

“Yo nací con el bichito viajero”, dijo. “Hay videos de mí como un niño pequeño que apunta hacia arriba en el cielo. Nunca fue algo de familia, mis padres trabajaron en la cocina y el automovilismo, por lo que nació de la nada”.

Hello @Airbus A340 👋🏽 @lufthansa #malta 🇲🇹

Una publicación compartida de Alex Macheras (@alexlhr) el

Estudió aviación en cada lugar que pudo e incluso tomó clases de vuelo.

“Mi familia solía bromear que a los 8 años podría hacer la demo de seguridad en cinco idiomas diferentes”, agregó.

A los 14 años, fue contactado por una emisora de radio del Reino Unido que había notado su análisis de la industria aeronáutica en Twitter.

Macheras dijo que estaba twitteando sobre “lo que estaba en las noticias en el momento, y explicando todo en Twitter”, dijo. “Mi edad era una cosa tácita – yo lo hice durante años, antes de que alguien supiera que yo era joven.”

Ahora, sus tweets y apariciones en el aire incluyen todo, desde discutir los precios de WiFi a bordo, hasta analizar la competencia en la industria aérea.

If you need me, I’ll be here 🍴🍫🍇🧀 #lufthansa #food #businessclass #travel #LHA350 #lufthansacrew #travel #fruit

Una publicación compartida de Alex Macheras (@alexlhr) el

Cuando tenía 16 años, incluso antes de terminar la escuela, apareció en Sky News, luego firmó contratos con otras empresas para continuar haciendo análisis de la aviación en la televisión. Decidió terminar la escuela a tiempo parcial para poder trabajar más.

Ahora trabaja colaborando con los fabricantes para completar entregas de nuevos aviones, lo que significa que ve los aviones ni bien salen de la fábrica, participa en vuelos de prueba y está allí cuando los aviones se entregan a los clientes.

@lufthansa #A350 #LHA350 #travel #frequentflyer #aviation

Una publicación compartida de Alex Macheras (@alexlhr) el

Prueba todos los asientos de cada cabina, incluyendo la primera clase. Los aviones suelen estar vacíos, así que prácticamente puede hacer lo que quiera (no hay reglas).

Cuando no viaja, se dedica a hablar sobre las últimas noticias de la aviación, escribir artículos sobre un vuelo de prueba, o participar en una Q&A de Twitter. Pero cuando viaja disfruta de lo mejor: consigue la experiencia completa, incluyendo salas de espera de primera clase, lujosas comidas antes del vuelo, bebidas y, si quiere, una siesta previa al vuelo en el aeropuerto.

Pasa la mayor parte de su tiempo viajando de un lugar a otro. “A veces me toma cuatro días sólo para volver”, dijo. Pero su casa está en el aire, por lo que no suele extrañar y se siente bastante cómodo. La ubicación en su perfil de Twitter dice: “Normalmente a 38.000 pies”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO