Compraron 17.700 botellas de alcohol en gel para revender pero su ‘negocio’ no salió como esperaban

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Dos hermanos se quedaron con 17.700 botellas de desinfectante de manos que compraron para vender durante el brote de coronavirus.

Matt y Noah Colvin de Hixson, Tenneseee (Estados Unidos), manejaron miles de kilómetros para comprar todas las botellas de alcohol en gel que les fuera posible. Gastaron alrededor de 15.000 dólares tan solo en transporte.

Habían planeado vender las botellas de 1 dólar a 70, con la gente entrando en pánico por la propagación de la enfermedad.

Sin embargo, después de que Amazon bloqueó las cuentas que intentaban ganar dinero con la crisis, la pareja se quedó con miles de botellas, sin poder venderlas.

En declaraciones a WRCB, Matt dijo: “La mayor parte se compró simplemente conduciendo a tiendas minoristas en el área de Chattanooga.

“El precio en Amazon fue definitivamente más alto que el minorista”.

Pero cuando se le preguntó si se disculparía por comprar tanto desinfectante después de ver a las familias luchando por comprar solo uno, dijo: “No, no creo que lo haría”.

Agregando: “Con los negocios, hay ganancias y hay pérdidas, y esta es una situación en la que cortar mis pérdidas es lo correcto”.

Matt dijo que el costo de entregar los artículos, así como el corte tomado por Amazon, mermó sus ganancias.

Él dijo: “Solo porque me costó 2 dólares en la tienda no significa que no me va a costar 16 llevarlo a su puerta”.

El empresario dijo que simplemente estaba corrigiendo “ineficiencias en el mercado”.

Después de recibir una ola de reacciones violentas de la gente en línea, ahora salió a decir que donará todas las botellas que le queden.

Mirá más historias como esta en Intriper

View this post on Instagram

Y si lo hacemos en todos lados? ✊

A post shared by Intriper (@intriper) on

Un pasajero le notificó al aterrizar a la tripulación que había dado positivo por coronavirus

JetBlue expulsó a un pasajero que voló de Nueva York a Florida (Estados Unidos) mientras esperaba los resultados de una prueba de coronavirus y notificó a la tripulación después de aterrizar que dieron positivo, dijo la aerolínea.

El pasajero salió del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy y aterrizó en West Palm Beach el miércoles por la noche. No reveló a nadie en JetBlue que estaba esperando los resultados de una prueba de coronavirus, dijo la aerolínea.

Al llegar, el pasajero le dijo a la tripulación que le habían notificado que la prueba era positiva y que la limpieza comenzó de inmediato por las áreas por las que pasó, según las imágenes de la cámara de seguridad, dijo la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. Incluían puertas, puestos de control de seguridad, mostradores de check-in y quioscos, ascensores y baños. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR